VEA LA FOTOGALERÍA

Fastidio vecinal por atraso de obras

A mediados de marzo de 2012, la avenida José Belloni fue cerrada para el tránsito a la altura de Juan Jacobo Rousseau y Camino Maldonado.

Carncería vial. El mercado de la esquina quedó completamente sitiado por el pavimento levantado Foto: Leonardo Carreño
Carncería vial. El mercado de la esquina quedó completamente sitiado por el pavimento levantado Foto: Leonardo Carreño
No estacionar. Los comercios se quedaron sin flujo de tránsito Foto: Leonardo Carreño
No estacionar. Los comercios se quedaron sin flujo de tránsito Foto: Leonardo Carreño
Estratégico. El cartel colocado en medio del corredor vial. Foto: Leonardo Carreño
Estratégico. El cartel colocado en medio del corredor vial. Foto: Leonardo Carreño

DIEGO CASTRO

Un enorme cartel que daba a esta avenida mostraba la maqueta de una moderna terminal de ómnibus con un centro comercial. El intercambiador Belloni iba a estar pronto en 18 meses, prometía el mismo cartel. Sin embargo, tres años después, la obra no se ha terminado.

Según el director de Movilidad Urbana de la Intendencia, Néstor Campal "la obra estará pronta a fines de abril o principios de mayo".

En una comparecencia ante la comisión de Movilidad de la Junta Departamental, Campal dijo que el Intercambiador Belloni "está integrando Camino Maldonado, uno ve que se está integrando al barrio".

Sin embargo, vecinos y comerciantes de la zona se sienten perjudicados por las demoras y complicaciones de la obra. Unos por que sus ventas bajaron, en algunos casos hasta el 40%, y otros porque nunca saben dónde tienen que tomarse el ómnibus o por la inseguridad en el barrio.

Carmen instaló, junto a su esposo, una rotisería seis meses antes de que comenzaran las obras del intercambiador. Desde ese momento, el matrimonio notó un descenso en las ventas de su negocio. "Llegamos a bajar hasta 40% nuestras ventas", afirmó la propietaria de la rotisería.

"La gente que antes venía a tomar el ómnibus, entraba en el comercio y se compraba algo para comer o para tomar. Ahora no, porque tenemos todas las calles levantadas", contó el empleado de una de las panaderías de la zona.

También los comerciantes se quejan del polvo y la mugre que entran por efectos de la obra. "Hay que tener la puerta cerrada; si no, te pasas barriendo", relató el propietario de un kiosco del lugar.

Pero el momento más tenso desde el inicio de las obras se vivió el pasado 3 de febrero, cuando por casi un día y medio los comercios y las casas ubicadas sobre Camino Maldonado entre Vicenza y Veracierto, se quedaron sin luz.

"Ese día les dije a los vecinos de cortar la calle y quemar cubiertas, porque la obra nos estaba perjudicando demasiado ya", contó una vecina.

La propietaria de una ferretería de la zona dijo que los cortes fueron intermitentes durante "por lo menos un día y medio", según comentó.

Un mercado de carnes de la esquina de Camino Maldonado y Pirineos debió alquilar un generador por $ 30.000, para no perder la mercadería.

Los comerciantes coinciden en que el apagón se produjo porque durante los trabajos de la obra "se tocaron cables de alta tensión".

Además, una serie de comercios ubicados sobre la avenida José Belloni, debieron cerrar sus puertas, ya que estaban ubicados en la zona donde el tránsito vehicular fue cortado.

En la zona había una santería, un consultorio dental y un taller de motos. Sólo el taller sigue trabajando.

Atraso.

La obra estaba proyectada para estar terminada en 18 meses. Es decir, que en septiembre de 2013, el Intercambiador Belloni debía ya estar funcionando.

Sin embargo, los trabajos aún continúan y las calles siguen levantadas. Si bien se notan avances, los vecinos no creen que en un mes y medio esté funcionando. "A esto le falta", dijo una vecina a la pasada.

Según el edil nacionalista Edison Casulo, la obra sufrió atrasos de distinta índole. "El más significativo fue la falta de dinero para seguir avanzando", señaló el edil.

"Tuvo problems iniciales importantes. Uno de ellos fue con la radio CX 36, que tenía su antena de transmisión en un terreno cercano al intercambiador" afirmó Casulo.

"Yo creo que ahora se está apurando esta obra por un tema electoral. No creo que si se inaugura sea con todo. Esto es para la foto", dijo.

"Lo previsto es que a fin de abril se habiliten los carriles, no sé si funcionando a pleno, pero por lo menos con el ingreso de vehículos", indicó Hugo Bosca.

"Después queda resolver el tema de los locales comerciales", admitió.

Tránsito.

"Cada vez que voy a mi trabajo tengo que buscar la parada del 306 porque siempre es en un lugar distinto", asegura Cecilia, que trabaja en Carrasco. A la vuelta, tiene que caminar ocho cuadras de la parada a su casa, cuando en condiciones normales, debería recorrer una y media. Durante esa recorrida, la robaron dos veces en el último año.

El director de Tránsito de la Intendencia, Hugo Bosca, admitió que se debieron "suprimir algunas paradas por la propia obra", así como debieron realizar cambios en el flechado de las calles.

Bosca señaló que el reordenamiento del tránsito, tras la inauguración de la obra, tampoco va a ser tarea fácil. "Hay que ver cómo se transita en la zona, se deberán hacer controles de los tiempos de los ómnibus del transporte colectivo, entre otras cosas", aseguró.

El jerarca municipal también aseguró que la obra no funcionara como terminal. "Va a ser estrictamente un intercambiador", dijo.

Por otro lado Bosca informó, que en la zona de lunes a miércoles de Semana de Turismo, habrá estacionamiento tarifado, no así del jueves al domingo. "Esta resolución recién se dio a conocer hoy (ayer)", afirmó el jerarca municipal.

Urse prometió obras completas para 2012.

En marzo de 2011, durante una comparecencia ante la comisión de Presupuesto de la Junta Departamental, el entonces director de Movilidad Urbana Gerardo Urse hablaba de "realizar el máximo de obras de los corredores exclusivos para el transporte público en el quinquenio".

"Tenemos previsto terminar la primera fase de las obras en el año 2012; paulatinamente, algunas de ellas van a estar terminadas en el 2011, y a finales del 2012 estaremos en pleno trabajo en los corredores exclusivos de transporte público planteados", afirmaba Urse.

Otra de las metas en esa fecha era "finalizar las terminales de Colón y el Intercambiador Belloni en pleno funcionamiento".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados