CUANDO LAS CERTEZAS DESAPARECEN DEL HORIZONTE

Familias enteras apostaron por Raincoop y perdieron

Testimonios de quienes invirtieron todo su ahorro en un “trabajo seguro”

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Integrantes de Raincoop protestaron por 10 horas en el Centro de Montevideo. Foto: F. Ponzetto

Anoche la asamblea de socios de Raincoop se encontraba definiendo el cierre formal de la cooperativa. Al cierre de esta edición se venía discutiendo sobre las condiciones en que ingresarían los trabajadores y afiliados a las cooperativas UCOT y Coetc y a la compañía Cutcsa.

En la asamblea cada afiliado ofrecía su punto de vista. Cada testimonio venía acompañado de una fuerte sensación de temor. Por ejemplo, Carol tiene 21 años, trabajaba como guarda en la línea 2 de Raincoop. Ingresó a la empresa en febrero pasado. Resolvió seguir el camino del padre que hace más de dos décadas que está en la empresa. Compró una participación social a un precio de US$ 35.000 que debe pagar en cuotas de US$ 500 por mes.

Más allá de si termina trabajando en una cooperativa o en Cutcsa, tendrá que seguir pagando su cuota aún con la compañía cerrada, dijo a El País.

"Yo me crié arriba de un ómnibus porque mi padre trabajó toda la vida en esto", afirmó.

Hace tres años que Matías Rosas se jugó por el transporte colectivo. Trabajó en distintos lugares y juntó US$ 10.000. Con ese dinero hizo una primera entrega para adquirir una tercera parte de una participación social en Raincoop. Acordó un descuento en su salario para pagar los US$ 23.000 restantes.

Se hizo "micrero" y pasó a conducir ómnibus y vender boletos al mismo tiempo. Así fue como se metió en el "negocio" familiar. Cobraba alrededor de $ 37.000, a lo que hay que restarle el descuento para pago de la participación social, y empezaba a cumplir el sueño de tener un trabajo estable.

"Yo tengo familia en el transporte y había sido chofer en otras ocasiones. Cuando pude juntar la plata, terminé siendo micrero", explicó. Rosas aseguró que no le importa a qué compañía irá a trabajar.

"El trabajo que hacemos arriba de los ómnibus es igual en todos lados", expresó. El "micrero" afirmó que Cutcsa hará unos US$ 13 millones con esta operación. Se estima que la compañía colocará en el mercado las partes de los coches que incorporará.

En 2011, Carlos y Julia resolvieron apostar fuerte por Raincoop. Vendieron su casa y tomaron un crédito para comprar dos participaciones sociales. Él era taxista y ella trabajaba en un comercio. Se fueron a vivir a un apartamento al fondo de la casa de la madre de Carlos. Asumieron que el sacrificio valía la pena. De hecho, su hijo mayor también compró una participación pero no le gustó el ambiente, malvendió su lugar y se fue a trabajar a España.

Ella se desempeñaba como guarda y él era chofer. Ahora, tras el colapso de Raincoop, no tienen nada. Están dispuestos a aceptar cualquier solución que les asegure un sueldo.

Bronca.

Los cooperativistas de Raincoop Marcelo Panizza, Marcelo Quintas y José Luis Senandez, dijeron ayer a El País que "terminamos en el peor escenario que nos podía haber tocado". "La Intendencia nos asesinó de una manera que nunca íbamos a pensar que lo iba a hacer. Dos días antes de la resolución teníamos una propuesta que incluía a Ucot, Coetc y Comesa, pero la Intendencia bajó a Comesa y nos mete por la ventana a Cutcsa. Comesa nos daba una participación societaria respetando los años que uno tiene y los que hemos colaborado para mantener a la empresa abierta", dijo Quintas.

Los trabajadores de Raincoop dicen que a cada miembro de la cooperativa se le adeuda "más de $ 500.000" por los aguinaldos de junio y diciembre de 2015, salarios impagos desde enero (cobraron el 50%), el aguinaldo de este mes y los vacacionales. Por este motivo, muchos accionarán contra la Intendencia, por entender que como ella es la dueña de las líneas, tiene responsabilidad por los haberes impagos.

"Hace 4 años que el socio viene manteniendo la empresa abierta a sacrificio y los últimos 6 meses gratis porque no ha cobrado ni un peso de salarios, de aguinaldos, de nada", dijo Quintas, uno de los cooperativistas que accionará contra la Intendencia.

Defunción.

Los trabajadores dicen que el intendente interino de Montevideo, Oscar Curutchet, "firmó el acta de defunción de Raincoop" privilegiando a Cutcsa "como ya ocurrió en muchas oportunidades", cuando los máximos jerarcas de la IMM habían dicho que esta empresa no participaría de la absorción de las líneas. También protestaron por el hecho de que el intendente Daniel Martínez estuviera fuera del país "en momentos en que se dictó la sentencia de muerte a Raincoop".

"Por ahora no se puede hacer nada, a no ser por la vía judicial. En la Intendencia frenteamplista murieron varias cooperativas, como el caso de Cooptrol, cuyas líneas también se las dieron a Cutcsa. Otra empresa que competía con Cutcsa era Raincoop, y le dieron las líneas. Las de las otras empresas recorren de oeste a este, y viceversa, y no son netamente competitivas con Cutcsa. Curutchet y Máximo Oleaurre (director de Transporte) nos meten a Cutcsa por la ventana sin contemplar lo que se había propuesto entre todas las empresas: que tengamos una participación social y que se mantenga el sacrificio de la masa social para mantener a la empresa en todos estos años. En Cutcsa vamos como empleados, sin antigüedad y sin derecho a nada", indicó Quintas

En tanto, José Luis Senadez dijo que "también se le sacó a Ucot la línea D 10 que se le había asignado, una diferencial que va al Géant, que le fue entregada a Cutcsa. No respetamos lo que se venía trabajando".

"Acá se nos mintió desde el principio. Cuando empezaron las negociaciones la Intendencia siempre apostó a que los socios de Raincoop fueran distribuidos dentro de las cooperativas. Hay audios en los que Martínez dice, en reuniones, que no quiere apostar a Cutcsa para que no siga creciendo y se transforme en un monopolio. Lo ha venido diciendo todo este tiempo. Y el director de Transporte (Máximo Oleaurre) también lo admitió en muchas reuniones que ha tenido", denunció Senandez.

Hoy Cutcsa empadrona 29 ómnibus ante IMM.

En la mañana de hoy la empresa Cutcsa empadronará 29 ómnibus destinados a cubrir las líneas que pertenecían a Raincoop. Juan Salgado, presidente de la compañía, confirmó anoche a El País que los servicios se normalizarán a partir del próximo lunes.

En una primera etapa el servicio será cubierto con personal propio de Cutcsa mientras se aguarda la incorporación de los exintegrantes de Raincoop.

Las 29 unidades ya cuentan con las máquinas expendedoras de boletos y están prontas para comenzar a trabajar.

Una vez que se resuelva la adjudicación de los puestos de trabajo, los nuevos empleados deberán cumplir con la revisión médica y la presentación de la documentación necesaria para trabajar como chofer, en el caso de los conductores o "micreros".

De acuerdo a la resolución de la Intendencia, Cutcsa deberá disponer de 41 unidades para cubrir los recorridos de Raincoop. Los 12 coches restantes se sumarán en los próximos meses.

Hasta anoche no había una fecha definida para la realización de los sorteos para ingreso de personal. Ayer había una lista de medio centenar de voluntarios para ingresar a Cutcsa.

Diputado Olaizola consultará a Rossi.

En esta jornada el diputado nacionalista Juan José Olaizola consultará directamente al ministro de Transporte, Víctor Rossi, sobre la situación de Raincoop.

El legislador aprovechará que el secretario de Estado está convocado, desde hace un tiempo atrás, para la comisión de Transporte de la Cámara Baja para hablar de varios temas.

"El año pasado, le dijimos a Rossi que era necesario revisar el sistema de transporte de Montevideo. Él nos dijo que no se oponía pero en los hechos no hubo ninguna revisión. Para nosotros el gobierno tuvo una actitud omisa o deliberadamente dejó caer Raincoop", aseveró el legislador blanco.

Mientras tanto, un grupo de socios de Raincoop prepara una acción legal para recurrir la entrega de las líneas metropolitanas 221 y 222 (con destino a balnearios de Canelones) en el entendido que no están dadas la garantías para el ingreso de personal.

Los recorridos fueron adjudicados a Coetc y UCOT con la condición de que contraten a cuatros trabajadores por ómnibus. Se trata de una ecuación más amplía que la resuelta para el transporte urbano por la que se fijó la contratación 3,1 funcionarios por coche.

Los socios de Raincoop argumentan que el MTOP impide el ingreso de personal que se encuentren litigando contra el Estado, un elemento que está redactado en la adjudicación que hizo el organismo días atrás.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)