investigadora sobre ancap

FA rechaza que los estacioneros comparezcan en la investigadora

La oposición planteóinvitar a la Unión de Vendedores de Nafta (UVN) a comparecer mañana en la comisión investigadora sobre Ancap, pero el Frente Amplio, que tiene mayoría en la comisión, se negó. Los estacionerosrebaten el argumento del vicepresidente Raúl Sendic.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Pistero de Ancap.

La comisión investigadora del Senado sobre Ancap rechazó un planteo de la oposición para invitar a la Unión de Vendedores de Nafta (Unvenu) a comparecer mañana viernes.

La mayoría que el Frente Amplio tiene en la comisión negó el pedido de los partidos Nacional, Colorado e Independiente que pretendían escuchar la posición de la gremial luego que el vicepresidente Raúl Sendic atribuyera a un acuerdo salarial las pérdidas del ente petrolero.

Sendic dijo en su comparecencia que la mejora salarial que incrementó las pérdidas de Ancap fue concedida a 8.000 trabajadores que pasaron de ganar $ 4.000 a un salario mínimo de $ 10.000.

Pero la Unvenu rebate el argumento del vicepresidente, sobre que este aumento concedido a los empleados de las estaciones de servicio en 2011 incrementó en US$ 50 millones anuales las pérdidas de Ancap.

El salario de los pisteros en 2010 era de $ 7.964 y en enero de 2011 pasaron a ganar $ 9.922, es decir que el aumento fue de $ 1.958, unos US$ 100 teniendo en cuenta que en ese momento el dólar rondaba los 20 pesos. Ese aumento, multiplicado por 8.000 trabajadores que mencionó Sendic (aunque los pisteros rondan los 6.800) implica un sobrecosto de 10 millones de dólares al año, a los que se debe adicionar un 30% de cargas sociales que también asume Ancap y totalizan 13 millones de dólares anuales.

Aún calculando el cambio en el régimen que afectó el pago de horas extras, fuentes consultadas por El País señalaron que cualquier estimación queda muy lejos de los US$ 50 millones que manejó Sendic.

En la comisión investigadora sobre Ancap, Sendic, que presidió la empresa pública, afirmó que el Ministerio de Economía no le permitió trasladar a los precios los costos del pago a los trabajadores y sostuvo que el problema crecía a un ritmo de US$ 50 millones por año.

El expresidente de Unvenu, Héctor Parrella, dudó del impacto de los aumentos salariales en las cuentas de Ancap. "En su momento alcanzaba con aumentar treinta centésimos el litro de combustible para financiarlo. No entiendo cómo se llegó a ese déficit", dijo a El País.

Según Sendic, a los US$ 50 millones por año que representaba al aumento de costos por el pago de los trabajadores de las estaciones de servicios, se deben sumar otros que, aclaró, tampoco fueron reconocidos por el Ministerio de Economía y que por lo tanto no se trasladaron al precio de los combustibles. En esta lista están: el aumento de la masa salarial de los trabajadores de Ancap (equivalente al 37%) y la regularización de nuevos ingresos de funcionarios que estaba obligado a incorporar por la ley.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)