Todas las propuestas apuntan a mejorar los recursos en educación y salud

Al FA se le agota el tiempo para acordar cambios al Presupuesto

Acinco días de comenzar la votación del proyecto de Presupuesto en comisión de Diputados, el Frente Amplio no se pone de acuerdo en la redistribución de gastos y todos los días aparecen nuevas propuestas. Ayer, el presidente Tabaré Vázquez reiteró en Nueva York que no habrá mensaje complementario.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Legisladores esperan por respuesta del MEF y se vuelven a reunir el sábado 3. Foto: F.Flores.

A lo propuesto por el Movimiento de Participación Popular (MPP), el Partido Comunista y el grupo IR, ayer se sumó un nuevo documento de la bancada del Partido Socialista (PS) para redistribuir US$ 93 millones (US$ 43 millones en 2016 y US$ 50 millones en 2017) en el Presupuesto. Hoy, la lista 711 que lidera el vicepresidente Raúl Sendic presentará otra alternativa.

Hay legisladores que son pesimistas y advierten que ya se debería haber ajustado el texto del proyecto a votarse el lunes 5 en la Comisión de Presupuesto y Hacienda. Otros, más optimistas, consideran que por los "puntos de contacto" de las propuestas rápidamente se llegará a un acuerdo. Al igual que planteó el MPP y el Partido Comunista, los socialistas pretenden obtener fondos del Ministerio de Defensa para redistribuirlos en educación y salud.

Debido a diferencias internas, el MPP optó por dar marcha atrás en su idea de recortar el llenado de vacantes militares. Esto porque tanto la senadora Lucía Topolansky como el director general de Secretaría de Defensa, Hernán Planchón —ambos integrante del MPP— se oponen a la medida. Además, el MPP se niega a quitarle recursos al Ministerio del Interior, como se propone por el PS, ya que se afectaría a la cartera conducida por uno de los referentes de ese sector, como lo es el ministro Eduardo Bonomi.

Los socialistas plantean redistribuir gastos desde los ministerios de Defensa e Interior para la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), la Universidad de la República (Udelar) y la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE), según el documento al que tuvo acceso El País.

En lo que respecta al Ministerio del Interior, piden postergar la implementación de la ley orgánica policial hasta el 2018. En tanto, proyectan mantener el aumento de recursos para el programa "Pelota al medio a la Esperanza", los aumentos para salarios del personal penitenciario y becarios. El monto total a reasignar desde esta cartera sería de $ 435 millones en 2016 y $ 645 millones en 2017.

En relación a Defensa, los socialistas están de acuerdo con el aumento salarial del personal subalterno de $ 750 a $ 2.000, pero proponen financiarlo con los recursos previstos para el llenado de vacantes ($144 millones); esto significa que las Fuerzas Armadas no podrían llenar más vacantes. En tanto, solicitan que los $ 256 millones que estaban pensados para esto sean empleados para otras prioridades.

Asimismo, impulsan la idea que algunas partidas vinculadas a la creación de cargos de confianza y compensaciones sean empleadas para mejorar los presupuestos de educación y salud. Por ejemplo, $ 69 millones previstos para compensaciones para funcionarios de Presidencia, el incremento de $ 26 millones para el Ministerio de Ganadería para la conformación de una nueva unidad ejecutora de Bio Seguridad, otros $ 20 millones para el pago de compensaciones a funcionarios diplomáticos durante su residencia en Uruguay, y $ 3,8 millones para la creación de cargos y aumento de sueldos de directores del Mides.

Por otra parte —y al igual que el MPP— los socialistas son partidarios de reducir partidas de la Agesic, lo cual supondría un ahorro de $ 374 millones en 2016 y $ 369 millones en 2017. De todos modos, se mantienen los recursos para la implementación de las historias clínicas digitales.

Los recursos provenientes de estos ahorros serían usados para ASSE ($ 200 millones), $ 696 millones para la ANEP y $220 millones para la Udelar (incluyendo el ISEF). Además se destinarían $ 50 millones al Instituto Clemente Estable, $ 25 millones para el cine y se reservaría otro monto para la ley de medios. A su vez, proponen revisar la política de subsidios vinculadas a las exoneraciones que reciben las empresas por donaciones a instituciones educativas privadas. El documento de los socialistas no fue aprobado por el Ejecutivo del PS, por lo que "no es oficial", dijeron desde el ala renovadora.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados