HISTÓRICO ENCUENTRO

FA celebra visita de Obama a Cuba, pero critica a EE.UU.

Reclaman fin del bloqueo comercial a la isla e igualdad en negociaciones.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El presidente de EE.UU. en la Plaza de la Revolución. Foto: AFP

Por primera vez en 88 años, un presidente estadounidense pisó territorio cubano . Para el Frente Amplio la llegada de Barack Obama a la isla que hace medio siglo vive bajo un régimen comunista es un "momento histórico". Desde los distintos sectores de la coalición de izquierda celebran la visita oficial de Obama, aunque reivindican su ideología antiimperialista, así como sus críticas a la política exterior estadounidense.

El director de Trabajo y dirigente del Partido Comunista, Juan Castillo, dijo a El País que "no hay contradicciones" entre lo que piensan los comunistas sobre Estados Unidos y la valoración positiva de la visita de Obama. "Uno no puede dejar de reconocer que es un acontecimiento histórico y no se pueden perder de vista las consecuencias futuras, porque si se pone fin al embargo a la isla de hace más de 50 años estaríamos ante un avance concreto y fundamental. Aunque falta para eso", opinó.

Castillo entiende que la visita de Obama "es positiva" y "no se puede dar palo". "No dudo que a partir de ahora van a empezar a escribirse ríos de tinta, editoriales completos de sesudos hombres de pluma fácil que van a interpretar para un lado y para el otro lo que fue el acontecimiento", aseguró.

El jerarca indicó que aunque hay avances en las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, eso no cambia la postura política que tiene con respecto a la potencia mundial. Aseguró que el "antiimperialismo" es una posición ideológica que va más allá del presidente Obama, "es una concepción más de fondo".

El diputado socialista Roberto Chiazzaro también hace un balance positivo del encuentro de Obama con el presidente cubano Raúl Castro. "Es una señal de una convivencia más civilizada, pero todavía falta el gran salto que implicaría terminar con el bloqueo", subrayó.

Chiazzaro señaló que Estados Unidos "sigue siendo un país injerencista" y continúa teniendo una "actitud imperialista". Para el legislador, el hecho de que Raúl Castro reciba a Obama "habla de la grandeza del gobierno cubano".

El exsenador de la Vertiente Artiguista Enrique Rubio consideró que con la visita de Obama a Cuba se cumple el primer paso para levantar el bloqueo a la isla, el cual, dijo, es un reclamo que viene haciendo la izquierda desde hace años. "Nos parece extraordinariamente positiva esta apertura de Estados Unidos con Cuba", precisó.

Rubio calificó de "irritante y negativo" al embargo comercial, económico y financiero que impuso en octubre de 1960 Estados Unidos a Cuba. En ese marco, advirtió que el acercamiento "no puede ser leído como un fracaso" del gobierno de Cuba.

Para Rubio, la normalización de relaciones entre Estados Unidos y Cuba no incide sobre las definiciones ideológicas que históricamente tiene el Frente Amplio y hacen parte del último programa aprobado por el Congreso de la coalición en noviembre de 2013. "Esto no cambia nada de nada, solo muestra el fracaso de una política internacional y el reconocimiento que era necesario un viraje. Así que bienvenidos estos cambios", justificó.

Por su parte, el diputado Daniel Caggiani (MPP) opinó a favor del reestablecimiento de las relaciones, lo cual aseguró es "un hito". "Tanto Cuba como Estados Unidos tienen gobiernos soberanos y en un mundo multipolar es necesario que se den diferentes tipos de relaciones diplomáticas, creo que es bueno siempre que sean en un marco de igualdad", aseguró.

El diputado Gonzalo Mujica (Asamblea Uruguay) entiende que la visita tendrá un saldo positivo. "Respaldo el viraje de la política exterior de Estados Unidos, el bloqueo era una barbaridad", enfatizó".

El diputado suplente del Partido Comunista, Gerardo Núñez, también calificó de "positivo" al encuentro, "porque el principal objetivo es levantar el bloqueo". Para él, la normalización de relaciones no deja mal parado al gobierno de Castro, sino que demuestra su "madurez". "Es un buen gesto haberlo recibido y habla bien de la revolución cubana", aseguró.

Pese a ello, dijo que su sector continuará expresando la "condena al imperialismo". "Una cosa no quita la otra, creo que la relación diplomática que pueda existir entre los países no quita la denuncia respecto al papel de Estados Unidos en el mundo", subrayó.

En el FA ven "injerencia" en la región

Hay sectores dentro de la izquierda, como el MPP y el Partido Comunista, que atan la crisis política en Brasil y otros países de la región a una "ofensiva de la derecha" en América Latina.

En la misma línea, el diputado socialista Roberto Chiazzaro opinó que hay una "ofensiva de Estados Unidos en América Latina". "Creo que esto forma parte de la política injerencista e imperialista de Estados Unidos, por eso el Frente Amplio tiene una opinión muy clara contra esto", aseguró el legislador. Chiazzaro sostuvo que hubo "injerencia" de EE.UU. en el golpe de Estado que tuvo lugar en Venezuela durante el gobierno del fallecido expresidente Hugo Chávez, así como en "los intentos de desestabilización" registrados en Bolivia. "No tengo pruebas, pero quisiera saber si detrás de lo que ocurre en Brasil no hay alguna actividad de la Embajada de Estados Unidos", enfatizó.

Por su parte, el diputado comunista Gerardo Núñez dijo a El País que en América Latina "el objetivo final de Estados Unidos es la desestabilización de los procesos democráticos", tanto de Brasil, como Argentina o Bolivia.

"El objetivo fundamental de Estados Unidos es desestabilizar (...) No es casual que por ejemplo en nuestro país hoy tengamos como embajadora de Estados Unidos, a quien fue expulsada de Venezuela por estar incentivando la desobediencia a la democracia. Uruguay no escapa a eso", afirmó el legislador.

REACCIONES EN LA IZQUIERDA

Juan Castillo: "Seguimos siendo antiimperialistas"

“No dudo que a partir de ahora van a empezar a escribirse ríos de tinta, editoriales completos de sesudos hombres de pluma fácil que van a interpretar para un lado y para el otro lo que fue el acontecimiento de la jornada (...). El antiimperialismo es una postura ideológica que va más allá de Obama”, dijo Juan Castillo.

R. Chiazzaro: "La injerencia de EE.UU. continúa"

“Estados Unidos sigue siendo un país injerencista y continúa teniendo una actitud imperialista. Que Raúl Castro haya recibido a Obama habla de la grandeza del gobierno cubano. La visita es una señal de una convivencia, pero todavía falta el gran salto que es terminar con el bloqueo”, dijo el diputado Roberto Chiazzaro.

Daniel Caggiani: "Son necesarias las relaciones"

“Tanto Cuba como Estados Unidos tienen gobiernos soberanos, y en un mundo multipolar, con diferentes países emergentes, es necesario que se den diferentes tipos de relaciones diplomáticas. Creo que es bueno siempre que sean en un marco de igualdad”, afirmó a El País el diputado del Movimiento de Participación Popular, Daniel Caggiani.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados