reclamo

Exreclusos de Guantánamo continúan frente a la embajada de EE.UU.

Cuatro de los seis liberados de Guantánamo pasaron la noche del viernes y continuaban ayer frente a la embajada de Estados Unidos para reclamar que ese país o el gobierno uruguayo accedan a brindarles a cada uno una vivienda, más dinero y facilidades para reunirse con sus familias.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Los ex presos de Guantánamo amanecieron frente a la embajada. Foto: F. Flores

Según comprobó El País en la mañana de ayer los hombres continuaban en el jardín externo del edificio, en el barrio Palermo y frente a la rambla. Los hombres esperan poder ser recibidos mañana por alguna autoridad de la embajada.

En la noche del viernes, los refugiados contaron a la prensa que Omar Mahmoud Faraj (sirio) y Abdul bin Mohamed (tunecino) debieron dejar el hotel Metro en el que se estaban alojando a pedido del propietario porque no estaban pagando.

La encargada del hotel céntrico desmintió ayer a El País que el hotel los haya echado y aseguró que, por el contrario, el propietario les había ofrecido quedarse sin pagar hasta que solucionaran la situación, ya que hace dos semanas dejaron de recibir los $ 15.000 mensuales que les daba la representación local de Acnur (la agencia de la ONU para los refugiados) porque se negaron a firmar un documento con determinadas condiciones, que consideraron una forma de presión.

Sí firmó, en cambio, el palestino Mohamed Tahanmatan que no fue a la embajada de Estados Unidos en la rambla montevideana, al igual que el sirio Abu Wael Dhiab, que se desplaza en muletas.

Fernando Pereira, coordinador del Pit-Cnt, dijo al diario El Observador que la central transfirió el tema al Servicio Ecuménico para la Dignidad Humana (Sedhu), que representa a Acnur y es esta organización que se ocupa ahora.

Aseguró que nunca se comunicaron con ellos previo a la manifestación y que mientras la central sindical estuvo a cargo, además de brindarles alojamiento, alimentación y energía eléctrica, tenían un teléfono a disposición para hacer llamadas, incluso al exterior.

En la noche del viernes, los liberados de Guantánamo aseguraron que estaban "muy enojados", que "la casa es chiquita" y que durante cinco meses "ha sido lo mismo, solamente hay palabras".

La embajada de Estados Unidos emitió un comunicado en el que señala que "es consciente de esta solicitud" (de entrevistarse con algún funcionario estadounidense), pero aclaró que "todo pedido de entrevista debe realizarse a través de los canales correspondientes y durante el horario de trabajo de esta representación".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados