FEBRERO CALIENTE

Explosión de los tambores en la isla más candombera

Las comparsas clásicas y multipremiadas desfilan hoy por Sur y Palermo.

Llamadas por Arotxa
Llamadas por Arotxa

A primeras horas de la madrugada de ayer culminó la primera etapa de las Llamadas y esta noche llega el plato fuerte, con títulos clásicos y otros en ascenso. Algunos de los nombres de las comparsas que desfilarán por Isla de Flores apelan a la religazón con lo afro, como Yambo Kenia, Candongafricana o Elegguá (uno de los siete dioses de la religión yoruba, el primero en ser llamado en toda festividad y el último en despedirse).

Hay otros nombres de comparsas más bien neutros, como Mi Morena o Tronar de Tambores, algunos como el de La Tangó que apuestan al saber de musicólogos, y otros que concretan algún tipo de homenaje a sus raíces bien montevideanas o refieren a su cuna, entre ellos los de La Facala (tributo al conventillo o casa de inquilinato en donde surgió la premiadísima comparsa palermitana Esclavos de Nyanza), o C1080 (al inicio conocida como Cuareim 1080, por la dirección del histórico caserón colectivo Medio Mundo ubicado en esa dirección).

Mientras que en los nombres de las murgas predominó siempre el espíritu jocoso y la jerga callejera (desde Curtidores de Hongos hasta Patos Cabreros, Asaltantes con Patente y Araca la Cana), en el mundo candombero ancló el respeto solemne, la reverencia antropológica a un pasado remoto o cercano, cargado de sacrificios. De todos modos, no faltaron ni faltan las modas y asimismo el recuerdo de prestaciones musicales, como las habaneras. En verdad, la categoría de negros y lubolos (o blancos pintados de negro con betún o un corcho quemado) es la más antigua de las que han perdurado, y para sus primeros conjuntos no parecía fácil zafar de la inclusión de tres nombres en sus títulos: esclavos, africanos y negros.

En 1903, cuando reclamaron la creación de una categoría propia, especial, para poder competir, porque de lo contrario, si no había premios, se ausentarían de los tablados, figuraban: Esclavos de Asia, Lanceros Africanos, Negros Hacheros, Esclavos de Nyanza, Hijos del Congo, Negros Libertadores, Pobres Negros Cubanos, Esclavos Africanos, Esclavos de La Habana y Esclavos de Mozambique.

En 1905, al iniciarse la competencia, la primera triunfadora fue Negros de Asia, que mereció $ 30, época en que un dólar cotizaba a $ 0.96 y un boleto de ómnibus costaba 2 vintenes (precio que mantuvo hasta 1936).

En el siglo XX, en la lista de los más premiados seguirían figurando títulos de similar estilo, por ejemplo, Libertadores del África, Miscelánea Negra, Añoranzas Negras, Fantasía Negra o Serenata Africana. Otras campeonas escaparon a esa línea bautismal pero sin olvidar el destaque de un espíritu legionario y guerrero, como ser Marabunta, dirigida por José De Lima, que contara entre sus vedettes a una debutante Tina Ferreira, quien en su retorno a la fiesta competitiva en 2017 decía en Sábado Show que, para ella, la palabra Carnaval podría derivar de la referencia "Carne para Baal", un resurgimiento a partir de la adoración a Baal, el dios diabólico de los cananeos, al que se ofrendaba con carne humana y de animales, además de con prácticas inmorales y placeres sexuales extremos.

En el mundo de las comparsas, y sin abandonar la historia de los títulos, si hubo un año bisagra ese fue 1956, al municipalizarse las Llamadas. Entre el tiempo anterior y el nuevo, el principal estandarte lo portó la novísima Fantasía Negra, que en el 54 había dado el primer paso triunfal para el quinquenio.

Eso supuso una respuesta de la calle Ansina para mantener viva la rivalidad candombera con la calle Cuareim, de donde surgió Morenada, una comparsa del Medio Mundo que le dio al candombe la grifa de invención uruguaya y a la vez fue la primera que actuó en el exterior del país, desde Argentina y Bolivia hasta Alemania.

Récord de títulos del interior en concurso.

Cuando culminen las Llamadas en la madrugada de mañana domingo se habrá registrado un récord en este tipo de desfiles de comparsas de negros y lubolos, con la participación de 11 del interior del país (una de ellas invitada). Se mantiene el tiempo de desfile de 75 minutos para que cada comparsa complete el trayecto, en tres tramos encadenados de 25 minutos, a controlar por relojes que tienen un receptor conectado a la vez a un emisor que puede consultar cada concursante.

Fiebre de Llamadas en noche de sábado,

Fuera de concurso, la comparsa de Mundo Afro abrirá las Llamadas por Carlos Gardel e Isla de Flores a la hora 20:15; le seguirá una representación de Mujeres de Negro y después La Peregrina (integrada por uruguayos y descendientes que residen o lo hicieron en Suecia).

Para las 20:55 está prevista la salida del carro de las Figuras del Carnaval. Y a las 21:00 comenzará el pasaje de los primeros "trenes", a toda lonja y madera: C 1080, Yambo Kenia, La Jacinta, Sarabanda, Tronar de Tambores, La Simona, Cenceribó, La Tangó y Zumbae. Hasta ahí, las primeras diez del concurso de Llamadas del año pasado.

A la hora 22:30 arrancará Valores (de Ansina) y tras ella La Facala, Elegguá, M.Q.L., La Fabini, La Gozadera, La Unicandó, Batea de Tacuarí, La Generación Lubola, Mi Morena, La Carpintera Roh, Candongafricana, Uráfrica, Samburu Moran y De San Carlos.

Las localidades adquiridas para esta etapa que se iba a disputar ayer viernes y se suspendió por anuncio de lluvia, tendrán validez esta noche de sábado.

De existir remanente, se venderá en el circuito. La comparsa ganadora obtendrá $ 300.000, $ 60.000 la mejor cuerda de tambores y $ 24.000 la mejor vedette.

AVENIDAS

Batiendo los parches en circuitos especiales.

La llamada fue definida por el musicólogo uruguayo Lauro Ayestarán como "la convocatoria que hacían los tamborileros de una comparsa para concurrir a ella. Se llamaban haciendo sonar sus parches en el barrio y reclutaban sus adherentes".

La tradicional competencia de comparsas negras que formaban "avenidas" en los barrios Sur y Palermo fue oficializada en 1956 y a lo largo del tiempo pocas veces salió de su reducto.

El viernes 5 de marzo de 1976 la comparsa Llamarada Colonial inició el desfile de Llamadas que recorrió, desde Rambla República Argentina y Paraguay, las calles Carlos Gardel, Isla de Flores, Ansina, San Salvador, Magallanes, Durazno y Cuareim, entre otras. La silla para presenciar el espectáculo se alquilaba a N$ 0.80 y lo significativo esta vez fue la construcción de escenarios especiales para la actuación de los conjuntos en la calle Cuareim (entre Gardel y Durazno) y en la calle Ansina (entre San Salvador e Isla de Flores).

Para el desfile de cierre del Carnaval hubo una especie de Llamada extra; se hicieron presentes todos los conjuntos de negros y lubolos agrupados en un solo contingente de 400 personas. Además de Llamarada Colonial participaron: Llamada del Cordón, Feria Morena, Marabunta, Hermandad Cerrense, Kanela 76, Concierto de Candomberos, Acuarela de Candombes, Lonjas de Ansina, Lonjas de Cuareim y Sueño Moreno.

En 1979 el desfile de Llamadas se efectuó por la Avenida 18 de Julio. Los Esclavos de Nyanza estrenaron el tambor más grande del Carnaval uruguayo: 57 centímetros de boca, por 37 de culata y 73 de panza. La idea fue del director de la comparsa, Ernesto Gares, y el coraje para percutir semejante instrumento lo tuvo el pintoresco "Queca" del Buceo.

En 1992, por primera vez se cumplieron las Llamadas en el barrio Unión, por la Avenida 8 de Octubre; aquella denominada Revancha del desfile principal de las comparsas se reiteró solo en el año 1993.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º