EN BUSCA DE LAS RUINAS DE LA "GUARDIA VIEJA"

Expedición a la fortaleza fantasma

Buscan en Cerro Largo las misteriosas ruinas de un fortín de 225 años de antigüedad.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Expedición a la Fortaleza Fantasma. Foto: Nestor Araujo

Esta semana se formó una nueva expedición para buscar la "Guardia Vieja" de Cerro Largo. Se trata de las ruinas de piedra más buscadas del departamento; datan de 225 años de antigüedad y estarían abandonadas en campos en la falda del Cerro Largo.

Decenas de historiadores han estado frente a varias construcciones de piedra similares a fuertes de la época, pero no arriesgaron nunca a determinar que las ruinas halladas puedan haber pertenecido a la llamada "Guardia Vieja".

Originalmente la construcción fue denominada "Guardia San Nicolás de Bari". De acuerdo a una publicación del Estado mayor General del Ejército, del año 1858, fue un fuerte de piedra construido para cuidar la riqueza ganadera, del estado de la campaña y sus habitantes. También sirvió para las guardias y puestos fronterizos instalados para la defensa.

El fuerte fue montado en el verano de 1791, cuando llegó hasta allí un contingente de Montevideo y encontró que el lugar era apropiado para el buen suministro de agua y leña.

Subordinados, voluntarios, presos y blandengues acarrearon enormes piedras para la construcción del cuartel. El mismo constaba de una cocina, cuartos, depósitos, celdas, corrales y demás instalaciones rústicas y de gruesas paredes.

La Guardia solo sirvió 4 años, hasta que fue trasladada a donde hoy está la ciudad de Melo. A fines de 1794 el Virrey don Nicolás de Arredondo puso la campaña de la Banda Oriental al cuidado de Agustín de la Rosa, quien consideró que la guardia no estaba bien ubicada. No tenía buena vista y había demasiados bañados en sus alrededores, los que dificultaban la conservación del ganado y eran intransitables.

Investigaciones.

Hace más de sesenta años se viene investigando el lugar exacto del fortín por parte de renombrados historiadores de Melo como German Gil Villamil o Víctor Humberto Ganello, pero con pocos resultados. Han sido halladas ruinas en varias zonas cercanas a la posible ubicación del fuerte, pero los investigadores no arriesgaron nunca que puedan haber pertenecido a la "Guardia Vieja".

Con antecedentes muy olvidados, prácticamente ignorados por la opinión pública, la búsqueda fue renovada hace dos años por personas más jóvenes. El periodista Juan José Palacio llegó al lugar y alertó que podría estar frente a las ruinas de ese fuerte.

En esta Semana Santa, un grupo de personas interesadas en descubrir la historia, encabezadas por Marcos Sosa Cantera, llegaron al lugar utilizando detectores de metales y basándose en libros, mapas y recortes de prensa. Enfrascados en papelería y viejos libros que pudieran dilucidar enigmas de antaño de interés histórico para el país, el azar investigatorio puso en contacto al grupo con lo que lo que posiblemente sea la "Guardia San Nicolás de Bari".

Por ahora solo hallaron algunos metales en los alrededores de unas enormes murallas de piedras, que presagian ser la "Guardia Vieja".

Libros que están en el Museo Histórico regional de Melo establecen que "la Guardia de Cerro Largo denominada el 28 de marzo de 1791 Guardia de San Nicolás de Bari está emplazada en las faldas del Cerro Largo, del lado sur del Río Tacuarí y a unos 15 kilómetros de Melo".

Otros documentos, en tanto señalan, que está en la zona del Infiernillo, a espaldas del Cerro Largo, mirando hacia el norte. Desde ese lado venían los conquistadores portugueses que transitaban por el lomo de la Cuchilla Grande ya que no los obstaculizaban ríos ni arroyos. Por eso puede haber estado allí el fuerte, para impedir que los portugueses continuarán la marcha hasta Montevideo.

Lo que sí se sabe es que la fortaleza puede haber permanecido intacta debido a la gran superficie que ocupaba y a los materiales en piedra con la cual fue levantada.

En 1795 fue trasladada a una rinconada de los arroyos Chuy y Conventos, lugar donde en la actualidad está el cementerio de Melo, la zona más alta de la ciudad capital arachana. En esa oportunidad fue cuando tomo el mando del Río de la Plata Don Pedro Melo de Portugal.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados