SALUD PÚBLICA

Exigen pagos para aplicar historia clínica electrónica

Mutualistas reclaman aprobar la sobrecuota de inversión.

Prestadores advierten que sin la financiación no es posible avanzar. Foto: Shutterstock
Prestadores advierten que sin la financiación no es posible avanzar. Foto: Shutterstock

La meta del Ministerio de Salud Pública (MSP) es alcanzar la universalización de la historia clínica electrónica para el año 2020. Con esta herramienta la información clínica del ciudadano estará disponible y accesible en línea para el equipo de salud, independientemente del lugar geográfico y del prestador ante el que se presente el usuario.

Pero el cumplimiento del compromiso parece ahora depender exclusivamente de su financiación. Es que las mutualistas exigen que el Parlamento apruebe cuanto antes la ley de sobrecuota de inversión, un proyecto que envió el Poder Ejecutivo y que permitirá a los prestadores privados financiar la herramienta con fondos que destina el gobierno.

El representante de las mutualistas en los Consejos de Salarios, Daniel Porcaro, dijo a El País que "hay preocupación por el tema del financiamiento, porque no se trata solo de comprar el software necesario para las historias, sino que después se debe implementar y mantener". En este sentido, reclamó la pronta aprobación del proyecto de ley de sobrecuotas de inversión que se encuentra a estudio en la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados. El proyecto destina determinados montos por cada afiliado al prestador de salud que permiten cumplir con las inversiones previamente aprobadas. Para ello, se deben presentar planes de adecuación a lo que se agrega la inversión propia de la mutualista.

Por su parte, el ministro de Salud Pública, Jorge Basso, admitió a El País que "no damos por bueno todo lo que estamos gastando". Al ser consultado sobre el tema, indicó que "a mediados de 2018 ranquearemos y estudiaremos a aquellas instituciones que salgan de la zona de confort", en referencia a las cápitas que paga el MSP a los prestadores por cumplir ciertas metas planteadas.

Basso agregó que "vamos a una plataforma que extrae de los softwares un conjunto de elementos básicos a partir de la interoperabilidad, para ir cumpliendo con una serie de etapas en las que se permita en 2020 tener instalada la historia clínica electrónica que tenderá a ser compatible internacionalmente, porque si tú viajas a otro país tiene que haber compatibilidad".

Las mutualistas reclaman que "hay instituciones que ya empezaron a implementar la historia, pero es un proceso desparejo, lo que es común a todas es que aquellas que ya empezaron, el esfuerzo económico que realizan es muy grande". A esto se agrega "la situación de déficit operativo que mantienen las empresas desde 2012 lo que implicaría un mayor endeudamiento de las empresas por cumplir con esto", indicó Porcaro. El representante y negociador de las mutualistas dijo que "las iniciativas no tienen que ser voluntaristas". Actualmente el proceso de implementación de la herramienta avanzó solamente entre un 10 y 15%, indicó.

El proyecto de implementación de la historia clínica electrónica depende de Presidencia de la República, del Ministerio de Economía y Finanzas, del MSP y de la Agencia de Gobierno Electrónico y Sociedad de la Información y del Conocimiento (Agesic) en el marco del programa Salud.uy. El 1 de marzo de 2015 el presidente Tabaré Vázquez anunció que al final de su mandato el 100% de los usuarios de la salud tendrían su historia clínica electrónica.

La meta 2017 ya no se cumple

Según datos aportados por la Agesic a El País, apenas un 7,8% de la población tiene ya su nueva historia clínica electrónica. La meta de las autoridades para este año era que el 30% de la población ya pudiera tenerla. La meta para 2018 es que el 60% de la ciudadanía ya tenga la historia actualizada.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)