FOTOGALERÍA

Evacuados, rescates de riesgo y rutas intransitables

Más de 350 personas debieron abandonar sus hogares; varias zonas quedaron sin luz y agua.

Inundaciones en San Carlos, Maldonado. Foto: Ricardo Figueredo
Inundaciones en San Carlos, Maldonado. Foto: Ricardo Figueredo
Inundaciones en San Carlos, Maldonado. Foto: Ricardo Figueredo
Inundaciones en San Carlos, Maldonado. Foto: Ricardo Figueredo
Inundaciones en San Carlos, Maldonado. Foto: Ricardo Figueredo
Inundaciones en San Carlos, Maldonado. Foto: Ricardo Figueredo
Inundaciones en San Carlos, Maldonado. Foto: Ricardo Figueredo
Inundaciones en San Carlos, Maldonado. Foto: Ricardo Figueredo
Inundaciones en San Carlos, Maldonado. Foto: Ricardo Figueredo
Inundaciones en San Carlos, Maldonado. Foto: Ricardo Figueredo
Inundaciones en San Carlos, Maldonado. Foto: Ricardo Figueredo
Inundaciones en San Carlos, Maldonado. Foto: Ricardo Figueredo
Inundaciones en San Carlos, Maldonado. Foto: Ricardo Figueredo
Inundaciones en San Carlos, Maldonado. Foto: Ricardo Figueredo
Inundaciones en San Carlos, Maldonado. Foto: Ricardo Figueredo
Inundaciones en San Carlos, Maldonado. Foto: Ricardo Figueredo

Las intensas precipitaciones ocurridas en los últimos tres días, sobre todo en la zona sur del país, provocaron la crecida de ríos y arroyos, obligando a que varias familias debieran abandonar sus hogares. El temporal ocasionó asimismo cortes en calles, rutas nacionales y problemas en el suministro de agua y en el sistema de energía eléctrica que dejaron, por unas horas, a miles de hogares sin luz y agua.

De acuerdo al Sistema Nacional de Emergencia (Sinae), hasta la tarde de ayer permanecían más de 350 personas desplazadas de sus viviendas en siete departamentos. La mayoría de ellas —201— se encuentran en Canelones, 48 en Maldonado (26 en San Carlos y 22 en Pan de Azúcar), 39 en Florida, 35 en Lavalleja (18 evacuados y 17 autoevacuadas), 27 en Montevideo, 13 en San José y 10 en Colonia.

En Pan de Azúcar y en San Carlos, personal de Bomberos y Prefectura debió rescatar a tres personas que se encontraban en situación de riesgo debido a la crecida de las aguas. El primer operativo ocurrió en Pan de Azúcar donde un joven de 15 años, que había regresado a su casa para buscar algunas pertenencias, quedó indefenso ante una creciente que se dio en pocos minutos.

"Perdió pie debido a la corriente y pudo sujetarse a un poste. Con un bote que nos prestó un vecino pudimos acercarnos y uno de los bomberos se tiró al agua, nadó hasta el menor y lo rescató", contó Mauricio Souza, jefe de Bomberos de Maldonado. Según dijo, el joven presentaba un principio de hipotermia.

El otro caso ocurrió en San Carlos entre la noche del viernes y la mañana de ayer, cuando dos personas que habían querido permanecer en su vivienda hasta último momento, a la espera de que el nivel del agua bajara, fueron sorprendidas por el ascenso mayor de las aguas, debiendo trepar hasta el techo.

En ese caso, personal de Bomberos y Prefectura logró rescatarlas en un bote. Todo el operativo, de acuerdo con el jefe de bomberos fernandino, demandó dos horas.

Por su parte, Canelones continuaba siendo uno de los departamentos más afectados por el temporal: entre el jueves y el sábado se registró un acumulado de 225 mm de lluvia, casi el doble de lo que llueve en promedio en un mes en esta época del año. Eso inundó calles y dejó autos empantanados.

La Intendencia de Canelones recibió 603 solicitudes de asistencia en tres días (337 en Ciudad de la Costa). La mayoría de los problemas reportados se debían a las inundaciones.

Rutas inundadas.

Las lluvias causaron también el corte de varias rutas nacionales.

De acuerdo al último informe de la Dirección Nacional de Tránsito, eran 14 las vías que permanecían inaccesibles hasta la tarde de ayer, 11 de ellas en Canelones: las rutas 8, 107, 81, 75, 69, 62, 48, 46, 11, la 6 (en dos tramos) y la 61 en el departamento de Colonia, la Ruta 14 en Flores y la 12 a la altura de Paso Minas Viejas, en Lavalleja.

Sin luz ni agua.

La intensa actividad eléctrica que se registró en la madrugada del sábado "provocó a las 5:34 horas la apertura del sistema en la Estación Palmar, afectando dos líneas de transmisión de 500 kv que la unen con Montevideo", informó UTE. Esto trajo como consecuencia una interrupción del suministro eléctrico que abarcó las zonas centro sur, este y norte del país y afectó a más de 600.000 clientes que estuvieron sin luz por casi cuatro horas.

En Minas, las lluvias y el arrastre de vegetales obstruyó el normal bombeo de agua potable dejando a la ciudad sin suministro por 3 horas. En algunos puntos de Trinidad, Costa Azul y Bello Horizonte tuvieron baja presión de agua debido a la rotura de tuberías.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)