FOTOGALERÍA

Estudiantes del liceo Bauzá realizaron taller sobre el Filtro pese a negativa

Se trata de una charla sobre la represión frente al Hospital Filtro en 1994, de la que participaron representantes de Plenaria, Memoria y Justicia. La Inspección de Secundaria se negó a permitir el taller.

Estudiantes del liceo Bauzá desobedecieron a la dirección y realizaron taller sobre la represión frente al Hospital Filtro. Foto: Marcelo Bonjour
Estudiantes del liceo Bauzá desobedecieron a la dirección y realizaron taller sobre la represión frente al Hospital Filtro. Foto: Marcelo Bonjour
Estudiantes del liceo Bauzá desobedecieron a la dirección y realizaron taller sobre la represión frente al Hospital Filtro. Foto: Marcelo Bonjour
Estudiantes del liceo Bauzá desobedecieron a la dirección y realizaron taller sobre la represión frente al Hospital Filtro. Foto: Marcelo Bonjour
Estudiantes del liceo Bauzá desobedecieron a la dirección y realizaron taller sobre la represión frente al Hospital Filtro. Foto: Marcelo Bonjour
Estudiantes del liceo Bauzá desobedecieron a la dirección y realizaron taller sobre la represión frente al Hospital Filtro. Foto: Marcelo Bonjour
Estudiantes del liceo Bauzá desobedecieron a la dirección y realizaron taller sobre la represión frente al Hospital Filtro. Foto: Marcelo Bonjour
Estudiantes del liceo Bauzá desobedecieron a la dirección y realizaron taller sobre la represión frente al Hospital Filtro. Foto: Marcelo Bonjour
Estudiantes del liceo Bauzá desobedecieron a la dirección y realizaron taller sobre la represión frente al Hospital Filtro. Foto: Marcelo Bonjour
Estudiantes del liceo Bauzá desobedecieron a la dirección y realizaron taller sobre la represión frente al Hospital Filtro. Foto: Marcelo Bonjour
Estudiantes del liceo Bauzá desobedecieron a la dirección y realizaron taller sobre la represión frente al Hospital Filtro. Foto: Marcelo Bonjour
Estudiantes del liceo Bauzá desobedecieron a la dirección y realizaron taller sobre la represión frente al Hospital Filtro. Foto: Marcelo Bonjour
Estudiantes del liceo Bauzá desobedecieron a la dirección y realizaron taller sobre la represión frente al Hospital Filtro. Foto: Marcelo Bonjour
Estudiantes del liceo Bauzá desobedecieron a la dirección y realizaron taller sobre la represión frente al Hospital Filtro. Foto: Marcelo Bonjour
Estudiantes del liceo Bauzá desobedecieron a la dirección y realizaron taller sobre la represión frente al Hospital Filtro. Foto: Marcelo Bonjour
Estudiantes del liceo Bauzá desobedecieron a la dirección y realizaron taller sobre la represión frente al Hospital Filtro. Foto: Marcelo Bonjour
Un integrante de Plenaria Memoria y Justicia impide a periodistas salir en directo. Foto: M. Bonjour.
Un integrante de Plenaria Memoria y Justicia impide a periodistas salir en directo. Foto: M. Bonjour.

El gremio de estudiantes del liceo N° 6 Francisco Bauzá resolvió llevar a cabo un taller sobre los incidentes en el Hospital Filtro del 24 de agosto de 1994, a pesar de la negativa de la Inspección de Secundaria y la dirección del liceo.

Según explicaron los estudiantes en un comunicado que se publicó en su página de Facebook, el evento fue "censurado" porque respondía a "influencias propagandísticas políticas".

Si no puede ver la publicación, haga click aquí.

El gremio llamó a desobedecer a la dirección del liceo y realizar el taller de todos modos en el salón de actos, a partir de las 14 horas.

La dirección del liceo se refería al "propagandismo politico" porque en la charla participó el grupo Plenaria Memoria y Justicia, encabezado por Irma Leites, que confirmó en su página de Facebook que estaría presente junto a "compañeros vascos".

Si no puede ver la publicación, haga click aquí.

La organización anarquista participó de charlas sobre el mismo tema en las facultades de bellas Artes y Ciencias Sociales ayer, y tiene previsto realizar otra actividad mañana en el Instituto de Profesores Artigas (IPA).

Los sucesos del Filtro.

El 15 de mayo de 1992, la Policía uruguaya detuvo a 13 vascos radicados en Uruguay que trabajaban en el restaurante La Trainera, en Charrúa y Ponce. La Justicia los procesó por falsificación de documentos.

El gobierno de España, que desde tiempo antes protestaba por el cobijo brindado a presuntos terroristas, solicitó la extradición de ocho de ellos por entender que eran miembros de la organización separatista vasca ETA y responsables de delitos de sangre. Mientras tanto, el rey Juan Carlos suspendió una visita a Uruguay prevista para inicios de 1994.

Ese mismo año, la Justicia uruguaya negó la extradición de Rosario Delgado Iriondo, Pedro Gómez, Jesús Lariz, José Urrutia y Cándido Ostolaza y concedió la de otros tres: Luis María Lizarralde, Jesús Goitía y Mikel Ibáñez Oteiza.

El gobierno del entonces presidente Luis Alberto Lacalle se negó a concederles asilo político. Los vascos, detenidos en Cárcel Central, iniciaron una huelga de hambre y fueron internados en el Hospital Filtro, cercano al Edificio Libertad, entonces sede de la Presidencia de la República, para seguir la evolución de su salud.

Sectores de izquierda comenzaron a movilizarse contra la extradición de los vascos. El Pit-Cnt convocó a un paro y el 21 de agosto el Frente Amplio convocó a una marcha desde la Plaza Fabini hasta el Filtro. A partir de entonces, militantes de izquierda comenzaron a concentrarse frente al hospital; incluso se hicieron presentes los principales dirigentes frenteamplistas de ese momento: Líber Seregni, Tabaré Vázquez y Danilo Astori.

El 24 de agosto, fecha prevista para la extradición, una multitud comenzó a reunirse en torno al Filtro. Diversos grupos de izquierda, en particular los tupamaros a través de radio CX 44 Panameriacana, convocaron a impedir la entrega a España de los tres vascos. Viejos dirigentes del MLN también organizaron la resistencia en la zona del Filtro.

A las 20 horas estalló la violencia. La Policía cargó contra los manifestantes, que arrojaron piedras. También se intercambiaron disparos.

Resultó muerto Fernando Morroni, de 24 años, un militante afín al MLN, en tanto muchas otras personas, civiles y policías, fueron heridas de bala o por golpes.

A pocas cuadras de allí murió también Roberto Facal, funcionario de la Universidad de la Repúbnlica en un pelea que se presume no tuvo relación alguna con los hechos del Filtro, aunque hasta hoy diversas organizaciones lo consideran una víctima de la represión de esa noche.

La Policía retiró a los tres vascos esa noche y los condujo al aeropuerto internacional de Carrasco, desde donde partieron hacia España.

Luego de los sucesos, el gobierno uruguayo clausuró temporalmente las radios CX 36 y CX 44, y luego quitó a los tupamaros el control de esta útlima. Los líderes frenteamplistas, en particular Seregni, lamentaron haberse metido en el caso del Filtro.

En 1997, cuatro jefes policiales fueron procesados sin prisión por lesiones y otros delitos culposos provocados en el Filtro. La Justicia de España condenó a Goitía y a Lizarralde por delitos de sangre y absolvió a Mikel Ibáñez por falta de pruebas concluyentes.

Sin embargo Ibáñez fue detenido en Francia en 2007 y extraditado a España, donde fue condenado por homicidio. Cada 24 de agosto, grupos radicales de Uruguay se movilizan en homenaje a Morroni y Facal.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)