EL PATRÓN DEL SUR

Al estilo Escobar, Balcedo armó en Uruguay su Hacienda Nápoles

Secretaría Antilavado dice que pueden aparecer más casos de este tipo.

La Justicia dispuso ayer un allanamiento de la chacra de Balcedo. Foto: R. Fiigueredo
El argentino había creado un "zoológico privado" con especies exóticas. Foto: R. Figueredo
 Foto: R. Figueredo
Foto: R. Figueredo
 Foto: R. Figueredo
Foto: R. Figueredo
Foto: R. Figueredo

Buscó un lugar apartado del ajetreo de la ciudad y de difícil acceso. Lejos de las curiosas miradas de los pobladores construyó su gran mansión: lujosísimas habitaciones, grandes piscinas, discoteca, canchas de fútbol, lagos artificiales, inmensas cocheras para los autos deportivos, aeropuerto y hasta un zoológico. "Hacienda Nápoles" fue el nombre que Pablo Emilio Escobar Gaviria eligió para bautizar al epicentro de su narcoimperio en 1974, en Medellín, Colombia.

El narcotraficante más famoso de la historia fue abatido en 1993. Su hacienda quedó abandonada y proliferaron en ella las especies salvajes de rinocerontes, elefantes, camellos, hipopótamos, cebras, jirafas, que las autoridades no lograron controlar a tiempo.

Aquel desproporcionado establecimiento rural fue recordado por las autoridades uruguayas en estos días cuando allanaron la casona de Marcelo Balcedo, en Maldonado. El sindicalista argentino está preso en Cárcel Central sospechado de haber incurrido en el delito de lavado de activos.

"Es un caso que llama la atención. Todos quedamos impresionados con la chacra, el desfile de autos carísimos, el tema de los animales. A todos nos trajo un poco la imagen de la Hacienda Nápoles de Pablo Escobar", dijo ayer a El País el Secretario Antilavado, Daniel Espinosa.

La flamante Ferrari roja, el Mercedes Benz deportivo, un Porsche, varias camionetas 4x4, un radiante Chevrolet Camaro amarillo y negro, que pertenecían a Balcedo fueron incautados en el primer allanamiento el jueves 4 de enero. La justicia también retuvo varios cofres fort, joyas, vajilla de oro, metralletas y otras armas.

Pero los lujos y excentricidades no se terminaron allí. Ayer la Justicia habilitó un nuevo allanamiento para que la Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama) retirara una serie de animales exóticos que entraron al país de forma ilegal. Al igual que el narcotraficante colombiano Escobar, Balcedo también armó su propio zoológico con especies en cautiverio.

Según lo informado por la Dinama entre los exóticos animales incautados había dos guacamayos, un loro hablador, cinco llamas y dos alpacas. Además poseía en cautiverio algunos animales autóctonos: cinco carpinchos y catorce ñandúes.

Para las autoridades de la Dinama, la investigación permitió dejar plena constancia del objetivo de Balcedo: "la intención del dueño de la propiedad de constituir su propio zoológico privado". Así lo estableció el organismo en un comunicado oficial.

Controles.

El senador del Partido Nacional Luis Lacalle Pou criticó a través de la prensa la falta de controles del Estado para detectar más temprano el ingreso de los lujosos automóviles y animales protegidos por peligro de extinción.

"A cualquier hijo de vecino lo controlan para sacar un préstamo, pero resulta que pasan millones de dólares de lavado por las narices del Estado, y mucho de eso tiene que ver con el narcotráfico, y eso genera violencia", dijo el precandidato blanco en Subrayado de Canal 10.

Para el senador fallaron los controles estatales en la prevención de lavado de activos.

Espinosa, el Secretario Antilavado aclaró a El País que el Estado tiene activos los mecanismos de prevención y control de lavado de activos que se aplican en el resto del mundo. Sin embargo admitió que se trabaja para mejorar y profundizar los controles y no descartó que puedan aparecer otros casos similares al de Balcedo en el país.

"Uruguay durante muchos años fomentó este tipo de inversiones, fomentó la recepción de fondos ilícitos. Esto pasaba hace 20 años. Todavía hay gente que sigue pensando que esa es una buena solución para Uruguay por eso de que no importa de dónde venga el dinero si da trabajo", explicó Espinosa.

El jerarca agregó que hoy visualiza una concepción general en todos los partidos de que se debe trabajar para evitar caer en un país paraíso fiscal.

"Uruguay siempre fue un país lleno de secretos para todo, con sociedades de las que no se conocían los dueños. Con entrada y salida de capitales; había mucha permisividad para recibir fondos oscuros. Desde el 2004 se trabaja para mejorar el sistema. Estamos en la mitad del camino y no es raro que aparezcan estos casos, y no es raro que haya otros así en la vuelta", declaró el número uno de la secretaría de lavado de activos.

El patrón.

En Medellín le decían "Don Pablo". Como señal de admiración, pero también de respeto. La cantidad de víctimas que acumuló Escobar es casi incalculable. Sin embargo, "El patrón", como lo conocían, todavía tiene centenas de admiradores. Dicen que su tumba es la más escupida y la más besada al mismo tiempo. Es que durante su época de apogeo repartió millones de dólares para construir barrios para pobres, canchas de fútbol, iglesias e instituciones deportivas.

En Montevideo Balcedo recién está iniciando su proceso judicial. Desde Argentina aún no han activado el mecanismo de extradición. Pero las sospechas de actos delictivos para la Justicia son claras, señalaron dos fuentes judiciales a El País. Una de ellas admitió que se sigue buscando información sobre otros escondites y cofres de dinero, que son propiedad del sindicalista argentino.

Un oficial policial que participó ayer del allanamiento dijo que se hizo un análisis del predio para ver "a primera visita" si había posibilidades de enterramientos de dinero. "Caletas, le decían en Colombia", apuntó en referencia al Escobar.

Los vecinos de la zona salieron ayer a la calle a conversar con los medios. Una mujer dijo que teme por el sostenimiento de la escuela pública de la zona. "Esta escuela se muere. El hombre (Balcedo) hizo baños, cancha de fútbol, la comida para los niños. De todo", declaró con cierta complacencia hacia el argentino.

"No sé en qué andaba el vecino. Tampoco me importa. Lo que sí sé es que era muy generoso con la escuela. Fíjese cómo está la escuelita: preciosa. Ahora espere algunos años que él no está y vuelva y sáquele una foto"; se lamentó. La vecina aclaró que también tenía una buena relación con la pareja de Balcedo: "La señora bajaba el vidrio siempre y me saludaba", recordó.

A otros les llamó la atención la excentricidad del argentino. "Desde que le compró la casa al francés no paró de hacer cosas. Todos coincidimos en el barrio en que estaba en algo raro", dijo Miguel, otro vecino del lugar. Llegó incluso a apoderarse de un camino vecinal. "Podía hacer cualquier cosa como cerrar una calle pública que, gracias al dinero que empleó, la volvió parte de su predio", agregó el vecino.

El patrón de "El Gran Chaparral": Marcelo Balcedo

LA HACIENDA. El Gran Chaparral es el nombre de la mansión que Marcelo Balcedo eligió para su establecimiento ubicado en Pla- ya Verde, un pequeño balneario cercano a Piriápolis y que ha tenido su boom turístico en los últimos años.

EL PATRÓN. Balcedo es un sindicalista argentino. Ocupa el cargo de Secretario General del Sindicato de Obreros y Empleados de Minoridad y Educación (Soeme). Es ingeniero con un máster en Comunicaciones en Washington. El gremio cuenta con unos 35.000 afiliados; asumió su dirección tras la muerte de su padre ya que heredó el cargo sindical. Balcedo era dueño del diario Hoy.

LA DETENCIÓN. El argentino fue detenido el jueves 4 de enero junto a su esposa Paola Feige, en su chacra de Maldonado. La detención realizada por las autoridades uruguayas e Interpol fue solicitada por el juez federal de La Plata, Ernesto Kreplak, por una causa por supuesto enriquecimiento ilícito, lavado de activos y malversación de fondos públicos.

LOS ANTECENDENTES. Sus problemas con la justicia comenzaron en 2007 cuando se fugó tras el pedido de captura del juez de Garantías Guillermo Atencio, que ordenó su detención por una causa que investigaba dos hechos de presunta extorsión a legisladores con el aparente propósito de obtener favores del Estado. Nunca lo lograron encontrar. Retornó a Argentina años después cuando la orden de detención fue anulada por un polémico fallo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)