Le dice no a la baja y a la guía de diversidad sexual del Mides

Un estilo carismático y abierto a la discusión

Tras ser anunciado arzobispo a Daniel Sturla le preguntaron por la ley que regula el mercado de la marihuana y contestó: "no tengo una posición contraria"; reconoció "dudas" sobre su eficacia, pero advirtió que "algo distinto hay que hacer". Luego, al poco tiempo, se reunió con la asociación LGTB (que nuclea a lesbianas, gais, transexuales y bisexuales) en un encuentro que fue considerado tanto por la Iglesia Católica como por el colectivo como "histórico". 

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El papa Francisco entrega a Sturla el palio arzobispal. Foto: AFP

También se pronunció en contra de la edad de imputabilidad y dijo que esta reforma implicaba dar "un mensaje negativo". Y bendijo, en una aunque breve pero divertida entrevista que le hizo Orlando Petinatti, la temporada 2014 de su programa, Malos Pensamientos.

Sin dudas, Sturla tiene un estilo distinto al de su antecesor, Nicolás Cotugno, y más parecido, si se quiere, al del Santo Padre, el argentino Jorge Bergoglio. Se reúne con quien se lo pida —estuvo con la intendenta Ana Olivera pero también fue a la sede del Pit-Cnt a reunirse con la cúpula del sindicato de trabajadores— y cuando da una opinión está dispuesto a discutirla, a debatirla.

En las últimas semanas su nombre estuvo en las primeras planas por su oposición a la guía de diversidad sexual que promueve el Ministerio de Desarrollo Social (Mides), como texto de referencia de maestros y profesores de las escuelas y liceos del país. La cuestionó y recibió una ola de críticas. El 28 de diciembre, en una entrevista publicada por El País, dijo sobre este tema: "Que se niegue el derecho a la Iglesia a decir lo que piensa es fascismo". Y la semana pasada se reunió con el presidente electo Tabaré Vázquez para plantearle su opinión. Sturla cree que el texto propone "deconstruir el modelo de familia heterosexual" y advierte que esto "supone ir más allá de la ideología de género".

Credenciales.

Sturla tiene 55 años y se ordenó sacerdote el 21 de noviembre de 1987. Tenía 28 años, ya que nació el 4 de julio de 1959. Es montevideano. Y es hijo de un abogado y de una ama de casa.

Estudió, hasta terminar el Ciclo Básico, en el Colegio San Juan Bautista. Y obtuvo el bachillerato en Derecho Civil en el Juan XXIII, entidad que, varios años después, llegó a dirigir.

El nombrado cardenal luego estudió Filosofía y Ciencias de la Educación en el Instituto Miguel de Rúa, de los Salesianos. Y estudió Teología en el viejo Instituto Teológico del Uruguay, Mariano Soler.

Una vez ordenado sacerdote ejerció varios cargos, sobre todo en su Congregación Salesiana. Fue consejero de estudios de las Escuelas Profesionales Talleres Don Bosco y de las obras sociales del Movimiento Tacurú.

En diciembre de 2011, y a pesar de nunca haber llegado a ser cura párroco, el anterior Papa, el renunciante Benedicto XVI, lo nombró obispo auxiliar de Montevideo. Y hasta que el Papa Francisco lo nombrara arzobispo, fue responsable del Departamento de Misiones y del Departamento de Laicos en la Conferencia Episcopal. También ocupaba el cargo de Delegado Suplente en el Consejo Episcopal Latinoamericano (Celam).

Sturla también fue profesor de Historia en la Facultad de Teología y publicó varios artículos sobre esta materia y hasta dos libros: "¿Santa o de Turismo? La secularización del calendario en Uruguay" y "1916-1917: Separación de la Iglesia y el Estado en el Uruguay".

El 14 de febrero pasado fue nombrado arzobispo de Montevideo por el Papa Francisco. Ni un año pasó y el mismo pontífice lo eligió cardenal y le dio así un voto para elegir a quien será su sucesor.

Alegría con una actitud responsable

Cuando Daniel Sturla se convirtió en arzobispo de Montevideo dijo que asumir ese cargo implicaba una "gran alegría", pero también "una gran responsabilidad". Lo mismo, palabra más, palabra menos, expresó ayer cuando recibió una noticia inesperada, que a partir del mes que viene, cuando se cumpla apenas un año desde que asumió, se convertirá en uno de los cardenales de Roma.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)