VERANO 2017

Estevanez en el Este antes de su regreso a la pantalla

Tras casi tres años fuera de la TV, se entrena para volver en el papel de un exboxeador.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Estevanez y Saccani disfrutan sus vacaciones en Punta del Este. Foto: Twitter @sebaestevanez

Sebastián Estevanez es la estrella del día en el parador Ovo Beach de Punta del Este. Posa para los fotógrafos, charla con periodistas y saluda seguidoras mientras toma un licuado helado para combatir el intenso calor de la tarde de enero. "Me gusta mucho la gente de Uruguay. Siempre me tira buena onda", destaca. Él responde a su público con el mismo entusiasmo. "Está buenísimo que la gente se acerque. A mí no me molesta, yo me quedo charlando. ¿Qué problema hay?", se pregunta el galán, siempre sonriente.

El actor llegó hace diez días al balneario uruguayo y no se quiere ir. Encontró a Punta del Este "más linda que nunca" y pasa sus días yendo a la playa, encontrándose con amigos, y sobre todo, compartiendo tiempo con su esposa Ivana Saccani y sus hijos Francesca (9), Benicio (6) y Valentino (1). "Mi vida para por ahí. Me gusta disfrutar con ellos, son mi prioridad. Juego, hago deportes, miro películas", enumera. Aprovecha el tiempo al máximo porque sabe que luego la rutina laboral lo aleja de su familia, y su hija se lo recuerda: "Cuando le pregunté a Francesca si estaba contenta porque estaba por empezar una nueva novela, me dijo que no porque sabe que empiezo a estar menos tiempo con ella".

Y mientras corren las jornadas de relax en el Este, el actor ya piensa en el proyecto que lo devolverá a la pantalla tras casi tres años de ausencia. "Extraño la televisión, tengo muchas ganas de volver ya", admite. La vuelta será en una nueva telenovela cuyo título tentativo es Golpe al corazón, donde se pondrá en la piel de un exboxeador y enfermero. "El boxeo me gusta mucho, soy fanático. Me hubiese gustado ser boxeador", evalúa, y comenta que ya se encuentra entrenando por las exigencias del personaje con una rutina de gimnasia diaria. El deporte en general es también una auténtica pasión del actor, que practica tenis, golf y va al gimnasio todos los días.

Como los proyectos que lo hicieron popular, se trata de una producción de su padre Enrique Estevanez: "Trabajar con él es como laburar con cualquier otro. Lo mejor que tiene es que lo veo más seguido, pero me respeta mucho y no se mete en mi laburo", señala. Y se define como un actor "agradecido, que pone huevo, garra y corazón" independientemente para quién trabaje.

Antes del estreno del nuevo culebrón, Estevanez sabe que el público todavía tiene muy presente el suceso de Dulce Amor, la exitosa novela que emitió Monte Carlo en Uruguay entre 2012 y 2013. Él también. "Fue algo que sobrepasó todos los límites", recuerda. "Tenía libros excelentes y la pasábamos muy bien grabando". En aquella tira, consolidó una sólida pareja al aire con Carina Zampini, quien ahora está abocada a la conducción. "La gente pensaba que pasaba algo entre nosotros, logramos una dupla muy linda", memora.

Argentina.

A un año del gobierno de Mauricio Macri, Sebastián Estevanez dice que "Argentina está complicada": "Me da bronca, me angustia. Es un país que tiene todo para ser un país desarrollado. Solamente falta que cada uno haga las cosas bien desde el lugar en el que está". Reflexiona que el mal momento económico de su país afecta ineludiblemente a los canales de televisión y por consiguiente, al trabajo de los actores. "Si al país le va mal, no se produce ficción", señala.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados