PAOLA FIEGE

"No tengo coronita, vi ratas en la comida y estuve conviviendo con materias fecales"

La esposa de Balcedo, Paola Fiege, denunció malos tratos en el juzgado de Crimen Organizado; la jueza Mainard dijo que se puede rever un posible arresto domiciliario.

Paola Fiege escuchó tranquila la acusación del fiscal Morosoli. Foto: F. Ponzetto
Paola Fiege. Foto: Fernando Ponzetto

Paola Fiege, la esposa del sindicalista argentino Marcelo Balcedo, denunció este mediodía malos tratos y advirtió que teme por su vida durante una audiencia en el juzgado de Crimen Organizado ante la presencia del fiscal Enrique Rodríguez y la jueza María Helena Mainard.

Entre lágrimas, Fiege, que cumple prisión preventiva por 120 días en la Unidad N° 5 Femenino, denunció que corre "riesgo de vida" y que se encuentra en una situación "inhumana". "No tengo coronita", sentenció. La joven contó que vio "ratas en la comida" y que estuvo "dos días conviviendo con materias fecales" en su celda.

"Mi país me ha abandonado, nadie vino a verme", se quejó la esposa de Balcedo y afirmó que "cada vez que denuncio algo, toman represalias". "Me han maltratado; he denunciado y recibí reprimendas", afirmó. 

"Vinimos a Uruguay porque estábamos amenazados, no soy una asesina, no soy nada, quiero ver a mis hijas", pidió Fiege, ante lo que la jueza Mainard le respondió: "Yo entiendo lo que está planteando, soy madre también".

La defensa de Fiege pidió que se establezca la excarcelación para Fiege. El fiscal Rodríguez dijo que analizará la denuncia de malos tratos pero que "no variaron las condiciones" como para que deba ser excarcelada.

Mainard rechazo la excarcelación de la mujer debido al riesgo de fuga ante una posible extradición a Argentina, aunque consideró que se puede rever la posibilidad de un arresto domiciliario.

Los abogados Víctor Della Valle y Alejandro Balbi solicitaron la excarcelación de la pareja alegando "razones humanitarias".

Della Valle dijo a El País que, en caso de que se pruebe de que se cometió algún delito en Uruguay, la participación de Fiege es secundaria. "Debe atenderse el pedido de arresto domiciliario por razones de humanidad. Cuando la niña más chica de nuestra cliente estaba en el hospital debió ser acompañada por una hermana. Los otros dos hijos quedaron prácticamente solos en la casa", agregó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)