Fue la “crónica de un asalto anunciado”, dijo la dueña del supermercado

"Esperamos a los rapiñeros en la puerta; llegaron seis en motos"

Era un atardecer tranquilo en Ciudad del Plata, San José. A las 19:30 sonó el teléfono en el Supermercado Abril. Carmen López, la dueña, lo atendió.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El supermercado Abril ya sufrió 3 asaltos, van a poner rejas y mejorar cámaras.

—Esta noche te van a asaltar —le dijo el carnicero Teddy González.

—¿Me estás hablando en serio? —preguntó Carmen.

—Sí. Me acaban de asaltar en la carnicería —explicó González—. Supe que van por ustedes. Yo voy hasta la comisaría a avisar.

Tras cortar con González, Carmen le trasmitió a su esposo, Edgardo Begeres, lo que le informó el carnicero.

"Esperamos afuera a que vinieran los ladrones, y vinieron. Fue un asalto anunciado", dijo López a El País.

A las 21:15, seis rapiñeros llegaron al supermercado en tres motos. Con cascos y armas desenfundadas, cinco asaltantes obligaron a Carmen y a su esposo a ingresar al local. El sexto quedó afuera oficiando de "campana".

"¡Dame la plata ahora!", exigió uno de los delincuentes a Begeres. El comerciante le abrió la caja y le mostró que estaba vacía. Había poco dinero y muchos boletas de compras mediante tarjetas de crédito.

López dijo que como sabían que vendrían a robarles, logró ocultar parte del dinero de la caja. "De todas maneras, el dinero que había era poco. La mayor parte de la ventas se hacen con tarjetas", dijo.

Insatisfechos con el "botín", los rapiñeros le destrozaron el rostro a Begeres a culatazos. Después de apropiarse del dinero, los delincuentes huyeron en las motos.

Dos menores fueron capturados por la Brigada de Investigaciones de Ciudad del Plata. El juez Marcelo Malvar los internó en el INAU por rapiña.

"Ciudad del Plata se transformó en una zona roja. La gente tiene pánico porque hay robos todos los días. Roban en las paradas de ómnibus, rapiñan a motociclistas para llevarse las motos", dijo la empresaria.

Su esposo agregó: "Como pusieron cámaras en Montevideo, los delincuentes se corrieron hacia esta zona. A ese fenómeno se suma la poca gente que hay en las comisarías. Solo dos policías en las seccionales 10 y 11 por turno, la inseguridad aumenta. En esta zona viven 40.000 habitantes".

Sanción.

Un poco antes de las 20:00 horas del sábado 19 de septiembre pasado, el carnicero Teddy González ingresó a la seccional de Ciudad del Plata. En la comisaría había solo dos policías. Lo atendió un cabo.

Allí informó que, en pocas horas, habría una rapiña al Supermercado Abril. El cabo lo escuchó. Luego siguió atendiendo la comisaría que, en ese momento, estaba llena de gente.

Los encargados de la seccional jamás se enteraron de la información suministrada por el carnicero González. Y, por ende, no tomaron medidas para evitar la rapiña, según consignó el informativo Telenoche de Canal 4.

El jefe de Policía de San José, Williams Martínez, ordenó una investigación administrativa para dilucidar si existió o no una omisión del cabo. "Ese funcionario tendrá que asumir la responsabilidad y podría ser sancionado. No era cualquier persona la que fue a brindar la información. Se trataba de una víctima que aportaba un dato muy relevante", dijo a El País.

La comerciante Carmen López consideró que la Policía "no puede equivocarse de esa manera. Si los rapiñeros mataban a mi esposo, no pagaban con nada su vida".

140 remitidos en 2015; la mayoría por drogas.


Ciudad del Plata comienza en el peaje sobre el Río Santa Lucía y termina en el kilómetro 35 de la Ruta 1.

Delta del Tigre es la zona más marginal.

El miércoles 30, vecinos se reunieron con el jefe de San José, William Martínez para quejarse de la ineguridad.

Operadores judiciales señalaron a El País que la inseguridad es real y es producto de múltiples rapiñas a comerciantes, motociclistas y peatones. También son muchas las "bocas" de drogas existentes en la zona.

En lo que va del año, la Brigada de Ciudad de la Costa obtuvo pruebas para el procesamiento de 140 personas en lo que va de este año. La mayoría de los remitidos fue por tráfico de drogas.

Los vecinos se quejan de la falta de patrulleros —hay solo cinco— y de personal.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)