SALUD

Especialistas respaldan el uso del omeprazol

Recomiendan recetar fármaco y advierten por su “sobreuso”.

La Sociedad de Gastroenterología llama a médicos a recetar los inhibidores de la bomba de protones. Foto: Archivo
Exhortan a médicos a justificar cuando se prescriban los medicamentos.  Foto: Archivo

La Sociedad de Gastroenterología del Uruguay (SGU) exhortó a los médicos a justificar debidamente aquellos casos en los que se recomiende a pacientes a ingerir fármacos inhibidores de la bomba de protones —familia de prazoles como el omeprazol — al tiempo que llaman a desmitificar que el uso de los mismos ocasione cáncer, demencia y fracturas óseas. Estos medicamentos disminuyen la secreción de ácido en el estómago.

Según un informe de la SGU al que accedió El País, se recomienda a los profesionales médicos no dejar de usar la familia de esos medicamentos, pero advierte que es momento de "reflexionar en la forma en que hemos venido recetándolo". Actualmente los fármacos no se prescriben y los pacientes pueden comprarlos en cualquier farmacia sin ninguna indicación médica.

La miembro titular de la institución, Ana Laura Rodríguez Vero, dijo a El País que este tipo de medicamentos "tienen que ser expedidos por médicos y deben tener un inicio y fin siempre que sean recetados por un médico de familia o un gastroenterólogo". Tal y como ya ocurre en países de la región, la SGU decidió adoptar una única postura sobre el uso de estos medicamentos para "consensuar con el resto de los actores", desde la cátedra hasta las diferentes sociedades de especialidades involucradas como la de Medicina Interna, Cardiología, Nefrología, Reumatología, Hematología y Neurología.

En las conclusiones del informe sobre la familia de los medicamentos, se pide a los profesionales "elegir bien los casos, ajustar las dosis, hacer descansos en su consumo y utilizarlo solo cuando esté justificado. En definitiva, usarlo de manera racional como tratamiento y no como terapia preventiva".

En el estómago se produce un ácido que en determinadas condiciones puede generar enfermedades, por este motivo los médicos suelen indicar leches blancas para neutralizar la acidez, drogas para frenar la secreción del mismo y en otros casos se indican prazoles que inhiben la producción del ácido.

La SGU estima que "no es tanto que no se puedan usar estos fármacos porque son extremadamente seguros, sino que hay que utilizarlos bien, es decir, cuando estén indicados". Para la sociedad que nuclea a los gastroenterólogos "el problema es el sobreuso en pacientes polimedicados para la protección gástrica". En estos casos es común que los médicos recomienden el omeprazol para pacientes que ingieren varios fármacos, de esta manera se logra recubrir las paredes del estómago para que los mismos no afecten al paciente.

"Muchas veces no son necesarios", considera la SGU, sin embargo, "es un tipo de fármaco muy recetado". Estiman que aproximadamente un 10% de la población toma estos medicamentos diariamente y probablemente están mal indicados en un tercio de los casos. Según el informe de los médicos, "alrededor del 60 o 70% de las personas que consumen prazoles no poseen una indicación formal, pero la sensación de bienestar provocada y la amplia dieta que posibilitan, sumado a su venta libre, llevan a su consumo masivo".

Mitos.

Según los especialistas hay ciertos mitos en relación a este tipo de medicamentos, por ejemplo que su uso genera cáncer, demencia y que hasta provoca fracturas óseas.

Según Rodríguez, "todos los estudios realizados hasta ahora tienen factores de sesgo". Los denominados inhibidores de bomba de protones —así se agrupan los medicamentos para reducir la cantidad de ácido gástrico producido por las glándulas en el revestimiento del estómago—, han causado "cierta alarma social" según los médicos, ya que se les adjudican ciertos efectos adversos serios. "Se agrega incluso información inadecuada que también ha alcanzado al cuerpo médico, el que modifica estas prescripciones por fármacos de menor efectividad y consecuencias más serias, que generan un costo aún mayor al sistema de salud", consideraron.

De todas formas, sí se han identificado a través de estudios observacionales, posibles efectos asociados en su mayoría con el uso a largo plazo. Según el informe "a pesar de las limitaciones que presentan los estudios observacionales, la extensión de la población expuesta a estos medicamentos obliga a tener en cuenta los efectos adversos al prescribirlos".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)