Lo construyó OSE para la escuela en 2012, pero está sellado

Escuela sin agua; en 3 años, Primaria no instaló el pozo

Padres de los 5 alumnos que asisten a la Escuela N° 20 de Buena Orden (que está más de cien veinte kilómetros de la capital departamental), consideran al maestro Ernesto como un "un vocacional, casi un santo" y temen que "en cualquier momento, se canse, y se vaya a otra escuela".

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Situación. La escuela rural N° 20, a cargo de un maestro director, atiende a cinco alumnos Foto: Archivo El País

La razón de tal inquietud tiene que ver con las dificultades que el educador debe sortear para "garantizar la salud de nuestros hijos", dijo una de las madres.

"En esta escuela no tenemos agua potable; por lo tanto, si el maestro no trae agua de la ciudad —cosa que hace cuando viene en auto— nosotros tenemos que llevar el agua para cocinar", aseguró uno de los padres, cuyo hijo asiste a cuarto año.

Pozo sellado.

Los padres no logran entender por qué, pese a que OSE financió en 2012 la construcción de un pozo artesiano, hasta la fecha el mismo no ha sido habilitado, porque el Consejo de Educación Primaria "no se hizo cargo de la instalación eléctrica, ni de la cañería; por lo tanto, el pozo, está lacrado" explicó la madre del escolar a El País.

En el año 2012 OSE contrató a una empresa de Salto para construir un pozo de 100 metros de profundidad, en un predio situado cerca de la escuela, para uso de ésta y de los vecinos, pero lo selló para que no entraran hojas o polvo, ni cayera algún animal en su interior.

Para poner en funcionamiento el pozo, es necesario instalar una bomba sumergible, electricidad y cañería desde el pozo a la caja de agua de la escuela.

Por lo tanto, pese a haberse concretado la inversión, hasta ahora la escuela sólo cuenta con un aljibe, donde se almacena el agua de lluvia, que no es potable. Se usa exclusivamente para el lavado de la vajilla y los pisos, los baños y el aseo.

Para cocinar, el maestro lleva varias botellas de agua potable de su casa en Rivera, cuando va en auto. Si lo hace en moto, las madres deben llevar agua en recipientes de 20 litros.

La Escuela N° 20, que tiene 110 años de existencia, supo de días de gloria, con casi un centenar de alumnos. Entre los ex alumnos de dicho centro figura el ex intendente de Rivera, actual diputado, Tabaré Viera Duarte, cuyos padres (Atanasildo y Pura) fueron docentes en ese centro educativo, hoy reducido al mínimo.

Ernesto cumple tareas de maestro director, alfabetiza a dos escolares en inicial; uno, en tercer año y otro en 4°; el restante alumno está cursando 6°.

El edificio es viejo, "pero, el maestro lo ha mantenido limpio y prolijo; corta el pasto y ha instalado cisternas. En este momento estamos pintando la escuela", comentó Carmen, una de las madres.

Recorre 15 km para estudiar.

La Escuela Rural N° 20 de Rivera fue fundada hace casi 110 años. Está a 25 km de Corrales. El vecino más cercano vive enfrente; el siguiente está a un kilómetro del local. El niño que vive más cerca recorre 8 km para llegar a la escuela. El que vive más lejos, está a 15 km. Los padres, en su mayoría, son peones; las madres, cocineras.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)