El dato surge de la primera encuesta sobre seguridad en las empresas

Empresas gastan 4,5 de cada 100 pesos que facturan en seguridad

Las empresas de Montevideo gastan, en promedio, 4,5 pesos de cada cien que facturan en medidas vinculadas a la seguridad de sus comercios, tales como seguros, alarmas, rejas, cámaras, control de acceso electrónico, video vigilancia, guardias de seguridad, perros y tejido eléctrico.

Las empresas en el rubro transporte, almacenes y comunicaciones son las que más gastan en seguridad, en promedio, casi un 5% de su facturación. Las siguen las firmas vinculadas al comercio con 4,7%.

Gastan entre 3,5% y 4% de sus ventas las empresas de los giros industria manufacturera y servicios sociales y salud. Por debajo de 3,5% se encuentran las firmas dedicadas a los servicios financieros y profesionales y el sector primario.

Los datos surgen de la primera encuesta representativa del costo del delito para las empresas de Montevideo, realizada por Equipos Consultores, que será hoy presentada por su director de Opinión Pública, Ignacio Zuasnabar, y el director del Centro de Economía, Sociedad y Empresa de la Escuela de Negocios de la Universidad de Montevideo, Ignacio Munyo.

Entre julio y setiembre de este año fueron encuestadas 388 empresas, el 70% con entre dos y cuatro empleados, el 23% con 5 a 19 trabajadores y el 6% con una plantilla de entre 20 y 99 obreros.

Munyo explicó a El País que el cálculo que arroja el 4,5% toma en cuenta el promedio de gasto en seguridad con respecto a la facturación de cada una de las empresas, una metodología que hasta el momento se ha aplicado para estudios sobre el tema en Uruguay. Por ser un dato individual no es posible obtener un monto total sobre lo que se invierte en seguridad.

La encuesta también revela qué tipo de medidas de seguridad tienen las empresas de la capital. Así surge, por ejemplo, que el 65% cuenta con seguro contra robos, el 60% alarmas y el 56% rejas. Una de cada tres cuenta con cámaras de seguridad y una de cada cinco tiene control de acceso electrónico. El 17% también cuenta con video vigilancia, el 15% con guardias de seguridad, 11% utiliza perros para disuadir a delincuentes y el 9% tiene instalado tejido eléctrico.

Munyo dijo que los datos de la encuesta permiten hacer múltiples interpretaciones sobre lo que ocurre con la seguridad pública.

"Por ejemplo, la percepción de inseguridad ha subido pero el total de delitos que se cometen ha bajado. Eso revela que hay algún problema en la comunicación que lleva a que la percepción personal de los comerciantes no necesariamente coincida con lo que ocurre en la realidad", señaló. Munyo cruzó datos sobre la percepción de los comerciantes en sus barrios y las estadísticas sobre los delitos allí cometidos.


Si no puede ver la infografía haga click aquí

"En las encuestas los comerciantes siguen pensando que la situación empeora, pero los datos duros muestran que está mejorando. Esto responde más a un problema de percepción que de realidad", dijo.


Si no puede ver la infografía haga click aquí

Puso como ejemplo la drástica caída de delitos que se registró en la Ciudad Vieja y el Centro, donde desde la colocación de cámaras de vigilancia en las calles los hurtos y rapiñas han caído en el orden del 18%. Señaló que no hubo un corrimiento a otras zonas porque las más cercanas no experimentan un crecimiento sustantivo.

Sin embargo, sí hubo un crecimiento de los delitos en las zonas periféricas de la capital. Según Munyo, este incremento es del orden del 10%.

La encuesta que se divulgará hoy apunta a determinar cómo viene evolucionando la percepción de inseguridad en Uruguay y cómo el gasto en seguridad afecta a la competitividad de las empresas en Uruguay.

Otra premisa del estudio sostiene: ¿Sensación térmica o realidad? ¿Cuál es la relación entre el gasto en seguridad y la cantidad de delitos cometidos en la zona en donde está instalada la empresa?

Según una reciente encuesta elaborada por la Comisión de Seguridad Ciudadana de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios, el 59.5% de los comerciantes que trabajan en Uruguay sufrió un delito durante 2014. En la edición anterior de la misma encuesta que se realiza entre los socios de la gremial, quienes dijeron haber sido víctimas de un robo fueron solo el 30%. Al igual que en ediciones anteriores de la encuesta, la instalación de una alarma con respuesta es la medida que se toma con mayor frecuencia (72,9%) mientras que un 64.6% colocó cámaras de seguridad.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados