UN SECUESTRO Y ROBO QUE NO FUE

Empresaria a la cárcel por fingir un secuestro

Denunció en Rocha que le llevaron 3 millones de pesos.

La Coronilla: un balneario tranquilo de Rocha sacudido por secuestro simulado. Foto: Archivo
La Coronilla: un balneario tranquilo sacudido por un secuestro simulado. Foto: Archivo

En la tarde de ayer, la Justicia de la ciudad de Chuy (Rocha) dispuso, como medida cautelar, la aplicación de 60 días de prisión para la propietaria de la sucursal de una red de cobranzas de La Coronilla que denunció haber sido secuestrada y asaltada.

La fiscal actuante, Gabriela Carrancio, solicitó la medida por la presunta comisión de un delito de estafa, uno de simulación de delito y otro de asociación para delinquir; los tres en curso fuera de la reiteración, según dijo a El País el jefe de Policía de Rocha, Claudio Pereyra.

La mujer denunció el pasado 23 de enero que había sido secuestrada y obligada a entregar 3 millones de pesos y US$ 22.000 a dos delincuentes.

Esa cantidad de dinero, que estaba dentro del local comercial, respondía al pago de las contribuciones inmobiliarias. Fuentes de la investigación confirmaron que la empresaria declaró que tenía algunas deudas y que realizó esa maniobra para poder cobrar el seguro.

La empresaria narró a la Policía de Rocha y luego le confirmó a El País que en la madrugada estaba en su casa del balneario La Coronilla en compañía de un amigo, cuando dos delincuentes encapuchados ingresaron por la fuerza a la finca.

En su fingido relato, aseguró que su mayor preocupación era la imagen de La Coronilla. "Es un balneario tranquilo", dijo. No obstante, aseveró que los asaltantes la habían amenazado con armas de fuego y que la obligaron a ir en su propia camioneta hasta el local comercial, donde retiró el dinero de las cajas.

El jefe de Policía de Rocha aseguró a El País que una de las hipótesis principales era el "auto robo", que finalmente se pudo probar.

Cómplice.

El lunes, un hombre de 20 años fue condenado a una pena de tres años de penitenciaría por el mismo caso. Se trata de un sujeto que había dicho haber sido secuestrado junto a la empresaria.

Sin embargo, horas después de declarar ante la Fiscalía del Chuy, tuvo un accidente en compañía de un amigo. Volcó en el kilómetro 318 de la Ruta 9, rumbo al Chuy.

Cuando la Policía se acercó a prestarle asistencia, se encontró que los accidentados tenían en el interior del vehículo unos bolsos que luego se supo estaban llenos de dinero. Había en ellos dos millones de pesos y 23.600 dólares.

Una vez consultado por el efectivo, el hombre no supo explicar el origen y terminó confesando que era producto del robo simulado.

Con ese dato, la fiscal actuante obtuvo una orden de allanamiento para revisar la vivienda de la empresaria. En el lugar se encontraron elementos de la seguridad del local que habían sido denunciados como robados o destrozados durante el presunto secuestro.

Un millón.

Ahora los investigadores de la Policía y la fiscal del Chuy intentan saber qué pasó entre la denuncia y el hallazgo del botín. La empresaria había denunciado a la Policía que le habían robado tres millones de pesos. Falta un millón.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)