TRÁMITE RÁPIDO

"Empate técnico" en el FA por la ley de cincuentones

El proyecto baja el 35% de costos y recorta las comisiones de las AFAP.

Los líderes de la oposición presentaron ayer una alternativa para resolver de otra forma el problema de los cincuentones. Foto: M. Bonjour
Los líderes de la oposición presentaron ayer una alternativa para resolver de otra forma el problema de los cincuentones. Foto: M. Bonjour

El Frente Amplio acordó una fórmula para cambiar el proyecto de ley de cincuentones que rebaja 35% los costos de la iniciativa, recorta US$ 20 millones anuales de comisiones a AFAP y evita la renuncia del ministro Danilo Astori. En el Frente Líber Seregni consideran que ganaron y el resto de los sectores hablan de "empate técnico".

Después de arduas negociaciones, la bancada oficialista acordó ayer una fórmula mixta que tuvo en cuenta, en mayor o menor medida, lo que pedían los diferentes sectores de la coalición. La iniciativa será puesta a consideración este jueves en el Plenario de Diputados y luego se trata a tapa cerradas en el Senado.

Con la renuncia de Astori sobre la mesa, el Frente Líber Seregni logró modificar en el Parlamento lo que no pudo en el gabinete del presidente Tabaré Vázquez. También consiguió rebajar de US$ 3.700 la iniciativa impulsada por el ministro de Trabajo Ernesto Murro a US$ 2.400 millones.

Tanto Asamblea Uruguay como el Nuevo Espacio habían jugado fuerte, a tal punto que desafiaron a la disciplina partidaria del Frente Amplio y amenazaron con no votar el proyecto remitido por el presidente Tabaré Vázquez al Parlamento si no se hacían cambios.

El mandatario se mantuvo al margen de esta discusión. Sus últimas declaraciones sobre el tema fueron al inicio del Consejo de Ministros en Pirarajá, el 27 de noviembre, cuando remarcó que el proyecto de ley del Poder Ejecutivo es el que había enviado al Parlamento, marcando distancia del ministro.

La firme postura del ministro Astori en los últimos días de la semana pasada, amenazando con abandonar su cargo molestó a Vázquez, contaron a El País dos fuentes oficiales.

El acuerdo alcanzado consta de cuatro puntos: los cincuentones pueden cobrar hasta el 90% de jubilación, se rebajan las comisiones de las AFAP estableciendo que ninguna de ellas pueda superar una dispersión del 50% de la más baja (hoy República AFAP), se incluye a 2.500 personas que ya estaban jubiladas como parte de la solución y se establece a texto expreso que el fideicomiso será público. Se descartó que se pueda elegir cambiarse de sistema al momento de jubilarse y se otorga hasta dos años para hacerlo.

En cuanto a las comisiones, se calculan que las AFAP dejarán de percibir unos US$ 20 millones al año, dijeron a El País fuentes de la coalición. Para adaptarse a esto, se les otorga a las administradoras un plazo de 24 meses para ajustarse. Adicionalmente se establece que se deberá informar el porcentaje de las comisiones sobre el monto del aporte depositado en la cuenta de ahorro individual y no del sueldo. En las negociaciones para tejer el consenso dentro de la coalición fueron claves el subsecretario de Economía Pablo Ferreri y los diputados Alejandro Sánchez del MPP y Jorge Pozzi del Nuevo Espacio .

La solución del 90% de la jubilación había sido planteada por el grupo IR (de Macarena Gelman) y el Partido Socialista, a diferencia del astorismo que había propuesto el pago de hasta el 80%, lo que había sido rechazado por el Partido Comunista y la Lista 711. Con este acuerdo, los cincuentones tendrán en promedio $ 4.000 más cuando se jubilen, de acuerdo a los cálculos divulgados ayer por el MPP en su cuenta de Twitter.

A último momento, el diputado de Asamblea Uruguay Alfredo Asti intentó bajar al 89% el porcentaje a pagar a cincuentones; pero esto no fue aceptado por el resto de la bancada, dijeron a El País participantes de las negociaciones. En tanto, el hecho de que el fideicomiso sea administrado por el Estado es un planteo que había sido realizado por la Lista 711 del exvicepresidente Raúl Sendic, que propuso destinar esos fondos para las obras públicas.

Según el proyecto, a partir del sexto año de constituido el fideicomiso, el mismo le realizará transferencias anuales pagadas semestralmente al BPS durante un plazo de 20 años.

Balance.

¿Quién ganó y quién perdió en la interna del FA? La pregunta es respondida de diferente manera según a quién sea dirigida. El senador Rafael Michelini (Nuevo Espacio) señaló a El País que el balance de la negociación "es muy bueno porque el Frente hizo síntesis y notoriamente la palabra del ministro fue escuchada". Además destacó la continuidad de Astori "en la medida de que haya responsabilidad fiscal". El legislador concluyó que el saldo es positivo: "Se soluciona una injusticia con una ley sensata".

"No es el 100% de lo que queríamos, siempre dijimos que respaldábamos la iniciativa del gobierno. Pero al mismo tiempo siempre nos quedamos diciendo que trabajamos y hacíamos esfuerzo para encontrar una salida que contemplara el mayor número de beneficiarios y que fuera de consenso dentro del Frente Amplio y eso fue lo que se logró", dijo a El País el secretario general del Partido Comunista y senador Juan Castillo. Como positivo destacó la reducción de comisiones de las AFAP y el haber contemplado a 2.500 jubilados. "Para mi ganaron los cincuentones que habían sido perjudicados por blancos y colorados", señaló.

"Todos dejamos cosas por el camino y lo que tratamos es salir lo más unidos posibles", reconoció a El País el diputado Felipe Carballo (Lista 711). Sostuvo que bajar las comisiones de las AFAP "es un avance importante", al igual que asegurar que el hecho de que los fondos de los trabajadores sean administrados por el Estado.

Oposición cuestiona cambios acordados por el oficialismo

El mismo día que la bancada oficialista alcanzó un acuerdo sobre el texto que había remitido el Poder Ejecutivo, los partidos de la oposición enviaron al presidente Tabaré Vázquez un proyecto de ley con dos modificaciones sobre la ley N° 16.713 aprobada el 3 de septiembre de 1995. La iniciativa fue presentada ayer por la tarde en conferencia de prensa por los principales líderes entre los que estaban los senadores Luis Lacalle Pou (Partido Nacional), Pedro Bordaberry (Partido Colorado) y Pablo Mieres (Partido Independiente). Ya había sido presentada como anteproyecto por el Banco de Previsión Social (BPS) de 2012, cuando era titular del organismo el actual ministro de Trabajo Ernesto Murro. Planteaba que se reconocieran los aportes vigentes en el período anterior a la aplicación del régimen mixto. El costo de US$ 1.000 millones y no de US$ 3.700 millones.

Según la iniciativa a la que accedió El País, Vázquez da cuenta que la propuesta " llegó luego que la bancada oficialista resolviera satisfactoriamente la temática".

Críticas.

El senador Lacalle Pou dijo en la conferencia que la propuesta presentada a Vázquez e ideada por Mieres "es justa". "Lo que falta a veces es que todos tengamos un poco de humildad", acotó.

Mieres cuestionó que el planteo del Frente no permita optar al momento de jubilarse, sino en los dos años después de aprobado el proyecto. "La montaña parió un ratón: todo el gran conflicto que parecía que era el apocalipsis dentro del Frente redunda en una reducción del gasto de US$ 1.000 millones". El senador José Amorín Batlle dijo que la propuesta acordada "no es buena". "Se modificó , pero sigue siendo carísima", aseguró.

El diputado nacionalista Jaime Trobo marcó también su desacuerdo con la propuesta del FA: "Nuestra solución era que los jubilables optaran en el momento de la jubilación".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)