El embajador Chirino lo recogió en su auto en la base aérea

El emisario de Maduro no pasó por la aduana

El excanciller y exvicepresidente de Venezuela, Elías Jaua, llegó el miércoles 21 a Montevideo a bordo de un avión ejecutivo de la petrolera Pdvsa con la matrícula N44ZF, que lo aguardó durante su estancia en el país y luego lo volvió a llevar directamente a Caracas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Elías Jaua, canciller venezolano. Foto: El País

Momentos después de aterrizar en el sector civil de Carrasco, ingresó un automóvil a la pista con un único pasajero, el embajador Julio Chirino. Jaua subió al vehículo y ambos partieron sin pasar por los registros migratorios ni hacer Aduanas, dijeron a El País fuentes de la Fuerza Aérea.

Jaua vino a Uruguay para pedirle al Frente Amplio que participe como veedor en las elecciones legislativas de Venezuela en diciembre.

La venida de Jaua se produjo un día antes de que el fiscal venezolano Franklin Nieves huyera del país y denunciara que el gobierno del presidente Nicolás Maduro lo presionó para encarcelar al líder opositor Leopoldo López con pruebas falsas, según un video difundido por un portal de noticias opositor.

En medio de todo este clima confuso, esta tarde el tema de Venezuela y sus elecciones ganará espacio en la Cámara de Representantes, cuando el diputado nacionalista Jaime Trobo plantee que el Parlamento se pronuncie sobre su iniciativa de designar una comisión multipartidaria para que sea enviada a Venezuela como veedora. Trobo ya había planteado esta iniciativa hace dos meses, durante una reunión con coordinadores de todas las bancadas.

"Ninguna misión de observación puede enviarse a un país si no se integra con representación de todos los partidos", dijo el diputado El País.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados