Promovido por el Partido Nacional; lo aplican liceos que logran baja repetición

Eliminan el plan ProMejora pese a buenos resultados

En el liceo de La Coronilla casi no hay repetidores. Para su directora, Dorley Nicodella, esta realidad se debe a que en 2011 se aplicó en el centro el polémico Plan ProMejora —polémico porque fue impulsado por la oposición, y rechazado en su momento por parte del oficialismo y los sindicatos—. En ese año, apenas el 67% de los alumnos lograba pasar de grado en el centro rochense; ahora, según el último monitoreo con datos de 2014, esa cifra es de 97,6%.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Gremios se manifestaron en 2011 contra la aplicación del ProMejora. Foto: F. Flores

Para Nicodella, "es una lástima" lo que va a pasar a partir del próximo 31 de diciembre, cuando entre en vigencia la nueva ley de Presupuesto. Ese día será en el que se dé muerte al Plan ProMejora.

"Lo que hoy apreciamos es que hay una mirada partidista, estrecha, que tiene el propósito de que todo lo que surge de otras filas que no sean las del oficialismo, debe ser anulado", resume el exconsejero de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), Daniel Corbo, uno de los principales impulsores del plan ProMejora.

Corbo, del Partido Nacional, dejó el cargo en marzo, cuando Tabaré Vázquez asumió la Presidencia y decidió que no iba a haber más representación de la oposición en la ANEP ni en la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE). "Lo importante no es la idea, sino de quién viene. Y si no viene del oficialismo, apenas el representante de la oposición desaparece, no está más allí presente, se anula", insistió el exconsejero.

Polémico.

El plan nació y murió en medio de la polémica. Dos presidentes de la ANEP de la administración de José Mujica se fueron de sus cargos en medio de la discusión por el ProMejora, se trata de Jorge Seoane y Pilar Ubilla —esta última se negaba de lleno a su aplicación—. Los sindicatos también se pusieron en pie de guerra. Amenazaron con ocupar centros y echar de sus filas a quienes aplicaran el plan.

Sin embargo, este, aunque con limitaciones, se llegó a implementar. No de manera tan masiva como Corbo reclamó en 2013 y 2014, que pidió llevarlo a 300 centros. Se aplicó —y hasta ahora se está aplicando— tan solo en 33 instituciones. Y los resultados son, al parecer, buenos.

En el liceo de La Coronilla repite solo el 2,4%. Es un récord. Pero no es el único caso de buenos resultados en centros inmersos en el Plan ProMejora, si uno los compara con el promedio global de repetición en el Ciclo Básico que llega al 28% de los estudiantes de cada liceo. Así lo demuestran el liceo de Nueva Palmira, donde no aprueba el 10,6%; el de Florida 2, donde esta cifra es de 15,7%; el de Guichón, con 13,5%; y en Young 2, con 15,6%.

El plan.

Según se define en su página web, el ProMejora es un proyecto por el cual se "promueven Planes de Mejora y Fortalecimiento de las Instituciones Educativas en las dimensiones: gestión, convivencia y aprendizajes". ¿Cómo se traduce esto? Por ejemplo en cursos de capacitación y convivencia para alumnos y docentes, y en un contacto constante con las familias.

Del dicho al hecho, igual, hubo un gran trecho. Según Corbo, desde el Codicen permitieron llevar adelante el programa, pero con muchas limitaciones. Por ejemplo, el plan original incluía la creación de profesores cargo para cada uno de los centros en que se aplicara —o sea que deberían trabajar durante ocho horas en el mismo lugar— y la elección de horas docente por al menos dos años —se siguió haciendo cada año como en los otros liceos—. Esto no se hizo.

El plan también suponía crear una "propuesta pedagógica propia", acorde con las dificultades de cada alumno y cada institución, pero la administración tampoco lo permitió.

"O sea que lo único que se permitió fue aplicar las metodologías que tiene el plan para diagnosticar institucionalmente a los centros educativos, identificar los problemas, definir un plan de mejora e implementarlo, pero esto restringido a tocar el currículo", resumió Corbo.

Para el exconsejero, por otro lado, la salida del ProMejora tiene "lógica" dentro del proyecto presupuestal que presentó la ANEP, "donde las instituciones ya no tienen un papel central, articulador, de todos los esfuerzos". Y resumió: "Así se deja solos a los centros educativos, y eso es una lástima".

Para Nicodella, la directora del liceo de La Coronilla, es "inentendible lo que van a hacer". E insiste: "Si uno mira la gran cantidad de proyectos que se han lanzado desde Secundaria, es claro que el ProMejora es el que ha tenido los mejores resultados".

Cambian programa de tránsito educativo.


Una de las promesas de campaña del presidente Tabaré Vázquez fue "cambiar el ADN de la educación", y en ese sentido prometió un "ciclo único" desde los 3 a los 14 años. Las dudas surgieron sobre cómo se iba implementar esto. ¿Se uniría la escuela al liceo? ¿Se ampliaría la cantidad de años de Primaria? Lo cierto es que recién ahora aparece la primera pista sobre cómo se va a implementar este cambio.

Las autoridades de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) resolvieron para el año próximo importantes cambios en el programa Tránsito Educativo. Hasta ahora este programa consistía en una serie de grupos formados por dos maestros de Primaria, uno de Secundaria y otro de UTU, que operaban en los distintos departamentos, trabajando en la integración de los alumnos de la escuela a su pasaje al liceo.

Ahora se pretende mantener estos equipos, pero además, para ampliar el programa, incluir a los maestros de sexto año de los centros más conflictivos —ya sea por la situación social en la que están inmersos sus alumnos o por sus niveles académicos— en las tareas de integración.

Hoy se llega a 125 escuelas en todo el país. Ahora el plan es alcanzar, solo en la capital, al 40% de los centros, lo que equivale a 140. A esto hay que sumarle una gran cantidad de escuelas rurales.

"Los cargos son los mismos, lo que cambia es que el egreso lo preparan los maestros de sexto con un tiempo adicional que son unas salas que se les pagarán aparte mensualmente", explicó a El País el consejero de Primaria, Héctor Florit.

"Antes —insistió el funcionario—, hasta el año pasado, los equipos de Tránsito Educativo se focalizaban en un número muy limitado de escuelas y liceos. Ahora se quiere que esos equipos trabajen para todo el departamento en que estén instalados, pero como para esto necesitan más tiempo, ahora tendrán el apoyo de los maestros de sexto".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados