OPERATIVO

El Ejército sale a la caza de miles de "ranas toro" en Cerro Largo

Su presencia masiva podría afectar la cadena alimentaria.

La rana toro invade Cerro Largo. Foto: Wikipedia
La rana toro invade Cerro Largo. Foto: Wikipedia

Un grupo de militares de Melo será desplegados en campos cerca de Aceguá para matar miles de ranas toro, que según los técnicos, son especies depredadoras que causan un impacto ambiental importante.

La decisión de exterminar la plaga responde a una directiva de la Dirección de Medio Ambiente del Mvotma.

Para ello se instrumentará desde la semana que viene un plan que incluye recorrer azudes, piscinas y un viejo matadero que hay en la zona; esos lugares serán cercados con malla sombra y algunos se vaciarán con personal de OSE para lo cual utilizarán bombas.

Hay cuatro grandes espejos de agua en las inmediaciones a los que se decidió no sacarle el agua debido a que son utilizados por muchos productores para abrevar al ganado vacuno.

La cacería.

Las ranas serán cazadas con arpones, según adelantó el coronel Juan Rígoli, jefe de la Brigada de Caballería N° 2 de Melo, que se encargará del trabajo.
Una vez que sean capturadas, las ranas van a ser colocadas en formol y llevadas a Montevideo para ser estudiadas en la Facultad de Ciencias.

Inicialmente serán destinados diez efectivos militares del destacamento de Aceguá y un oficial a cargo, “pero si necesitamos llevar más gente desde Melo la llevaremos”, agregó el coronel.

Aunque estiman que los trabajos podrán llevar varias semanas, aún se desconoce el tiempo que demandará la tarea, así como la cantidad de ranas toro que hay en la zona ya que faltan varias piscinas de agua por detectar.

El material para la caza comenzará a llegar en las próximas horas.

Brigada de Melo. Foto: Néstor Araújo
Brigada de Melo. Foto: Néstor Araújo

Meses de trabajo.

Desde el pasado diciembre, el Comité de Emergencias de Cerro Largo se mantenía alerta ante la invasión de ranas toro, una especie que lleva el nombre científico de Lithobates catesbeianus.

Esta rana es originaria de Estados Unidos y fue ingresada en Uruguay con “una finalidad comercial para consumo humano”, contó Richard Fonseca, coordinador del Comité de Emergencias de ese departamento.

“En su momento, el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca estimuló este tipo de emprendimientos para la cría de ranas comestibles, pero nunca se previó la posibilidad de un fracaso. Se abandonaron los criaderos y las ranas se escaparon”, explicó Fonseca. Y agregó: “luego de ese hecho no se pensó en hacer un seguimiento para evaluar el impacto ambiental de lo sucedido”.

La rana toro, que puede llegar a pesar un kilo, se “reproduce mucho, come de todo y tiene un potencial invasor muy grande”, explicó el funcionario.

Esta especie de gran porte, comparada con los anfibios que hay en Uruguay, representa un peligro “ya que puede afectar la cadena alimenticia”, aseguró.

La zona más invadida está próxima a arroceras y cursos donde OSE extrae agua.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)