DENUNCIA

Ejército niega espionaje institucional tras vuelta de la democracia

El jefe del Estado Mayor de la Defensa (Esmade) y a la dirección de Inteligencia Estratégica informaron al ministro de Defensa, Jorge Menéndez, que institucionalmente no se han realizado operaciones de espionaje contra partidos, políticos o sindicatos tras el advenimiento de la democracia.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Jorge Menéndez será el nuevo ministro de Defensa. Foto: Presidencia

El ministro de Defensa, Jorge Menéndez, comparece esta tarde frente al plenario del Senado convocado por el senador nacionalista Javier García para informar sobre la globalidad de su área de mando.

En el transcurso de la reunión, Menéndez informó que le pidió informes por escrito al jefe del Estado Mayor de la Defensa (Esmade) y a la dirección de Inteligencia Estratégica acerca de si existieron operaciones de espionaje en democracia, pidiendo conocer en tal caso por quiénes fueron ordenadas y si hay archivos, a lo que “las autoridades han respondido que institucionalmente no se han realizado actividades de esas características y que no existen en las fuerzas archivos al respecto”, indicó el ministro.

Las eventuales actividades de espionaje clandestino, realizadas en democracia y con recursos públicos por parte de integrantes de las Fuerzas Armadas, serán investigadas por el Parlamento. La idea es determinar quién era la autoridad responsable por esas actividades, si los militares o los numerosos ministros de Defensa que pasaron en los gobiernos de tres partidos políticos.

El diputado frenteamplista Luis Puig entregó el lunes la nota con su denuncia de unas 150 páginas al presidente de la Cámara de Representantes, el nacionalista Gerardo Amarilla, acompañado por los coordinadores de los sectores del Frente Amplio. El contenido de la denuncia fue aprobado por la Mesa Política del FA, luego que en la interna se plantearan algunas dudas por parte del MPP sobre la conveniencia de investigar estos hechos.

La información sobre las acciones de espionaje tiene como elemento central al coronel retirado Elmar Castiglioni, que falleciera en 2015. En su domicilio la Justicia incautó en un allanamiento material sobre esas actividades. Tiempo después, el semanario Brecha publicó una parte del contenido incautado donde se revela el seguimiento telefónico o personal del expresidente Jorge Batlle y sus colaboradores inmediatos en la crisis de 2002, o la infiltración de sindicatos como Sutel o Untmra en 1992, u organizaciones políticas como el Partido Comunista y el Movimiento de Liberación Nacional.

El llamado archivo Castiglioni deja entrever que la red de informantes era extensa: por ejemplo, a principios de 1990, dirigentes de Adeom trabajaban para los servicios informando sobre las rutinas del entonces intendente Tabaré Vázquez.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º