refugiados

EE.UU. advirtió por "complejidad" de las familias sirias

Gobierno dejó en suspenso la llegada de los refugiados.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Los sirios tienen problemas para conseguir trabajo en Uruguay. Foto: F. Ponzetto

El gobierno de Estados Unidos alertó a Uruguay de la "complejidad enorme" que representaban las siete familias sirias que habían sido seleccionadas para llegar a Uruguay antes de fin de año. En atención a esto, el presidente Tabaré Vázquez resolvió posponer por tiempo indeterminado el arribo de los nuevos refugiados.

El gobierno planteó al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) el interés de revisar el número de integrantes y los perfiles de quienes iban a llegar como refugiados. Si bien los procesos de inserción de familias grandes "son difíciles, no son imposibles", dijo el secretario de Derechos Humanos de la Presidencia de la República, Javier Miranda, el pasado 17 de diciembre en la Comisión de Población de Diputados según consta en la versión taquigráfica.

"En algún diálogo que mantuvimos con el gobierno de Estados Unidos, nos decía que realmente las familias que iban a venir a Uruguay resultaban de una complejidad enorme, incluso para ellos, y estamos hablando de una potencia mundial, con un programa de reasentamiento bien distinto al nuestro, con fuerte apoyo de la sociedad civil y con un período de inserción muy pragmático: tres meses y después arreglate", explicó Miranda.

Las siete familias que habían sido preseleccionadas se entrevistaron personalmente con Miranda en agosto de 2014 en Beirut (Líbano). El secretario de Derechos Humanos expresó su "dolor" por haberle tenido que decir a las familias que no vendrían a Uruguay y por lo tanto tendrían que buscar otro destino.

Miranda dijo que la decisión de postergar la llegada de un nuevo contingente de familias sirias "no es un se terminó acá y nunca más, pero sin duda es un aplazamiento sin fecha". De todos modos, reconoció que en el Poder Ejecutivo hay diferentes visiones con respecto a la llegada de los refugiados.

"El Poder Ejecutivo no es una unidad, tenemos pensamientos distintos. Si a mí me dejaran, yo abro este país a la inmigración, al refugio, al reasentamiento, pero son concepciones personales de lo que uno cree que valdría la pena hacer", aclaró.

En este marco, Miranda anunció que el Poder Ejecutivo revisará tanto el texto legislativo como la institucionalidad que rige la política de refugio y reasentamiento; ello implica la creación de un nuevo protocolo de actuación.

Problemas.

Algunas de las cinco familias sirias que llegaron a Uruguay durante el gobierno del expresidente José Mujica pasan por serias dificultades, y en general su proceso de inserción en la sociedad no ha sido fácil.

En su comparecencia en el Parlamento, Miranda informó que uno de las mayores problemas que enfrentan estas familias es el acceso al mercado laboral. El gobierno solicitó empleo para los refugiados sirios a un comercio de grandes áreas y la respuesta fue negativa, y "no porque no necesitaran mano de obra, sino porque se trataba de estas personas", contó Miranda. "Precisamente, en tiempos recientes habían tomado hasta veinte personas, pero la respuesta fue: No, porque no confiamos en que estas personas no nos generen problemas. Eso también es entendible de parte de los empresarios que dicen: ¿Por qué me voy a comprar un problema?, señaló el jerarca.

Además, describió la situación de dos mujeres que tienen dificultades para acceder y mantenerse en el mercado laboral por carecer de historia laboral, no tener una cultura de trabajo y ser analfabetas, no sólo en español sino en árabe. Una de estas mujeres es viuda y está en una "situación de vulnerabilidad sumamente seria", tiene problemas de salud importantes y su caso "no se soluciona con transferencia monetaria ni con acompañamiento de psicólogo".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados