INN CONTENT PARA SANTA ELENA 

Santa Elena y su propuesta bilingüe única y diferente: humanista e integradora

Su propuesta educativa busca “el máximo potencial de los estudiantes desde su propia inteligencia”.

Alumnos del Colegio Santa Elena. Foto: Santa Elena
Alumnos del Colegio Santa Elena. Foto: Santa Elena

Con ya 136 años de historia, el Colegio Santa Elena apuesta a un nuevo paradigma de la educación, tanto para el español como para el inglés y el portugués, que busca “personalizar” y “no toma a la diversidad como un problema, sino como una riqueza”, explicó Pablo Cayota, uno de los directores ejecutivos de la institución.

Y van más allá: lograron bajar a tierra ese paradigma teórico y “llevar a la práctica y a la cotidianeidad esas ideas que han sido faro para muchas instituciones educativas y para la teoría del siglo XXI”, agregó Cayota.

La institución, a su vez, “hace una apuesta muy fuerte a la libertad, a la creatividad y a la calidad académica” logrando que cada estudiante “encuentre su propio camino dando el máximo de su potencial”. Cayota aseguró que la razón de este accionar es que no todos los niños y adolescentes aprenden de la misma manera, por ello apuestan a la personalización. Sin embargo, para uno de sus directores ejecutivos eso no significa “ser individual e individualista, porque para eso contratarían con institutrices y que cada uno haga su proceso de aprendizaje”, sino que apuestan “al aprendizaje también colectivo, socializado, pero desde este otro camino”.Santa Elena, en concreto, sigue la exigencia del siglo XXI en materia educativa, que implica que cada uno dé el máximo de su potencial desde su propia inteligencia.

Inglés nativo

Al terminar el bachillerato, los estudiantes viajan a Oxford para continuar aprendiendo el idioma con docentes nativos.

Propuesta bilingüe

Este paradigma se ve reflejado no solo en su propuesta de español, sino también en el idioma inglés. Rosario Lazaroff, coordinadora del departamento de ese idioma en el Instituto de Educación Santa Elena, afirmó que esta idea se canaliza con “una propuesta sólida de enseñanza, sistematizada y exigente, pero que esa alta vara que se pone es flexible de acuerdo a la capacidad y los tiempos de cada uno”.

Alumna del Colegio Santa Elena. Foto: Santa Elena
Alumna del Colegio Santa Elena. Foto: Santa Elena

Lazaroff explicó que la enseñanza que brinda el colegio es de los más altos niveles, pero* de una forma personalizada ya que le brindan a cada estudiante el inglés que necesita para llegar a su máximo potencial, sin condicionarlo con ideas previas.

Exámenes de Cambrdige

El gran nivel de inglés de la institución permite legitimar los aprendizajes a través de exámenes Cambridge.

Desde 2005, este centro educativo prepara a sus estudiantes para los exámenes internacionales y además es una de las sedes en Uruguay para rendir estas pruebas. “Esto implica que los examinadores Cambridge toman las pruebas en nuestro propio colegio, no solamente a los alumnos Santa Elena sino también a otros candidatos de la zona”, dijo Lazaroff.

El colegio fue habilitado como centro examinador de Cambridge y recibe a estudiantes de la zona.

De hecho, año a año reciben un diploma de reconocimiento de la Universidad de Cambridge por la cantidad de alumnos que presentan y rinden con éxito los exámenes. Este año obtuvieron aún más: “Tuvimos el gusto de recibir una distinción especial, junto a otros cuatro colegios del país, por la calidad de nuestra enseñanza de inglés y por los resultados que
obtenemos. Nos sentimos sumamente orgullosos por ello”, acotó la coordinadora.

Explicó que en cada etapa de construcción de la lengua, se propone a los alumnos presentarse a las pruebas internacionales que corresponden a los conocimientos que han adquirido. Comienzan en primaria con los exámenes de nivel A1 y A2 según el Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas y en secundaria siguen cubriendo etapas hasta rendir los de nivel superior: B2 (FCE), C1 (CAE) y C2 (Proficiency). Para Lazaroff esa es la fortaleza más grande de la propuesta que es esta idea de “bilingüismo humanista e integrador”.

Estas pruebas a nivel internacional son para Cayota un instrumento de evaluación externa permanente todos los años, que impulsa a siempre a seguir buscando mejoras en la calidad y la institución logra superarse, actualizarse e innovar año tras año.

Además de la propuesta bilingüe durante todo el ciclo educativo, al terminar bachillerato los estudiantes realizan un viaje a Oxford, donde asisten a un centro de lenguas y conviven con familias durante dos semanas. Culminada esa etapa de estudio dedican otra semana a visitar Londres y los puntos más atractivos de Inglaterra, Escocia y Gales. “Es una inmersión total en la lengua”, detalló su director ejecutivo.

Años de cambios

Alumno en clase de Santa Elena. Foto: Santa Elena
Alumno en clase de Santa Elena. Foto: Santa Elena

Tanto el 2020 como el 2021 fueron años diferentes y desafiantes. La llegada de la pandemia fue para Cayota “un gran cimbronazo para todos los sistemas educativos del mundo”, sin embargo, el colegio logró adaptarse rápidamente. Se realizó una inversión tecnológica importante para reforzar el trabajo previo y eso permitió “un aprovechamiento de la etapa virtual y luego en la presencial”.

La vuelta a la virtualidad en 2021 fue más fluida porque ya estaban preparados “Aprendimos a convivir con la incertidumbre, desde febrero teníamos planificado qué hacer si un día se disponía el cese de la presencialidad. Por eso pasamos del modelo presencial al modelo virtual 100% y funcionó en términos de procesos de enseñanza y de aprendizaje de manera muy fluida”, detalló Cayota.

Calidad del aire

El COVID-19 dejó grandes enseñanzas a futuro. Cayota explicó que entendieron la importancia de la calidad del aire y la relevancia de la prevención. Enseñanzas que les van a servir para trabajar en la salud hacia adelante.

Esta propuesta implica purificadores de aire con tecnología de la NASA, en cada aula, así como también en medidores de CO2. Además, desarrollaron una política de protocolos muy estrictos de ventilación cruzada y un sistema de información con las familias que ha permitido que no se den brotes intrainstitucionales durante la emergencia sanitaria.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados