ENSEÑANZA

Puente reivindicó logros al frente de Secundaria

Discrepó con argumentos esgrimidos para que renunciase.

Puente admitió que analiza llevar al Codicen a la Justicia. Foto: A. Colmenga
Puente admitió que analiza llevar al Codicen a la Justicia. Foto: A. Colmenga

La saliente directora de Secundaria, Celsa Puente, admitió ayer haber tenido discrepancias con otros integrantes del Codicen, reivindicó su actuación al frente del Consejo de Educación Secundaria (CES) y dijo que sintió vulnerados sus derechos como trabajadora porque el órgano rector de enseñanza no le concedió la licencia que solicitó.

Puente cuestionó que el Codicen le solicitara la renuncia a su cargo por haber extendido una licencia más allá de la que tenía autorizada, informó que tiene 56 días de licencia anual acumulada y recordó que la normativa del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social establece que se debe tomar en plazos no menores a diez días.

En una entrevista en Todo Pasa de radio Océano, la exdirectora del CES aseguró que cumplió con la normativa al momento de solicitar su licencia, y dijo que "hubo una vulneración" de sus "derechos como trabajadora".

Explicó que pidió la licencia en cuestión el 20 de febrero y le contestaron —negándosela— un mes más tarde, a tres días de que empezara la Semana Santa, cuando ya tenía los pasajes comprados para viajar a Cádiz a visitar a su hija.

La demora en retornar de la licencia fue el detonante que llevó a que el Codicen le pidiera la renuncia. El Consejo Directivo le había otorgado licencia por cinco días, pero Puente se tomó una semana más.

Consultada sobre si piensa llevar el tema a la Justicia por sentir sus derechos vulnerados respondió: "Todavía no lo decidí".

Discrepancias.

Respecto a la existencia de eventuales diferencias con los integrantes del Codicen, Puente dijo que "venimos teniendo discrepancias, pero para mí las discrepancias son saludables, son posibilidades de construcción, y lo interesante de tener la miradas variadas es la posibilidad de crear una mirada común y enriquecerse en el intercambio".

Puente admitió que tiene "estilos diferentes de conducción" con el Codicen, presidido por Wilson Netto. "Yo creo que liderar un organismo de este porte tiene que ver con generar ideas y habilitar a que la gente innove, proponga. Otros tienen una impronta más centralizada. Hay quienes creen que para todo hay que pedir permiso", aseguró.

No obstante aseguró que seguirá desempeñándose como inspectora. "Desde hoy soy inspectora en la zona Este de Montevideo, sigo siendo de Secundaria y lo voy a seguir siendo siempre", dijo Puente.

La exjerarca no dejó de mencionar los "logros" que, a su juicio, hubo durante sus cuatro años de gestión al frente del CES. "Estoy muy orgullosa del equipo que logramos formar, las propuestas que logramos sacar adelante […] Si hacemos un balance de cómo estaba (Secundaria, antes de que ella asumiera como directora) y cómo la estoy dejando hoy, hay una diferencia importante".

Consultada sobre si la relación que mantuvo con los sindicatos de la educación podría haber influido negativamente para su salida del cargo, dijo: "La relación que tuve con los sindicatos es una relación que se fue construyendo, hasta ayer (por el lunes) tuvimos una relación con intercambios y miradas muy francas".

Sin embargo, la consejera del Codicen por los trabajadores, Elizabeth Ivaldi, dijo ayer en Puntos de vista de radio Uruguay, que la decisión del organismo rector de la enseñanza de solicitarle la renuncia a Puente se debió a que "existe la necesidad de un trabajo en equipo, sobre todo, en un organismo colegiado".

Para oposición el cese muestra lucha de poder en oficialismo

Representantes de la oposición cuestionaron la gestión de Celsa Puente al frente del Consejo de Secundaria y manifestaron que su remoción responde a una lucha de poder entre grupos políticos del oficialismo.

El senador Jorge Larrañaga dijo que el cese de Puente no implicará cambios en el gobierno de la enseñanza. En radio Uruguay habló de un "desgobierno de la educación" y dijo que la enseñanza no avanza. "No tenemos mejor educación pública ni más educación pública. No dejamos de reconocer mayor inversión y las cosas que han incorporado, pero estamos ante un fracaso", aseguró.

En tanto, el senador del Partido Independiente Pablo Mieres sostuvo, también en radio Uruguay, que en la educación pública existe una lucha de poderes entre sectores del partido de gobierno que no tiene relevancia para los cambios que requiere la enseñanza.

El legislador entiende que debe relevarse del cargo al presidente del Codicen, Wilson Netto, y al resto de los jerarcas de la ANEP (Administración Nacional de Enseñanza Pública).

Por su parte, la diputada blanca del sector Todos, Graciela Bianchi, muy crítica de la gestión del gobierno de la enseñanza desde hace mucho, sostuvo en Cierre 850 de radio Carve que "las irregularidades administrativas en la ANEP son tremendas".

Como ejemplo de esa situación la legisladora nacionalista aseguró que "Celsa Puente hizo compras de libros de descarte de las editoriales, los que quedan sin vender".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º