Pruebas de aptitud cuestionadas

Planean ocupar el liceo otra vez si se aplica PISA

Asamblea técnico-docente ya se había opuesto a la prueba.

El sindicato del liceo 18 decidió quedar en asamblea permanente. Foto: F. Flores
El sindicato del liceo 18 decidió quedar en asamblea permanente. Foto: F. Flores

Los profesores sindicalizados del liceo 18, en Montevideo, decidieron la desocupación del centro educativo. Pero advirtieron que, de aplicarse las pruebas PISA como prevé Secundaria, "no descartan" tomar nuevas medidas, como otra desocupación.

Quienes ocuparon ayer el liceo de la avenida Millán se oponen a las pruebas PISA porque las consideran "tendenciosas", "funcionales al mercado de trabajo y la privatización". Pero esta postura no es exclusiva de ese "grupito" de profesores, ni siquiera del sindicato.

Según documentos a los que accedió El País, la Asamblea Técnico Docente de Secundaria, ya había manifestado en 2014 su oposición a las pruebas estandarizadas, sea cual sea su nombre. Esta Asamblea es la representación de todos los docentes del organismo desconcentrado y, a la vez, no tiene en su cometido el análisis de las cuestiones pedagógicas.

"Históricamente, los pedagogos han creado nuevas propuestas de evaluación sin utilizar en absolutos pruebas estandarizadas. Estas provienen de una concepción neopositivista y economicista, para la cual todo es cuantificable y comparable", dicen los documentos.

El Instituto Nacional de Evaluación Educativa (Ineed) analizará el próximo martes el debate que despertó la medida adoptada por los profesores del liceo 18. Sin embargo, Pablo Cayota, integrante de la comisión directiva del Ineed, dijo a título personal que "resulta peligroso cuestionar las evaluaciones".

Según Cayota, "uno de los riesgos de no evaluar desde una mirada externa, estandarizada como PISA, es que se invisibilice la desigualdad".

Los profesores que ocuparon el liceo habían dicho que "PISA no aporta información sobre las condiciones de vida de los estudiantes". En el liceo 18, había explicado el sindicalista Julio Moreira, se reciben "estudiantes de los quintiles de ingresos más bajos, estamos hablando de una población estudiantil de asentamientos irregulares". Y ejemplificó: "El último mes hemos identificado alumnos que llegan sin comer y el liceo no tiene respuesta a ello. Apenas recibimos unas 20 bandejitas con sándwiches por semana".

Pero Cayota fue enfático en señalar que justamente las pruebas PISA han tenido "un efecto predictor" en, por ejemplo, suponer cómo será la trayectoria posterior de los alumnos a los que les había ido mal en las pruebas.

La evaluación.

El Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes, o simplemente PISA por su sigla en inglés, es una prueba internacional que se realiza cada tres años y que mide el desempeño de los estudiantes de 15 años en matemática, ciencias y comprensión lectora.

Este 2018 se está aplicando por sexta vez en Uruguay. Es la única prueba representativa de educación media en lo que va del milenio, dijo María Sánchez, coordinadora de PISA en el país. Gracias a esta evaluación, según los técnicos, se ha podido comprobar que los adolescentes uruguayos tienen un desempeño promedio que alcanza un nivel dos; en una escala que va hasta el seis. Y los alumnos que cursan con rezago apenas llegan al nivel uno. Sucede, y esto también se supo por PISA, que Uruguay es el cuarto país con mayores experiencias de repetición antes de llegar a los 15 años, por lo cual son muchos los jóvenes que llegan a esa edad con rezago.

En base a esta evidencia, Cayota señaló que "oponerse a la evaluación estandarizada revela lo lejos que estamos respecto a una verdadera cultura de evaluación; lo que, en otras palabras, significa desconocer que esa información es clave para las políticas y estrategias educativas".

En esta línea, el consejero del Codicen Robert Silva dijo en el periódico El Telescopio, vinculado al Partido Colorado, que "las pruebas PISA están lejos de tener las implicancias que se les atribuye". "Para ello basta repasar los países que se han incorporado o que participan desde hace tanto tiempo, como ser el caso de Brasil bajo los gobiernos de Lula Da Silva o más recientemente el Ecuador de Rafael Correa, que por cierto y se supone, bien lejos del gran capital neoliberal y mercantilista estaban", sostuvo.

La palabra mercantilista no es en vano. La ATD de Secundaria había dicho en 2016: "La prioridad de las cifras (que surgen de las pruebas) se inscribe en una lógica perversa y mercantilista mediante la cual se confunden aprendizajes con número de aprobados. Son estos números vacíos los que en última instancia determinarán la eventual viabilidad y la supervivencia de planes y proyectos financiados por los organismos internacionales de crédito y/o por el propio Estado".

Tanto Cayota como los técnicos del Codicen sostuvieron que esto es "falaz" y que la interpretación de PISA es algo que le corresponde a Uruguay. En el país "jamás se atacó a los docentes por resultados en PISA" y "adjudicar intenciones mercantilistas a las pruebas es fuera de época".

Secundaria aún no definió cuándo aplicará las pruebas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º