IMPACTO EN HOGARES DE MENORES INGRESOS

Plan Ceibal bajó la desigualdad, según una investigación

Estudio universitario no mide los resultados académicos y destaca efecto positivo en las "habilidades digitales y cognitivas”.

Plan Ceibal. Foto: Fernando Ponzetto.
Plan Ceibal. Foto: Fernando Ponzetto

Una investigación realizada en el marco del Departamento de Ciencias Sociales de la Universidad Católica por Matías Dodel, Pablo Menese y Carlos Díaz sostiene que el Plan Ceibal es el ejemplo más exitoso a nivel mundial dentro de OLPC (One Laptop per Child), el proyecto que propone entregar una computadora portátil a cada niño con el fin de facilitar el acceso a las nuevas tecnologías de la información y, así, mejorar la educación.

La investigación se titula: “¿Puede una computadora por niño reducir las inequidades digitales? Patrones de difusión de las TIC bajo el Plan Ceibal”. Fue publicada en el portal de divulgación de estudios referidos a las ciencias sociales y humanidades y será presentada este miércoles en las XII Jornadas NIP (Red sobre Desigualdad y Pobreza de América Latina y el Caribe de la Latin American and Caribbean Economic Association).

Allí, los expertos explican que algunas investigaciones sostienen que solo el hecho de entregar una computadora a un niño no hace una diferencia notoria en los resultados académicos. Ese, dice Dodel, es uno de los principales argumentos del estudio: “Se le están pidiendo peras al ceibo. Los estudios que evalúan si hay mejoras en competencias de matemática o de aprendizajes tradicionales están cayendo en el mismo error de esa idea que dice que si das computadoras se solucionan todos los problemas de la educación”.

Así, su investigación sostiene que la entrega de computadoras a niños “tiene efectos positivos en las habilidades digitales y cognitivas”, aunque presenta nulo impacto (o incluso negativo) en los resultados académicos. “Esto es cierto incluso con respecto a los programas prestigiosos como el Plan Ceibal”, señala el estudio.

¿Por qué, entonces, el Plan Ceibal es considerado un ejemplo de éxito? Dodel cree que es una respuesta compleja. “El Plan Ceibal fue una política de Estado que tuvo todo el apoyo del Ejecutivo en su momento”, respondió. Esto implica que no solo se dio una computadora a cada niño, se brindó Internet de alta velocidad a los centros educativos de todo el país, se generaron contenidos educativos y plataformas específicas (como CREA) y se negoció con las editoriales para que los libros de texto estuvieran accesibles para los alumnos. “Hay un montón de cosas que van más allá de dar una computadora y eso hace la diferencia de Uruguay y el mundo”, concluyó el experto.

En este sentido, la investigación propone evaluar al Plan Ceibal, no desde los resultados académicos, sino desde su efecto en la disminución de la desigualdad en el acceso a una computadora y a Internet, desde que se implementó en el año 2009.

Ahí, sostiene, el impacto es “innegable” y ese es uno de los factores más importantes del Plan Ceibal: tuvo un “efecto redistributivo” que afectó, especialmente, a los hogares de menores ingresos.

Así, para finales de 2009, el año de inicio del plan, ocho de cada diez hogares de bajos ingresos con niños en edad escolar recibieron una computadora, de acuerdo a la investigación. “El Plan Ceibal redujo significativamente la desigualdad en el acceso a una PC mediante la introducción de dispositivos similares en todos los hogares con niños en edad escolar que asisten a las escuelas públicas”, sostiene el estudio.

Por otro lado, sugiere que se redujo el costo de los servicios de Internet utilizados para estudiar, al facilitar conexión de alta velocidad en los centros educativos. Esto, nuevamente, generó impacto en los hogares que tienen ingresos menores, sobre todo en aquellos que tienen ingresos mensuales que no les permiten pagar un plan básico de Internet.

Una rápida adaptación a la educación virtual

En la pandemia quedó en evidencia la importancia de tener acceso a una computadora y a una buena conexión a Internet. “Uruguay fue de los países que más rápido pudo empezar a hacer educación de emergencia y eso fue porque en la mayoría de los hogares había algún dispositivo que permitía conectarse a Internet, las ceibalitas, por ejemplo”, sostiene Matías Dodel y resalta la importancia de que sean PC o dispositivos similares y no celulares. “Un celular de alta gama y de baja gama genera navegaciones distintas que solo acentúan desigualdades”, aseguró el experto.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados