SANTA CATALINA

La ocupación de UTU que enfureció a 17 profesores

La escuela técnica a la que acuden más de 600 estudiantes diariamente, está ocupada desde el miércoles pasado. Los funcionarios ocupantes, que se cuentan con los dedos de las manos, acusan a la directora de “persecución sindical”.

Ocupación de la UTU de Santa Catalina. Foto: Subrayado
La UTU de Santa Catalina, que tiene 600 estudiantes, está ocupada hace cuatro días. Foto: Subrayado

En la escuela técnica de Santa Catalina, al oeste de Montevideo, no hay clases desde el miércoles. Y nada hace pensar que las habrá en el corto plazo. Un puñado de funcionarios -no dicho despectivamente, sino porque se cuentan con los dedos de las dos manos- decidió ocupar el centro de estudio. La medida enojó a los docentes que querían seguir trabajando.

“La medida de ocupación, que consideramos extrema, está perjudicando a los estudiantes”, reza una carta firmada por 17 profesores de la institución y que va dirigida al Consejo de Educación Técnico Profesional (UTU). Los más de 600 alumnos que tiene la escuela, “pierden mesas de exámenes y contenidos que son significativos para sus aprendizajes poniendo en riesgo su continuidad educativa y el arraigo a la institución”, continúa la misiva.

No solo eso: “hay 24 estudiantes que comen en la escuela gracias a una gestión de la directora y ahora no lo pueden hacer”, se quejó Elvira Amaro, madre de tres alumnos de esta UTU e integrante de la Comisión Fomento.

“No puede ser que se junten tres o cuatro, peguen un cartel y ocupen como si nada, perjudicando a toda una comunidad educativa”, dijo Amaro. “Lo que más me enoja es que los ocupantes no están dispuestos a dialogar o a aceptar la realidad”.

La ocupación tiene dos motivos. Uno está vinculado a un faltante de dinero en una quermese de la institución. Al respecto, la UTU inició una investigación y desestimó todas las acusaciones. El otro es el relacionamiento entre el núcleo sindical y la dirección de la escuela.

En un comunicado, los funcionarios sindicalizados denunciaron “hostigamiento, acoso y persecución sindical” por parte de la directora. Esa tensión llevó a la intervención del Ministerio de Trabajo y, tras una investigación administrativa, tampoco se constató tal conducta.

De hecho en la carta que firmaron los docentes que se oponen a la ocupación, se manifiesta que las acusaciones que penden sobre la directora de la escuela “son de índole personal”, carecen de fundamento y no ameritan una ocupación por parte del núcleo sindical.

Los padres también salieron en defensa de la directora. “Le han hecho denuncias y todas fueron desestimadas. Nunca se le comprobó un acto fuera de lugar. Sin embargo, sí comprobamos que ella se esfuerza por la institución, que consiguió donaciones y simplemente quiere que los estudiantes tengan clase”.

El lunes continuará la ocupación que es respaldada por la central sindical de UTU. Pero el resto de docentes preparan otra carta, esta vez dirigida a la ANEP.

Sindicato con poca fuerza

Unas semanas antes de que el Ejecutivo enviara su proyecto de Rendición de Cuentas, el año pasado, la Asociación de Funcionarios de UTU decidió realizar un paro. Aquel martes 5 de junio, la medida fue acatada solo por 5% los docentes. La UTU es el desconcentrado en que menos acatamiento sindical se evidencia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)