TARJETA ROJA PARA CELSA

Netto sacó a Puente luego que su relación llegara "al límite"

Viajes, modos y visión de la autonomía de la exjerarca venían molestando al Codicen.

Celsa Puente por Arotxa
Celsa Puente por Arotxa

Llegó vestida de negro y rojo, con lentes bien oscuros y la sonrisa ancha. Llegó como quien va camino al patíbulo y no quiere mostrar el miedo, saludando a los periodistas, como una reina. Dicen fuentes sindicales que ella se sentía "una reina" y que es por eso que la sacan. Porque hacía lo que quería, sin rendirles cuentas a los sindicatos, a sus compañeros del Consejo de Secundaria y al Codicen.

Su cargo lo ocupa, hasta nuevo aviso, quien era su número dos, el consejero Javier Landoni. El Codicen, en tanto, ya tiene un nombre para su relevo. Si acepta, la nueva directora de Secundaria será la inspectora de los liceos de la regional norte, Ana Olivera (no es la exintendenta).

Puente era una defensora del poder que su cargo le daba, en el sentido de que se debía respetar la no injerencia del Codicen en los asuntos de Secundaria.

"El planteo de (el presidente del Codicen, Wilson) Netto es convertir a los desconcentra-dos en testimoniales y ella no hacía caso", dice una fuente sindical. Y agrega: "Lo que pasó fue una excusa para sacársela de encima".

En sus mensajes en un grupo de WhatsApp de jerarcas del gobierno, legisladores frenteamplistas y asesores de comunicación, uno de los secretarios de Netto, Gustavo Salaverry, contaba ayer las internas del relevo: "[email protected] compas: es muy doloroso esto. Un final no querido, especialmente para Celsa, una guerrera! Pero nada es tan simple y de corto alien-to. Es un proceso de largo deterioro, de diálogos deficitarios y de lecturas equivocadas de la autonomía".

Salaverry continuaba diciendo, según los mensajes a los que accedió El País: "Celsa, la educación pública y el FA no merecen esto, pero lo que llevó al límite de la situación fue la compañera. Tal vez leyó equivocadamente la realidad. Pero acá no hay problemas".

Con poder.

Como un chiste del destino, Puente se va del cargo luego de una crisis similar a la que se sucedió para que llegara a él. Su antecesor, Juan Pedro Tinetto, fue relevado luego de viajar a Canadá, haciendo uso de su licencia reglamentaria. Fue en medio de un conflicto por las elecciones de horas docentes, y fue también el golpe de gracia, luego de que se conocieran los altos índices de repetición y los bajos resultados de las pruebas PISA. Puente asumió en enero de 2014.

No se la conocía mucho. Había sido directora de los liceos 26 y 30. Hacía un año y medio había concursado y llegado a ser inspectora —puesto al que volverá a partir de hoy.

Su nombre se lo dio a Netto quien entonces era el número dos del Codicen, Landoni. La había escuchado hablar en algunos eventos públicos. Pregonaba lo que intentó imponer cuando llegó al cargo: elección docente por más de un año, eliminación de la repetición, planes de estudio que tengan en cuenta que no todos los estudiantes aprenden a la misma velocidad, trabajos de docentes en grupos en las aulas.

La propuesta se parece a la que hoy hace el grupo de expertos en educación Eduy21, pero lo cierto es que para Puente fue difícil llevarlos a cabo. Los sindicatos bloquearon varias de sus iniciativas. Cuando llegó al cargo los gremios no hablaban ni a favor ni en contra de ella. Con el tiempo, se fue convirtiendo en una enemiga.

En 2016 los llamó "infames exhibicionistas", tras una puja sobre la cantidad de horas docentes que quedaban por cubrir —el sindicato daba un número y ella otro mucho menor. Esto implicó que los sindicatos y Puente tuvieran por meses el diálogo cortado.

Tal fue la lucha que, incluso, en un momento el sindicato llegó a pedir su cabeza. La que salió a defenderla fue la ministra María Julia Muñoz, que dijo que la jerarca contaba con el apoyo del presidente Tabaré Vázquez.

Sin poder.

Lo cierto es que Puente llegó al cargo sin apoyo político. Era un secreto a voces que había sido votante del Partido Nacional y que nunca había tenido participación sindical. Sin embargo, ayer, en las redes sociales, desde el Frente Líber Seregni no hacían más que defenderla.

Para muchos su relevo tiene que ver con cuestiones políticas: es preciso recordar, entonces, que Netto es parte del MPP, que llegó al cargo en el gobierno de José Mujica, y que fue el expresidente el que le pidió a Vázquez su continuidad.

Cuando Fernando Filgueira tomó la subsecretaría le dio a Vázquez tres nombres posibles para presidente del Codicen, según informó El País en octubre de 2015. Ninguno era el de Netto. Vázquez, ante el pedido de Mujica, le dijo a Filgueira que no iba a poder conceder sus deseos. Así fue que Netto continuó y que decidió seguir con Puente en Secundaria.

Pero Puente no fue la misma desde que recibió el apoyo de la ministra, que decía que tenía a su vez el aval de Vázquez. Cambió su forma de hablar, de vestir, de trabajar en el cargo. Para muchos fue una señal las reformas que hizo en su despacho por lo cual bloqueó un hall de entrada y, entonces, para llegar a su escritorio había que atravesar dos puertas en vez de una. El sindicato también criticaba que tenía demasiados secretarios: cinco, más un asesor jurídico. Tinetto tenía tres.

Además, empezó a viajar, a entender de Netto, bastante. A inicios de año se fue varias semanas a China. Ahora la remueven luego de ampliar su licencia una semana más de lo permitido, mientras estaba de viaje en España.

Otra cosa que le molestó a Netto fue el excesivo uso de las redes sociales por parte de Puente, a quien ya le había llamado la atención por este te-ma. Desde España, en los últimos días, publicó largos alegatos feministas y críticas contra Eduy21. Ayer, desde Twitter y Facebook, la inspectora se despidió así: "Viva la vida que es tan linda a pesar de los sinsa-bores !"

Reacciones políticas.

Sebastián Hagobian - Dirigente de Asamblea Uruguay
Sebastián Hagobian
Sorpresa
"La destitución de Celsa Puente sorprende porque ha sido un baluarte en educación media, había llegado a los máximos niveles por ascenso lo que habla de su experticia técnica. Respaldamos lo actuado por ella y el proyecto de cercanía con los estudiantes, con las duplas para alumnos de primer ciclo. Debemos seguir trabajando en torno a cambiar el ADN de la educación, estas medidas tomadas por el Codicen no ayudan a eso".
Graciela Bianchi - diputada Nacionalista
Graciela Bianchi. Foto: Marcelo Bonjour
Corrupción
La diputada blanca Graciela Bianchi, crítica acérrima de la gestión de Puente, publicó en su cuenta de Twitter: "Celsa Puente: avisamos que era autoritaria, inepta e irresponsable. La puso Netto y según la Ministro Muñoz la respalda Vázquez. No tiene diferencias con el Presidente del Codicen: no pudo aprobar irregularmente más licencia porque nos enteramos. Esto también es corrupción!"
José Amorín - Diputado colorado
José Amorín Batlle. Foto: Darwin Borrelli
Sin cambio
Para el diputado colorado José Amorín la salida de Celsa Puente no conducirá a cambios relevantes en la dirección de la educación. En su cuenta de Twitter sostuvo: "Renuncia de Puente a Secundaria es una anécdota en la crisis de la #Educación (probá vos en tu trabajo irte una semana más de vacaciones sin autorización). Los cambios imprescindibles son profundos y difíciles, quedó claro que hace falta cambiar de gobierno".

Sindicato docente espera que quien venga dialogue

La Federación Nacional de Profesores de Educación Secundaria (Fenapes) evaluó ayer el alejamiento de Puente y consideró que lo ocurrido es una demostración de que los gremios no dirigen la enseñanza ya que no fueron consultados, dijo a El País el presidente del sindicato Marcel Slamovitz. "La educación lamentablemente está a los vaivenes de los gobiernos de turno y por eso nosotros planteamos desde hace decenas de años el cogobierno en la educación, cosa que no existe en la actualidad. Con respecto a la remoción de (Celsa) Puente, lo que nos compete es decir que ojalá el que venga cumpla la ley de negociación colectiva, negocie en buenos términos y punto. Con el Consejo de Secundaria hubo idas y vueltas. Una vez terminamos en el Ministerio de Trabajo ", señaló.

Fenapes analizará en una asamblea el 29 de abril la situación presupuestal y posibles medidas de lucha como la huelga si para entonces el gobierno no hace una propuesta concreta. "Estamos pidiendo el 6% del PIB para la educación y el 1% para la investigación y creemos que al paso que se va, no se va llegar. Hay escasez de docentes y no queremos que se imponga una reforma educativa vía presupuestal, como se vislumbra ahora, violatoria del estatuto docente, porque eso generaría un conflicto de mayor intensidad", advirtió.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º