EDUCACIÓN

Molestia entre alumnos del Liceo N°10: dicen que el gremio no los dejó entrar a asamblea

Desde el pasado lunes alumnos del Liceo N° 10 de Malvín ocupan el centro de estudios en rechazo a la reforma constitucional que promueve Jorge Larrañaga en relación a la incorporación de medidas por la seguridad pública.

Salón de liceo en Montevideo. Foto: Archivo El País
Foto: Archivo

En el Liceo N°10 de Malvín hay malestar entre los alumnos, porque se dividen entre los que están ocupando el centro de estudios desde el lunes, y entre los que quieren ir a clases o al menos participar de las asambleas en las que se toman las decisiones.

Todo comenzó cuando en mayo se colocaron carteles contra la reforma constitucional que impulsa Jorge Larrañaga en, al menos, tres centros de enseñanza.

El diputado nacionalista Pablo Abdala llamó al Parlamento a las autoridades de la Enseñanza, considerando que la presencia de los carteles marcaban “una violación a la laicidad”.

La semana pasada, los estudiantes subieron la apuesta y además de seguir poniendo carteles, decidieron ocupar el liceo N°10 de Malvín.

Según contó a El País uno de los alumnos del liceo, el jueves pasado dos delegados del gremio de estudiantes pasaron por las clases para avisar a sus compañeros que a partir del lunes siguiente ocuparían el centro, en rechazo a la reforma constitucional que promueve Larrañaga. 

Los delegados del gremio de estudiantes pasaron el aviso, pero algunos de los compañeros del turno nocturno se mostraron contrarios al hecho de que la decisión se había tomado en una asamblea en la que no estaban todos los interesados presentes. "Nos quedamos sorprendidos porque no sabíamos que había habido una asamblea por el tema", dijo a El País Ricardo, uno de los alumnos del turno nocturno, ya que a varios de ellos les habían negado el paso.

Contó que entonces se planteó la posibilidad de hacer una asamblea el viernes, pero al final no se hizo. También se dijo de hacer una el lunes, que tampoco se realizó. Y ayer miércoles finalmente se juntaron, pero según el relato de Ricardo, les dijeron que "no iban a dejar entrar a gente violenta" y por eso el gremio decidía quién entraba y quién no. Los alumnos del nocturno decidieron entonces no entrar.

Por el momento, los que están ocupando, planean mantener la medida hasta el miércoles 26 de junio.

Los alumnos del turno nocturno aclaran que más allá de estar de acuerdo o no con la medida de ocupación, lo que quieren es poder participar de las asambleas en las que se toma este tipo de decisiones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados