CRUCE

Malestar en Primaria por tutorías para estudiantes rezagados "que no son tales"

Son 5.000 las horas de apoyo y no las 15.000 anunciadas por ANEP; "muchos maestros se enteraron de eso cuando ya se estaban anotando”, criticó la secretaria general de la FUM.

Elbia Pereira, de FUM. Foto: archivo El País
Elbia Pereira, secretaria general de la Federación Uruguaya de Magisterio (FUM). Foto: Archivo El País

Las máximas autoridades de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) anunciaron el viernes dos novedades: la extensión del año lectivo (que en Primaria acabará para los docentes entre el 27 y 28 de diciembre) y una batería de apoyos a los estudiantes más rezagados. Y ambos anuncios causaron polémica.

Casi en simultáneo a que la ANEP comunicaba antes los medios informativos que, para Primaria, se prevé la incorporación de 30.000 horas adicionales de apoyo a los escolares, de las cuales 15.000 corresponden a tutorías y 15.000 al acompañamiento de estudiantes, los inspectores recibían un aviso que anunciaba lo contrario: un recorte de horas.

“Lamentamos comunicarles esto, pero, por nuevas directivas de la Dirección General de Educación Inicial y Primaria, nos informaron que las tutorías son solo 250 funciones repartidas en las 24 jurisdicciones”, decía el anuncio interno al que accedió El País. Como cada función equivale a 20 horas, eso significa que, en la práctica, las autoridades solo habilitaban 5.000 horas de tutoría y no 15.000.

Eso significó que algunos docentes que ya se preparaban para postularse para las tutorías en su departamento hayan tenido que dar un paso atrás. “Las autoridades anunciaron con bombos y platillos un conjunto de tutorías que no san tal, y muchos maestros se enteraron de eso cuando ya se estaban anotando para cumplir una función”, criticó la secretaria general de la Federación Uruguaya de Magisterio, Elbia Pereira.

El año pasado la propuesta oficial había sido de 6.500 horas de tutorías para los meses de noviembre y diciembre. En los casos de las escuelas Aprender, de contextos más críticos, esas tutorías no corren porque directamente se hace un acompañamiento de trayectoria intentado que los alumnos no se desvinculen.

Pero las tutorías no fue lo único que causó malestar en el sindicato de maestros. La FUM les envió una nota ayer a las autoridades exigiendo con “urgencia” una reunión bipartita por el establecimiento de una fecha de fin de cursos sin previa consulta. “No es un tema de trabajar tres días más o menos, es un tema de que no tiene ningún sentido pedagógico porque lo perdido no se recupera en esos tres días”, insistió Pereira.

El presidente del Codicen, Robert Silva, sentenció: “La fecha de culminación es la que la autoridad educativa establece”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados