EDUCACIÓN

Liceo que fundó Talvi recibió 10 veces más donaciones que ANEP

El centro Impulso consiguió, el año pasado, casi 4.000 dólares por alumno.

Liceo Impulso. Foto: archivo El País.
En Casavalle. Impulso fue el primer liceo laico, de gestión privada y acceso gratuito del país. Foto: archivo El País.

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Dos hombres, de trincheras políticas distintas, fundaron un liceo. La vida -léase la vida política- alejó a ambos de la comisión directiva del instituto. Pero los dos, que por estos días están en el candelero electoral, promueven para el país un cambio educativo inspirado, en parte, en el modelo del centro de estudio que crearon: el Impulso. Esa creación del colorado Ernesto Talvi y el nacionalista Pablo Da Silveira, entre otros autores, recibió el año pasado donaciones que superaron los $ 73 millones, diez veces más que todo lo que obtuvo la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP).

Si las donaciones especiales que hacen las empresas a centros educativos, a cambio de exonerar impuestos, se calcularan per cápita, cada alumno del Impulso habría recibido más de US$ 3.800. Eso convierte a este liceo público de gestión privada en la institución que más donaciones ha recibido el año pasado. Incluso más que cualquier universidad o que cualquier fundación de la salud como la famosa Teletón.

Antes, diez años antes, cuando Tabaré Vázquez estaba terminando su primer mandato, la ANEP atraía el 98% de las donaciones especiales que las empresas hacían a la educación primaria, secundaria y técnica. Pero la torta se invirtió.

Los centros educativos privados -en su mayoría con sede en el barrio Casavalle, con extensión pedagógica y mayormente católicos, aunque esto último no aplica para Impulso- han obtenido más del 95% de las donaciones que el Estado autorizó el año pasado.

Fueron donaciones bajo el amparo de la ley 19.149, del 24 de octubre de 2013, la que da beneficios fiscales a las empresas donantes (la exoneración es hasta un 81,25% del monto donado). Esta normativa "es una transferencia de fondos públicos hacia los privados", porque es "plata que el Estado no cobra para apoyar a los institutos educativos privados", había criticado José Olivera, de la Federación Nacional de Profesores de Enseñanza Secundaria.

No es una opinión nueva. La exdiputada frenteamplista Macarena Gelman había planteado en dos oportunidades la necesidad de rever la normativa. En su exposición de motivos, la entonces legisladora argumentó que se trataba de una cuestión “política y programática, pero no recaudatoria”.

Según Nicolás Herrera, hoy presidente del liceo que fundaron Talvi y Da Silveira, el liceo obtiene más donaciones que otros “porque el proyecto es muy grande, es de tiempo completo y con bachillerato incluido, hay 640 alumnos, son muchísimas horas docentes” y, cree, “tiene reconocimiento de sus logros”.

Fueron 48 las empresas que, el año pasado, hicieron donaciones a Impulso. La sociedad anónima Tenaris aportó más de $ 12 millones, siendo el mayor contribuyente. A la ANEP, en cambio, le donaron 10 compañías y la que cooperó más (Nummi) donó $ 1,4 millones.

MÁS

Las 10 instituciones más beneficiadas

Liceo Impulso $ 73.101.594

Teletón $ 57.510.000

Pérez Scremini $ 34.510.000

Los Pinos $ 27.532.140

Liceo Jubilar $ 18.891.347

Niños con Alas $ 16.468.217

Liceo Providencia $ 15.000.000

Fundación Sophía $ 12.499.884

Universidad Católica $ 11.968.525

Liceo Francisco $ 11.502.000

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)