INN CONTENT PARA UNIVERSIDAD DE MONTEVIDEO

Una vocación con formación universitaria

La carrera de Magisterio en la Universidad de Montevideo da una educación integral para insertarse en un mercado con alta demanda ocupacional.

Maestras trabajando con Ceibal
VER VIDEO. 

"Cuando en el segundo año de la carrera empecé las prácticas, dije definitivamente quiero ser maestra”, recuerda Cindy Ezquiaga, docente de segundo año del Colegio Los Rosales, del barrio Casavalle. En una carrera vocacional como Magisterio, el momento de esa elección de vida queda grabado. “Si se te despierta algún tipo de interés por la educación es porque es para vos, una vez que puedas vivir estar con 20 niños te vas a terminar de convencer”, aconseja.

Ezquiaga egresó en 2016 de la carrera de Magisterio de la Facultad de Humanidades y Educación de la Universidad de Montevideo (UM), y al año siguiente comenzó a trabajar en el Centro de Apoyo al Desarrollo Integral (CADI) en Casavalle.

“Además de la formación educativa para trabajar con los niños, me dio una visión del trabajo en la enseñanza. Algo que particularmente me quedó de mis años en la UM es: los alumnos se merecen que yo dé lo mejor como persona para educarlos”, rememora.

Para el decano de la Facultad de Humanidades y Educación de la UM, Ramiro Podetti, la “formación humanista” que se brinda a los estudiantes es “troncal de su proyecto de enseñanza”.

Cindy Maestra Los Rosales
Cindy Ezquiaga es maestra del Colegio Los Rosales en Casavalle, donde ingresó luego de formarse en la UM. Foto: Lucía Durán.

En referencia a Magisterio, explicó que defiende la idea “que sea una carrera universitaria como es en otras partes del mundo”. Señala que en coherencia con esa búsqueda de “jerarquizar la función docente y la formación de los niños, en la UM trajimos Magisterio a la Universidad”.

Las decenas de egresados en estos ocho años con el título de Maestro en Educación Primaria, habilitado por ANEP y que permite trabajar en escuelas públicas y privadas, dan testimonio sobre “la importancia de que Magisterio esté en la Universidad”, expresa Podetti.

La apuesta es a una formación de los futuros educadores tanto en la dimensión pedagógica, como en las competencias y valores, en un ambiente universitario con “énfasis en la investigación”.

La carrera de Magisterio en la UM cuenta además con cursos que la distinguen, como son el Diploma de Formación Bilingüe (inglés/español) y las prácticas de Educación a Distancia.

“Son capacitaciones extra que permiten adquirir conocimientos más allá de la formación tradicional. Tenemos un convenio con el Plan Ceibal en Inglés, y desde los dos centros de educación a distancia que tenemos en la Facultad nuestras maestras hacen esas prácticas en escuelas urbanas y rurales”, resalta Podetti.

Ramiro Podetti UM
El decano dijo que buscando “jerarquizar la función docente y la formación de los niños, en la UM trajimos Magisterio a la Universidad”. Foto: Darwin Borrelli.

Agrega que esta experiencia permite a las futuras educadoras “familiarizarse” con la educación a distancia y los recursos tecnológicos que la hacen posible. Es que precisamente uno de los objetivos de la formación integral es incorporar adecuadamente las nuevas tecnologías de la información para transmitir conocimientos.

El plan de estudios de Magisterio se estructura en ocho semestres con asignaturas presenciales y semipresenciales que otorgan créditos (puntos académicos).

Una profesión con valor social

Podetti observa con preocupación como ha caído la valoración social de los maestros y cree que alcanzar una formación docente de nivel universitario ayudaría a revertir la situación. “Fue una profesión que tuvo un rol protagónico en la creación del Estado uruguayo moderno y un prestigio social muy alto”, dijo. Esta distinción los docentes la perdieron ante “la gran opinión pública”, pero no “en las pequeñas comunidades”. Prueba de ello es el testimonio de Cindy Ezquiaga, que trabaja en el barrio Casavalle. Destacó el vínculo con las familias de los niños, que “recurren al colegio y a las maestras como referentes”.

Otro diferencial es el sistema de becas que tiene la universidad, con opciones que alcanzan a cubrir hasta el 80% del costo del curso, y que ya posibilitó que personas con vocación docente puedan desarrollar su formación a costos accesibles.

Hoy Podetti destaca con orgullo que “ya hay varias generaciones de egresados de la carrera de Magisterio que están trabajando en escuelas públicas y privadas de todo el país”.

En ese sentido, detalla que “una de las fortalezas del sistema de Educación Primaria es que todos los docentes a cargo de cursos son titulados”. Por otra parte, se trata de “una carrera con una demanda ocupacional muy alta”.

Uno de esos casos es el de Cindy Ezquiaga, que a través de su experiencia en el barrio Casavalle aprendió que “es tan importante el trabajo con los niños como con las familias”, y que como maestra una está “continuamente aprendiendo” de las situaciones que ocurren.

¿Qué es ser maestra?

“Es ser todo. Tenés que estar dispuesta a sobreponerte continuamente a situaciones, porque te pasan mil cosas con los niños y las familias. Cada día te espera algo diferente y siempre te vas con una anécdota sobre algo que resolviste. Eso te da pila de satisfacción, darte cuenta que se presentó algo y lo solucionaste en el momento”, responde Cindy Ezquiaga, maestra del Colegio Los Rosales.


La docente, que trabaja con niños de seis y siete años en el Colegio Los Rosales, explica que “no solo tenés que enseñar, también aprendés a poner límites, a vincularte con las familias, a buscar la mejor manera de llegarle a cada uno de los alumnos”. Es decir una variedad de saberes que son abarcados por la formación integral que ofrece la UM.

El decano de la Facultad de Humanidades y Educación destacó que “un valor que queremos inculcar a los futuros docentes es la vocación de servicio”. En línea con ese postulado, declara que la formación exitosa de los maestros es “la razón de ser” de todos quienes forman parte de los cursos.

maestra titulada
Maestra egresada UM
“Los docentes tienen un rol muy importante en la sociedad"

Ianara Rodríguez egresó de la carrera de Magisterio, una opción que eligió porque cree que “los docentes tienen un rol muy importante en la sociedad” y pueden ayudar “en la formación de valores”. En 2018 obtuvo el segundo mejor puntaje en Montevideo en el Concurso de Educación Común que organizo el Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados