MONITOR EDUCATIVO

Hay menos masificación en los grupos escolares

En promedio, el último año hubo 21,9 escolares por grupo, cinco alumnos menos desde que el registro se sistematiza en el Monitor Educativo.

Los padres quieren que su hija pase a 5° año y siga con sus compañeros. Foto: F. Ponzetto
Foto: F. Ponzetto

Imaginemos que usted no pisa un aula escolar hace más de una década. Le dan la oportunidad de entrar a una y, quizás, habrá tres cosas que lo sorprendan: el uso de las ceibalitas —el cambio más promocionado—; casi ningún alumno está sentado como en un cine a la espera de que la maestra le dé una clase magistral; y la cantidad de estudiantes es notoriamente inferior a cualquiera de los grupos que usted recuerde.

En promedio, el último año hubo 21,9 escolares por grupo, cinco alumnos menos desde que el registro se sistematiza en el Monitor Educativo. El dato confirma una caída que lleva once años consecutivos y que, sobre todo, se nota en la reducción de los grupos más sobrepoblados.

Cuando este sujeto imaginario —que es usted— había visitado por última vez un aula, en 2005, cerca de 4.000 de los casi 11.000 grupos de las escuelas urbanas (un 37%) contaban con más de 30 alumnos. El año pasado, en cambio, fueron apenas el 3%: 317 de 10.522.

Según el Monitor Educativo que se publicó ayer, el último año no hubo siquiera un grupo con más de 40 escolares y solo hubo seis con entre 36 y 40 alumnos. La baja de estudiantes por clase se viene dando en todos los contextos. Eso sí, en las escuelas de contexto más vulnerable la baja es mayor y el promedio es de 21 niños por grupo frente a 23 en los sectores más ricos.

La baja de la matrícula (porque nacen menos niños); la disminución de la repetición que hace que los alumnos transiten sin "estancarse"; la migración hacia el sistema privado acorde a la mejora económica; y una supuesta eficacia en el manejo de los recursos explican, según se desprende del informe, la caída de la sobrepoblación.

Pero la buena noticia tiene su contracara: en la educación inicial hubo un "leve" crecimiento del promedio de alumnos por grupo (pasó de 23,9 a 24,1) y este nivel sigue teniendo clases más numerosas que Primaria cuando debería ser al contrario.

Apenas la mitad de los grupos de educación inicial tuvo un tamaño menor a los 25 alumnos, el límite recomendado para este nivel. Hubo 436 grupos que incluso superaron los 30 niños.

En otro orden, en Primaria continúa a la baja la extraedad, la repetición, pero "preocupa" el ausentismo: hubo 22,4 faltas en promedio por cada escolar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)