Estudio del Ineed

Habrá 11 mil escolares menos para 2025

Para el año 2025, fecha en que el próximo gobierno de la ANEP conocerá si cumplió sus metas quinquenales, habrá unos 11.000 escolares menos.

Foto: Fernando Ponzetto
Foto: Fernando Ponzetto

Instalar un nuevo colegio no parece ser un buen negocio. Al menos no parece serlo si se apunta a un público en edad escolar. Es que como nacen cada vez menos niños, y como con la baja de la repetición los que están en el sistema fluyen más rápido, cada vez habrá menos demanda.

Para el año 2025, fecha en que el próximo gobierno de la ANEP conocerá si cumplió sus metas quinquenales, habrá unos 11.000 escolares menos. Así lo revela el estudio “¿A cuántos niños y adolescentes deberá atender el sistema educativo obligatorio en los próximos años?” que elaboró el Instituto Nacional de Evaluación Educativa (Ineed).

La baja del número de escolares, sugiere la investigación, se complementará con la cantidad de niños de entre 3 y 5 años que el sistema deberá incorporar. Si la cobertura en el nivel inicial fuera la de hoy, donde aún no se logró la universalización, las plazas se reducirían en 3.500 hacia 2025. Pero como la meta es tender hacia la universalización, progresivamente irían entrando más alumnos llegando a 11.700 más al fin del próximo quinquenio.

“La primera lectura es que esta es una oportunidad para el sistema porque no será necesario aumentar las plazas y pueden redistribuirse los recursos”, explicó Federico Rodríguez, director de la Unidad de Estudios e Indicadores del Ineed. Pero “una segunda lectura”, advirtió, “sugiere que hay que focalizar la inversión en los sectores más pobres”.

Si se sigue la tendencia de crecimiento actual la universalización en la educación inicial se alcanzaría en 2023. Para ese mismo año también se lograría universalizar la cobertura a los liceos y UTU.

Entre los adolescentes de 15 a 19 años se dará la mayor disminución de población: 15.000 menos en 2025. Dicho de otro modo: para esa fecha, los adolescentes de ese tramo etario representarán el 88% de lo que se estimaba en 1996. En el resto de la región, en cambio, habrá más cantidad que la estimada.

Aunque caiga la población, como la cobertura aún no es universal, cumplir la meta significa incrementar 9.900 plazas para los chicos de esas edades.

Así las cosas, si se siguen las metas de universalización de la educación obligatoria, hacia 2025 todo el sistema de enseñanza apenas tendría que incrementar 2.837 plazas (sobre todo destinadas a educación media y a niños de tres años). Pero si se sigue la cobertura actual, sin cambiar nada, la sola demografía hará que la asistencia caiga en 38.110 niños y adolescentes. País envejecido, le dicen.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)