EDUCACIÓN

Gobierno investigará si se está “malgastando dinero” en alimentación escolar

Las cifras del sistema de alimentación escolar en las escuelas públicas estuvieron en discusión ayer en la comisión de Educación del Senado.

La comisión de Educación recibió al Codicen, Primaria y al ministro Pablo da Silveira. Foto: Parlamento uruguayo
La comisión de Educación recibió al Codicen, Primaria y al ministro Pablo da Silveira. Foto: Parlamento uruguayo

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

El dato que encendió las alarmas en el gobierno es que las porciones de alimentación escolar distribuidas por Primaria (entre almuerzos tercerizados y en los comedores) cayeron de unas 270.000 a principios de año a 60.000 en plena crisis por el COVID-19. “Uno tendría que esperar que en un momento de emergencia social la gente fuera a buscar comida para sus hijos masivamente y no ha pasado”, advirtió ayer el ministro de Educación y Cultura, Pablo Da Silveira. “Hoy no se sabe a quién se le da alimentación y a quién no”, advirtió.

Las cifras del sistema de alimentación escolar en las escuelas públicas estuvieron en discusión ayer en la comisión de Educación del Senado. En el debate participó el ministro de Educación, las autoridades del Codicen, Primaria y los senadores.

El presidente del Codicen, Robert Silva, anunció allí que iniciará una investigación para saber cómo se gasta el dinero en el sistema de alimentación escolar. “Quedó claro que no sabemos dónde estamos parados”, dijo a la salida de la comisión el ministro Da Silveira, quien a inicios de junio había declarado al semanario Búsqueda que el gasto en educación es “formidable” y que debe revisarse para que llegue solo al que “lo necesite”.

Ayer Da Silveira aclaró que “nadie está tratando de sacar de la boca la comida a nadie ni está en juego la continuidad de los planes de alimentación escolar”, pero que el punto central es “si las cosas se están haciendo bien”. Da Silveira se fue “preocupado” de la reunión porque desde hace años Primaria “no tiene números confiables” que expliquen por qué distribuye porciones de la manera en que lo hace. En la comisión Da Silveira mencionó un expediente interno de 2015 que muestra diferencias en algunas escuelas entre las cifras del Plan de Alimentación Escolar (PAE) y del sistema Gurí, según dijeron a El País participantes de la reunión.

“Una primera fuente, el PAE, da ciertas cifras sobre cómo se distribuye la comida. Pero hay un sistema informático desarrollado por Primaria que permite pasar la lista en línea. Las fotos que uno tiene cuando se mira esas dos fuentes son radicalmente diferentes. El Gurí indica que hay muchas escuelas en las que se dan porciones de más y escuelas donde se dan porciones de menos. Y lo peor es que no hay respuestas claras de por qué se producen las diferencias y cuál es la realidad”, sostuvo el ministro. Da Silveira denunció “una grave responsabilidad” del Consejo de Educación Primaria del gobierno anterior.

Desde años se gasta entre “un millón y un millón y medio de dólares” por semana en el plan de alimentación escolar y “es una cantidad enorme de dinero”, dijo Da Silveira. “Está bien gastada si llega a quien tiene que llegar. Pero si una parte de ese gasto se hace mal, significa que estamos malgastando cantidades grandes de dinero”.

En tanto, el consejero de Primaria Pablo Caggiani negó que no se sepa en qué se gasta el dinero. “Yo sé que debe ser muy complejo de entender para alguien que no sabe cómo funciona una escuela, como el ministro”, indicó. Respecto a las diferencias entre el PAE y Gurí, Caggiani dijo que pueden tener que ver con el pasaje de lista o con el registro del PAE “en virtud de que no solo comen los niños”, sino también los docentes. De hecho, unos 9.000 adultos se alimentan con el sistema, algo que ayer cuestionó la senadora nacionalista Graciela Bianchi. Pidió que se aporte más información sobre el tema.

La senadora frenteamplista Carolina Cosse, en tanto, se mostró de acuerdo en investigar y “consolidar datos”, y advirtió que las contradicciones suelen aparecer cuando hay un sistema que digitaliza y otro que queda en papeles. “Investigar no es mala palabra porque los datos están. Pero no está bueno transformar la presunción en realidad, sin haber estudiado primero. Hay que auditar y controlar pero a veces un niño son tres o cuatro comidas", afirmó Cosse. Y pidió que se mantenga la situación actual. “Hoy el criterio es que cualquiera que quiera comer en la escuela, come. Y eso es lo que queremos proteger. Nos preocupaba que pueda haber una concepción de que le vamos a dar de comer al que lo necesita y ahí aparece la pregunta de qué criterios se usarán", indicó.

"Se biengasta 1.300.000 dólares", dijo Héctor Florit

“En el Senado el ministro de Educación dijo que Primaria malgasta un millón de dólares por semana. Falso”, tuiteó ayer el exconsejero de Primaria, Héctor Florit. “Se biengasta 1.300.000 dólares en 36.841 almuerzos tercerizados (2,50 por día) y 170.927 tradicionales (0,60 por día), 94.000 meriendas, internados y campamentos.

¿A quiénes dejaría sin comer?”, preguntó Florit. Un rato después le respondió la senadora Graciela Bianchi: “Los amanuenses del exconsejero Florit le informaron mal. El ministro de Educación dijo que no obstante tener informes desde 2015, que se debía controlar la gestión del Programa de Alimentación Escolar, no se hizo nada para investigar cómo se gastaron 1.500.000 dólares por semana”. Y agregó: “Ya sabemos por qué más de un programa no se investigó: se manejaba en forma personal con la encargada del mismo que como cargo de confianza reportaba al consejero”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados