PLANTEO DEL GOBIERNO

Fenapes no tiene aún postura por hisopados

El gremio señaló este sábado que “la federación no ha tomado hasta el momento ninguna postura con respecto a la propuesta del gobierno de realizar test semanales”.

Hisopado para evaluar presencia de coronavirus. Foto: Leonardo Mainé
Hisopado para evaluar presencia de coronavirus. Foto: Leonardo Mainé

La Federación Nacional de Profesores de Enseñanza Secundaria (Fenapes) no definió aún una postura con respecto a la propuesta del gobierno de hisopar con test de antígenos a aquellos docentes que no se vacunen contra el COVID-19.

En un comunicado, el gremio docente señaló este sábado que “la federación no ha tomado hasta el momento ninguna postura con respecto a la propuesta del gobierno de realizar test semanales”.

La comunicación de Fenapes se realizó luego de un artículo de El País en el que dirigentes de la educación se mostraron en contra de la iniciativa del ministro de Salud Pública, Daniel Salinas, que está a estudio del Poder Ejecutivo. El gremio indicó que “las opiniones vertidas por dirigentes a diferentes medios son hechas a título personal”.

Fenapes también lamentó que “un tema de tanta sensibilidad y donde está en juego la salud de la ciudadanía sea abordado por el diario El País con semejante ligereza, con un titular engañoso”.

En el artículo, titulado “Docentes se resisten a ser hisopados por no querer vacunarse”, se consignaron las expresiones de dirigentes docentes que manifestaban su rechazo al planteo del Poder Ejecutivo.

El dirigente de la Asociación de Docentes de Educación Secundaria (ADES), Javier Iglesias, dijo a El País que el gobierno “sigue ofreciendo una solución para algo que escapa a la realidad”. Por su parte, la secretaria general de la Federación Uruguaya de Magisterio (FUM), Elbia Pereira, consideró: “Ni siquiera es viable, no es ni siquiera posible de instrumentar” la idea de Salinas en los centros educativos por la cantidad de testeos que implicaría.

Salinas, quien planteó el tema al presidente Luis Lacalle Pou, dijo a El País que aquellos docentes que han preferido no vacunarse tienen derecho, pues nadie los obliga, pero “no tienen derecho a infectar a niños y a sus familias”, porque “con su actitud ponen en riesgo la salud general”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados