Educación

"Para estudiar en la UdelaR, hay que irse a Montevideo"

El 40% de los bachilleres del interior cree que debe migrar.

Macrocefalismo: para varios  estudiantes del interior, la imagen de la UdelaR está en 18 de Julio. Foto: Darwin Borrelli
Para varios estudiantes del interior, la imagen de la UdelaR está en 18 de Julio. Foto: D. Borrelli

La Universidad de la República es eso que, para los estudiantes salteños, queda a unos 500 kilómetros de sus casas. Es eso que a los liceales arachanes les significa dejar el pago, o eso que a los alumnos de la UTU de Tacuarembó les implica una larga travesía al sur. Más del 40% de quienes están terminado el bachillerato en el interior piensa que estudiar en la UdelaR es sinónimo de migrar a Montevideo.

Pese a que la palabra "descentralización" es una de las más mencionadas en las reuniones de las autoridades universitarias, pese a que la mayoría de las casi 130 carreras de la UdelaR se pueden estudiar en el interior y pese a que el 15% de quienes ingresan a la Universidad se inscriben para cursar fuera de Montevideo, entre los estudiantes del interior sigue pesando la idea de que para ser profesional hay que irse a la capital.

Incluso entre los liceales de Salto hay una percepción similar, cuando la UdelaR está presente en ese departamento hace casi 70 años. Así lo demostró una investigación de la socióloga Verónica Figueroa que encuestó a 669 estudiantes de esa zona, Cerro Largo y Tacuarembó.

Los encuestados estaban cursando el último año del liceo o UTU y la casi totalidad piensa seguir estudiando cuando acabe la enseñanza obligatoria. Aunque muchos sostienen que deben migrar a la capital para inscribirse en la UdelaR, esta institución es la opción más tentadora para la mitad de los que continuarán formándose.

Este escenario hace caer aquel mito de que "la gente del interior solo estudia para maestro o militar". Solo el 14% se inclina por magisterio o profesorado; y el 5% por las escuelas policial o militar. El interés por las universidades privadas es más bajo (4%), también porque su presencia es inferior en el interior.

Las ganas de cursar en la UdelaR son más potentes entre los estudiantes de liceo que entre los de UTU. Son más notorias entre los más jóvenes, y son más significativas aún entre quienes quieren seguir carreras vinculadas a la salud y las ciencias. Eso sí: entre los salteños, arachanes y tacuaremboenses que están convencidos que estudiarán en la UdelaR, seis de cada diez tienen la intención de mudarse a Montevideo para cursar.

Los alumnos de Secundaria son los que más reconocen haber recibido información sobre estudiar en la universidad. Pero cuando se les pregunta sobre si han tenido acceso a información institucional respecto a estudiar en la UdelaR del interior, la situación de los liceales es similar a sus pares de UTU: la mitad no obtuvo información.

La gratuidad, una ventaja

La casi totalidad de quienes están terminando el liceo o UTU en el interior tienen una visión positiva de la UdelaR. Más allá de los aprendizajes, la gratuidad de la carrera es la razón principal de esa mirada positiva: para uno de cada tres encuestados eso es lo más importante. La descentralización apenas es reconocida por el 14%.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º