ACOSO SEXUAL

Estudiantes paran “contra los acosos” en la Facultad de Ciencias

Los estudiantes de la Facultad de Ciencias de la UdelaR paran hoy, desde las 9.00 horas, en repudio a los acosos sexuales denunciados en ese centro de estudio.

Facultad de Ciencias de la Udelar. Foto: Archivo El País
El Consejo de la Facultad de Ciencias esperará 15 días para que se expida comisión especializada en casos de acoso sexual. Foto: Archivo El País.

Desde las nueve de la mañana de hoy, los estudiantes de la Facultad de Ciencias de la UdelaR estarán de paro. La convocatoria, impulsada por la Comisión de Género del centro estudiantil, fue resumida en un hashtag, esas etiquetas que se usan en redes sociales: “#NosPasaEnFCien y está de menos”.

Hace una semana, el semanario Búsqueda informó de “conductas inapropiadas” y acoso sexual de un profesor titular de Ciencias. Más en concreto, del Instituto de Matemática. Más preciso aún, de Sistemas Dinámicos.

Según los testimonios recabados en la nota periodística, se hacían fiestas en la casa del docente, al que iban colegas suyos y estudiantes. En esos encuentros, que a priori daban cuenta de una relación “horizontal” en la comunidad académica, y bajo los efectos de la droga, ocurrían encuentros sexuales no consensuados (bajo efectos de drogas y alcohol). Así lo sintió la doctorada Adriana da Luz: “Todos lo vimos, en distintas situaciones, tener conductas muy inapropiadas, en general con alumnas mucho menores que él. Y sabés que en cualquier momento te puede pasar a vos”, (una vez) “recuerdo que literalmente empecé a temblar de miedo…”.

El profesor en cuestión pidió licencia y, a la vez, el Consejo de la Facultad de Ciencias decidió que en toda instancia en que el docente esté con alumnos deba estar acompañado por otro colega. El miércoles, en una sesión extraordinaria, el Consejo también resolvió: “Esperar por un plazo de 15 días las recomendaciones de la Comisión de Prevención y Actuación ante el Acoso y la Discriminación (Cpaad), sobre la situación denunciada ante la misma. Cumplido este plazo, el Consejo de Facultad volverá a tratar el tema y determinará las medidas a tomar”.

La matemática Jana Rodríguez Hertz dijo en una columna ayer del programa En Perspectiva, que la comisión que debe investigar éste y otros casos “se mueve con una lentitud pasmosa, cercana a la inoperancia”.

Silvia Franco, quien coordina el novel equipo técnico de la Cpaad, explicó que “este es uno de los casos más complejos” de los 30 que han estudiado hasta ahora. En promedio, la comisión recibe “una o dos denuncias nuevas por mes”.

Cuando cambiaron las autoridades de la Universidad de la República, el prorrector de Gestión saliente, Hugo Calabria, realizó un balance del trabajo de la comisión y pidió que se dotara de mayores recursos para la investigación.

Udelar: la entidad será la encargada de reconocer los títulos a nivel de educación terciaria. Foto: G. Pérez
Universidad de la República. Foto: Gerardo Pérez.

Las nuevas autoridades de la Universidad le dieron prioridad. En junio de este 2019 se creó el equipo técnico con cuatro profesionales, cada uno contratado por 10 horas semanales. A partir de esta primera semana de septiembre, el equipo creció a cinco integrantes, dos de los cuales tienen régimen de dedicación total (40 horas semanales cada uno).

Más allá de los tiempos, a los estudiantes que pararán hoy les preocupa que “ocurran estas cosas” y, por tanto, realizarán actividades formativas durante la jornada.

Andrea Tuana, integrante de la Intersocial Feminista, dijo que en el estatuto docente “se debería dejar en claro que la responsabilidad de la relación entre un docente y un alumno es de quien tiene el poder”.

El vínculo entre un profesor y un estudiante, por más que ambos sean mayores de edad, “significa una relación de poder”. ¿Puede enamorarse un docente de una alumna? Puede, pero así como un psicólogo que se enamora de su paciente tiene que dejar de ser el psicólogo tratante. Por la misma razón ética, un profesor debe separar las aguas y darse cuenta que esa relación no está construida en pie de igualdad”.

Lo que a priori parecería ser una relación horizontal en la academia, bajo la idea de que “todos somos libres”, dice Tuana, “termina invisibilizando el acoso”. Así lo resumió Da Luz: “Tenía 18 años, y en el momento vivía las fiestas y salidas como algo divertido. ¡Qué cercana la relación con los profesores! Pero hoy miro para atrás y digo ¿cómo?”.

La comisión que se “fortaleció” de apuro

Hace casi 70 meses se instaló en la Universidad de la República una comisión que atiende las denuncias “por acoso sexual, laboral, por actos de violencia o discriminación dentro de la Universidad”. Hasta marzo de este año, última fecha con datos actualizados, la comisión había recepcionado 116 casos, de los cuales solo 23 han sido abordados completamente y cerrados. “Se manifiesta la preocupación por la débil respuesta y demora de la UdelaR en proveer a esta Comisión los elementos necesarios para poder hacer frente al elevado y creciente volumen de denuncias recibidas”. Estas fueron las palabras que escribió el saliente prorrector de Gestión, Hugo Calabria, en una carta dirigida en diciembre al rector. El propio Calabria había solicitado el año pasado $ 2,5 millones adicionales para reforzar la Comisión.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados