INN CONTENT PARA UNIVERSIDAD CATÓLICA DEL URUGUAY 

Edificio Semprún: síntesis del futuro y de la esencia de la Universidad Católica

La construcción de más de 4.000 metros cuadrados, que puede albergar a 650 estudiantes en simultáneo, es la nueva casa de UCUBS y la Escuela de Postgrados

Edificio Semprún de UCU
Edificio Semprún de UCU

Primero, la inmensidad, el hormigón, el vidrio; la solidez y la personalidad, lo contemporáneo y lo clásico. Después, la luz que se filtra y se desparrama por los distintos niveles, el verde de los jardines interiores que se mezcla con la madera que envuelve los espacios; lo transparente y lo opaco, lo funcional y lo estético. El Edificio Semprún es una síntesis del futuro y también de la esencia de la Universidad Católica del Uruguay (UCU). En esos más de 4.000 metros cuadrados construidos en la intersección entre la Avenida 8 de Octubre y Estero Bellaco late, desde noviembre, el corazón de UCU Business School (UCUBS) y la Escuela de Postgrados.

El Edificio Semprún -que rinde homenaje a Manuel Gutiérrez Semprún SJ, rector del Instituto de Filosofía, Ciencias y Letras en 1979 y gran responsable del proyecto de la Universidad Católica del Uruguay- fue pensado y diseñado especialmente para ser un espacio universitario por el estudio del arquitecto Diego Neri.

El arquitecto viaja a 2018, cuando el proyecto se empezó a plasmar, y recuerda el momento de gestación así: “El requisito fundamental fue la concepción de un edificio hecho a medida y de primerísima línea, de manera de poder expresar en su infraestructura, la calidad e importancia de la formación en postgrados y maestrías. Por lo tanto, el nuevo edificio debía ser en forma y contenido, una obra del primer mundo”.

El Edificio Semprún, entonces, puede albergar a 650 estudiantes en simultáneo y cuenta con 12 aulas, 10 salas para reunión de equipos, dos aulas de discusión del método del caso, un auditorio para 115 personas, distintas áreas de cowork, varias salas de reuniones y una terraza jardín con una vista extraordinaria de la caída del sol sobre el barrio La Blanqueada.

A partir de 2022, estudiantes y profesores se apropiarán y disfrutarán de cada uno de espacios y de todos sus rincones. En los meses que quedan algunos salones estarán disponibles para talleres y clases magistrales. Mientras que los equipos de ambas escuelas ya se encuentran trabajando en sus nuevas oficinas.

Renato Opertti, decano de la Escuela de Postgrados, piensa el futuro próximo de la siguiente manera: “Nos imaginamos una escuela que, haciendo un uso proactivo del edificio, despliegue una amplia variedad de programas cubriendo diferentes áreas del saber -en carpeta tenemos 26 programas-, en claves de diálogos interdisciplinares, aprendiendo unos de otros, redoblando el desafío de promover la excelencia para sostener el desarrollo y la progresión profesional, y respondiendo a las necesidades de un desarrollo país sostenible, justo e inclusivo”. Opertti considera, además, que este nuevo espacio le permitirá a su escuela fortalecer la conversación y la extensión con distintos actores e instituciones.

“Ciertamente el edificio es emblemático en reflejar una imagen de escuela futurística, de avanzada, disruptiva y sin umbrales ni fronteras para promover la democratización del saber como un bien común colectivo que permite a las personas y las comunidades progresar, aspirar e inspirar”, asegura.

Edificio Semprún de UCU

Por su parte, Marcos Soto, actual decano de UCUBS, se ocupa de reflexionar sobre la manera en que el Edificio Semprún representa la mirada hacia al futuro de la escuela de negocios.

“Semprún representa mucho de lo que queremos ser y transmitir como escuela de negocios. Los espacios hablan de quién los habita y también de las intenciones. En este edificio encontramos un lugar inspirador, acogedor, con los estándares más elevados. Es un lugar que está dispuesto para el trabajo en equipo y para incentivar la participación en clase, dos aspectos esenciales en los procesos de formación. Además, su diseño es elocuente. Desde que se ingresa nos encontramos con un espacio a triple altura, una clara invitación a subir, a buscar que hay más allá, a no quedarnos en nuestro primer piso. Más identificado a nuestra propuesta, imposible”, expresa Soto.

Y concluye que su ilusión es, seguramente, la misma que la de los participantes y estudiantes. “Me ilusiona saber que quedarán impactados y conmovidos por formar parte de UCUBS y tener la experiencia académica en un lugar así”, dice el decano.

Opertti también usa la palabra ilusión para expresar su sentir. Dice: “Este nuevo espacio nos ilusiona y nos interpela aún más en lograr que la escuela sea un espacio de integración de saberes donde académicos, educadores y alumnos de muy diversas disciplinas y enfoques, dialogan, cooperan y construyen bajo el lema de unidad en la diversidad”.



Un 2022 a la altura

Tanto Soto como Opertti saben que al nuevo edificio hay que llenarlo de contenido y que, más allá de lo impactante, es esencial que los programas estén a la altura de las circunstancias.

UCUBS suma a sus programas actuales -MBA, Master en Finanzas, Master en Marketing y los programas de formación ejecutiva como el PDD o PDG- dos nuevos lanzamientos. Por un lado, el MiM, el primer Master in Management del Uruguay pensado para jóvenes profesionales de cualquier orientación de grado que busquen iniciarse en el mundo de las organizaciones y los negocios. Y, por otro, la Maestría en Asesoría y Gestión Tributaria.

“Nuestros programas se actualizan y se renuevan y el desafío permanente es mantener una oferta atractiva, innovadora y de calidad”, dice Soto.

Opertti, por su parte, cuenta que, para 2022, en el Edificio Semprún la Escuela de Postgrados alojará a 12 áreas diversas de saber.

Estas son: Arte, Ciencias de Datos, Cambio Organizacional, Ciencias de la Salud, Comunicación, Deportes, Derecho, Educación, Mediación, Políticas Públicas, Psicología y Sostenibilidad. Entre otras iniciativas, se pondrán en marcha los programas nuevos de Maestría en Ingeniería, Derecho, Ciencias de Datos, Ciencias Odontológicas con diversas especialidades, Epidemiología Digital y Nutrición.

“La Escuela de Postgrados tiene una cartera de 26 programas nuevos en proceso de concreción y que esperamos tenerlo en funcionamiento en un espacio de dos años. El Semprún es un punto de inflexión en este proceso”, resume Opertti.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados