Rendición de Cuentas

Donaciones a liceos privados son 18 veces mayores que a ANEP

Los liceos públicos de gestión privada obtuvieron $ 133 millones.

Moña de escolares. Foto: Leonardo Carreño
Foto: archivo El País

Cuando Tabaré Vázquez terminó su primer mandato, la ANEP atraía el 98% de las donaciones especiales que las empresas hacían a la educación primaria, secundaria y técnica. Desde entonces la captación de donativos en el sector público ha ido en picada y el año pasado los liceos privados (gratuitos) recibieron 18 veces más dinero.

Solo el Liceo Impulso obtuvo más de $ 68,5 millones en 2017; nueve veces más que todo lo recibido por la ANEP ($ 7,5). De hecho entre las diez instituciones que más donaciones absorbieron en 2017, la mitad son liceos privados gratuitos (a Impulso se le suman Los Pinos, Providencia, Jubilar y Francisco).

Este desbalance que muestra el proyecto de Rendición de Cuentas que el Poder Ejecutivo envió al Parlamento el sábado, ha hecho que la ANEP saliera a pedir más donaciones para financiar algunos proyectos concretos. Por un lado, motivada por una necesidad financiera y por otro, para "generar un mayor involucramiento de la sociedad", había dicho Wilson Netto, presidente del Codicen.

Según Netto, la ley de donaciones especiales está vigente y la ANEP tiene el derecho de ir a captar esos donativos. Refirió a la ley 19.149 del 24 de octubre de 2013, la que da beneficios fiscales a las empresas donantes (la exoneración es hasta un 81,25% del monto donado).

Esta ley "es una transferencia de fondos públicos hacia los privados", porque es "plata que el Estado no cobra para apoyar a los institutos educativos privados", criticó José Olivera, secretario general de la Federación Nacional de Profesores de Enseñanza Secundaria (Fenapes). De ahí que para esta Federación sea necesario eliminar las exoneraciones.

En los próximos días la Fenapes estudiará el anexo de la Rendición de Cuentas que detalla las donaciones, aunque Olivera adelantó que "estos datos confirman lo que la Federación viene diciendo: "los públicos están perdiendo financiamiento por los privados, y la existencia de estos últimos es una demostración de la ineficacia del Estado".

Para Pablo Da Silveira, asesor en educación de Luis Lacalle Pou, los datos confirman algo muy distinto: "los donantes entienden que poner plata en esas instituciones (privadas) es hacer un buen uso del dinero". Es que el egreso en estos liceos privados es "mucho mayor" que en los públicos y, por tanto, "una inversión más efectiva". El asesor entiende que "la verdadera razón por la cual los sindicatos se oponen es porque hay un punto de comparación que los deja mal parados".

Da Silveira defiende el derecho de las empresas a decidir a dónde irán a parar sus impuestos, algo "que ya existe en varios países de Europa y Estados Unidos". Y agregó: "cualquier forma de escándalo ante esta financiación solo refleja ignorancia respecto a cómo funciona el mundo".

Pero su postura no es compartida por todo el espectro político. La senadora del MPP Ivonne Passada insiste en que se deberían topear las donaciones a privados y que pa- ra el incentivo ya existen las exoneraciones fiscales a los colegios.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º