ESTUDIANTES A LAS URNAS

Comienza la recta final para las elecciones universitarias: sepa si está habilitado a votar

Los universitarios elegirán a la Asamblea General del Claustro, las asambleas del Claustro de cada facultad y los consejos de cada servicio

Un hombre sube las escaleras dentro de la Universidad de la República. Foto: Estefanía Leal
Un hombre sube las escaleras dentro de la Universidad de la República. Foto: Estefanía Leal

Las elecciones universitarias, uno de los comicios que con al menos 306.282 habilitados a votar moviliza más personas, empieza su recta final. La Corte Electoral recibirá hasta la tarde de hoy las hojas de votación de quienes se postulen y, en menos de un mes, estudiantes, docentes y egresados de la Universidad de la República (Udelar) serán convocados a las urnas.

La pandemia del COVID-19 hizo que en este segundo semestre del año se concentren al menos diez elecciones que requieren del control de la Corte. Ocho de estas votaciones ya tienen fecha, pese a que en la mayoría de los casos el día original había sido pospuesto por la emergencia sanitaria. En cuanto a las elecciones universitarias, estas estaban previstas para agosto de 2020, luego se corrieron para mayo de 2021, para junio, y finalmente, se realizarán el 29 de setiembre.

Ese último miércoles de setiembre, entre las ocho de la mañana y las siete de la tarde, los universitarios elegirán a la Asamblea General del Claustro, las asambleas del Claustro de cada facultad y los consejos de cada servicio (ya hay 225 hojas registradas para los postulantes a los distintos organismos).

Haciendo click aquí podes buscar en el padrón de las elecciones universitarias si estás y dónde te toca votar.

Para aquellos que están habilitados -entre ellos los estudiantes que hubiesen rendido por lo menos un examen o ganado un curso en los dos años anteriores al de la elección, los docentes que tengan al menos un año de antigüedad y los graduados con títulos expedidos por la Udelar- la participación es obligatoria. Salvo que exista una justificación -para la cual hay 60 días posteriores al acto eleccionario para presentar el comprobante-, aquel que esté habilitado y no concurra a votar será sancionado.

Si pertenece al orden estudiantil, la sanción implica la imposibilidad de rendir exámenes durante dos períodos consecutivos. Si se trata de un docente o un egresado, tendrá que pagar una multa de cinco unidades reajustables (a valores actuales son unos $ 6.700).

El reglamento obliga a los adultos muy mayores a votar igual, salvo que exista una constancia médica de por medio que pueda justificar lo contrario.

Pese a que no se admite el voto epistolar desde el exterior, para algunas circunstancias esta elección sí permite el sufragio por correspondencia dentro del territorio nacional. La enorme mayoría de los electores, sin embargo, deberá concurrir al circuito de votación que, por lo general, queda en su sede universitaria o cerca.

Hasta la noche de ayer, la planilla de la Corte Electoral contaba con 887 circuitos en Montevideo y otros 228 en el resto del país. Pero las autoridades electorales aún están afinando el plan. Esa es otra de las logísticas que cambió la pandemia: a efectos de que no haya tanta aglomeración de personas en aquellos servicios con más electores -como ocurre en la Facultad de Medicina, por ejemplo- esta vez habrá circuitos descentralizado en oficinas no universitarias.

El rector de la Udelar, Rodrigo Arim, había dicho en una entrevista con El País que la Universidad “tiene una estructura que fue pensada para el año 1958”. Lo decía en referencia a que la ley orgánica vigente data de ese año, cuando hoy la “universidad es diez veces más grande que en 1958, mucho más dispersa geográficamente y con un nivel de adscripción a la generación de conocimiento que no teníamos en el 58”. Y una de las manifestaciones de ese problema, explicaba, se observa en las elecciones universitarias.

Ocurre que algunos de los servicios son nuevos y tienen desfasada la elección de sus consejos (como pasa en Comunicación), otros tienen voz, pero no voto en la Asamblea General del Claustro (como Nutrición, Música y Educación Física), y hay quienes no tienen voto en el Consejo Directivo Central. Eso deja a algunas facultades en desventaja sobre otras. Lo mismo pasa con los centros universitarios del interior.

La Corte pone a sus motores a toda marcha

En menos de cuatro meses la Corte Electoral tiene que coordinar unas diez elecciones, incluyendo las masivas universitarias, del Codicen y BPS. Eso se da al mismo tiempo que la institución valida las firmas para impulsar un referéndum revocatorio de 135 artículos de la LUC. Hasta ayer la Corte llevaba aceptadas 200.066 firmas. Otras 12.614 están en proceso de aceptación, aunque debían pasar por el cotejo dactiloscópico o por rastreo. Y hay 21.831 que fueron rechazadas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados