Debate en la Educación

Cambios en la designación de abanderados: Muñoz no apoya

La Inspección de Primaria impulsa cambios que la ministra ve extremos.

María Julia Muñoz sostiene que es importante premiar la capacidad. Foto: M. Bonjour
María Julia Muñoz sostiene que es importante premiar la capacidad. Foto: M. Bonjour

La propuesta de la Inspección técnica de Primaria para cambiar los criterios para designar a los abanderados en las escuelas generó críticas de políticos y de la propia ministra de Educación, María Julia Muñoz. La nueva propuesta apunta a que la elección se haga en la primera quincena de marzo con todos los escolares que hayan llegado al último año, sin importar su nivel de asistencia previo ni las notas que hubieran obtenido, informó El País el sábado.

La ministra le dijo a Montevideo Portal que “no estaría bien” y que es importante “premiar la capacidad, la entrega y la dedicación hacia el estudio y el trabajo”. “Deben considerarse las dos situaciones, que sea buen estudiante y que tenga capacidad para su relacionamiento social”, reflexionó la ministra. “Estimular buenos alumnos es importante”, consideró la ministra para quien la iniciativa resulta “extrema”.

En una línea similar el diputado colorado Ope Pasquet escribió en Twitter que “ en Primaria quieren prescindir totalmente de la escolaridad para elegir a los abanderados: los elegirán sus compañeros, serán rotativos y no reelegibles”. “El reparto igualitario de los honores, los devalúa. Si el mérito no importa, se iguala hacia abajo”, advirtió.

Su correligionario el senador José Amorín reflexionó que “les da alergia respetar méritos o rendimiento”. “Alguien del MIDES dijo “la meritocracia es la excusa del capitalismo”. Les fascina debatir lo simbólico para evitar lo fundamental. Tanto como emparejar hacia abajo”, reflexionó.

El senador Pedro Bordaberry retuiteó la nota de El País y agregó: “la educación y meritocracia en tiempos de populismo”.

El diputado socialista por Soriano, Enzo Malán, quien es docente, había llevado adelante, hace dos años, una propuesta similar a la que ahora impulsa la inspección. Malán pretendía eliminar del todo la elección del abanderado y que existiera un sistema rotativo que “no coloque sólo a unos pocos en el podio y deje a la mayoría afuera”. En 2016 Malán dijo a “Búsqueda” que algunos padres “entran en la obsesión y llegan a organizar meriendas compartidas y demás con tal de que su hijo o hija sean votados en la elección; es decir que hacen una suerte de campaña proselitista”.

La propuesta

La inspectora técnica Milka Shannon explicó a El País que “la nueva concepción, como sucede en la vida real, es que todo alumno pueda ser elector y elegible”.

Hoy los alumnos que llegan a quinto de escuela con calificaciones de “muy bueno” o más, con buena asistencia y conducta, son candidatos a ser abanderados. Y a partir de esa selección se abre la votación. Así lo dispuso una circular de 1990 que sigue vigente.

La nueva propuesta, en cambio, establece que la elección se haga en la primera quincena de marzo con todos los escolares que llegaron a sexto sin que vayan a importar ni sus notas ni su asistencia. Los alumnos votarían y en base a los resultados se generaría el ordenamiento.

Los seis niños más votados se alternarían sucesivamente para llevar la bandera uruguaya en caso de que se realicen seis actos patrios durante el año escolar. Los siguientes seis más votados llevarían la de Artigas y los otros seis que los sigan la de los Treinta y Tres. Salvo en caso de que una clase tuviese muy pocos alumos un mismo niño no podría repetir el rol de abanderado.

Inspectora es contraria a "funcionar con premios"

La inspectora Milka Shannon entiende que “en la sociedad actual no debemos funcionar con premios”. Entiende que ni siquiera la mala conducta de un escolar “debe ser un impedimento para el reconocimiento porque en la práctica los propios compañeros no suelen apoyar a quien se porta mal”. “Todo alumno puede ser elector y elegible”, consideró.

El diputado colorado Ope Pasquet, por el contrario, entiende que “en una democracia está muy bien que la ciudadanía elija a quien quiera, pero en la escuela es bueno que se reconozca el mérito” porque, si eso no ocurre, “se termina desestimulando el esfuerzo”.

La votación se realizaría entre todos los alumnos inscriptos para sexto año con ciudadanía natural o legal lo que excluiría a los inmigrantes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º