LIBROS DIGITALES

ANII puso fin al plan piloto que ofrecía libros a estudiantes de carreras terciarias

Desde el 2019 hasta junio del 2021, la plataforma tuvo 10.000 usuarios activos, lo que representa el 5% de estudiantes de carreras universitarias de todo el país.

Libro digital. Foto: Pexels
Libro digital. Foto: Pexels

La Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII) puso fin a Timbó Biblo, una plataforma piloto que se creó en 2017 y ofrecía el acceso digital a libros universitarios, para estudiantes y docentes de las carreras de Ingeniería, Medicina y Ciencias Económicas.

Según explicó a El País el presidente de la ANII, Flavio Caiafa, para su creación se necesitó de un préstamo del Banco Mundial, pero su "ejecución" tuvo "muchos problemas". “Se atrasó mucho. Los plazos y los procesos del Banco Mundial no se ajustaban a la forma de trabajar de ANII. Y, en definitiva, un préstamo que tendría que haber desembolsado un total de US$1.800.000, terminó dando cerca de US$500.000”, afirmó.

Por ese motivo, Caiafa explicó que “ANII tuvo que invertir de su parte US$422.000 que no estaban previstos”.

Hoy el costo anual de Timbó Biblo es de US$500.000. Por eso, Caiafa afirmó que "como piloto funcionó". "Ahora, ANII no puede asumir costos operativos de la suscripción", dijo y explicó que, una vez que los proyectos empiezan a funcionar, la idea de la agencia es que “el beneficiario de ese proyecto sea el encargado de expandirlo”.

Pero este no fue el único motivo que derivó en su cierre. El presidente de ANII dijo que, si bien “el piloto sirvió para demostrar que la plataforma y que el concepto de libros digitales podía funcionar”, el programa en sí presentó ciertos “problemas técnicos”. “Si quisiéramos escalar ese piloto a más carreras habría que hacerla de nuevo y elegir otra solución tecnológica”, sostuvo.

Además, Caiafa agregó que este tipo de proyectos “no son parte del foco que hoy tiene la agencia para promover la investigación e innovación”. En ese sentido, Caiafa explicó que lo que hace ANII es “compartir riesgo inicial de los proyectos”, que “permiten a los dueños de esa innovación, validar que es posible, que técnicamente es viable, pero el escalamiento de cómo se lleva ese prototipo para todos los usuarios es algo que no puede financiar ANII”.

En ese sentido, dijo que desde ANII se habló con las tres universidades participantes (Udelar, UCU, ORT) para explorar el interés de ellas de invertir en ese servicio y, si bien valoraban lo que la plataforma podía ofrecer, “la capacidad que tenían para invertir era muy limitada.”

Caiafa explicó que la "inversión en Biblo no parece ser prioritaria" para las universidades, ya que "tienen otras formas de acceder a la bibliografía". "Está resuelto por otros mecanismos. Cada universidad tiene su biblioteca. Los estudiantes acceden a apuntes proporcionados por las mismas universidades", sostuvo. 

En sus años de funcionamiento, que fueron desde el 2019 hasta junio del 2021, la plataforma tuvo 10.000 usuarios activos, lo que representa el 5% de estudiantes de carreras universitarias de todo el país. Además, en total la plataforma contaba con 396 libros que pertenecían a las tres carreras mencionadas.

“Si podemos financiar un proyecto de innovación, pero lo que no podemos hacer es que se convierta luego en un servicio que requiera un apoyo permanente, porque eso lo que haría es consumirnos muy rápidamente el presupuesto anual”, dijo y explicó que hoy, ese monto está en el orden de un $1,400.000.000.

En junio de este año se terminó el último contrato con las editoriales que formaban parte y la plataforma quedó cerrada. Ya que, de quedar abierta, aún cuando no tiene ningún libro suscrito, seguiría significando un costo operativo para la agencia. Sin embargo, Caiafa explicó que eso no significa que en un futuro, todo ese trabajo no se pueda retomar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error