INVERSIÓN EN INFANCIA

La ANEP comenzó a recibir llaves de los 11 jardines construidos bajo la modalidad PPP

La Administración Nacional de Educación Pública comenzó a recibir las llaves de los jardines construidos bajo la modalidad de Participación Público Privada.

Robert Silva, presidenta del Codicen, visita un jardín construido bajo el régimen PPP en Las Piedras. Foto: Francisco Flores
La directora del jardín N°202 de Las Piedras, la directora general de Primaria y el presidente del Codicen ya tiene las llaves. Foto: Francisco Flores.

En el silencio de la pandemia y de las vacaciones de invierno, la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) comenzó a recibir las llaves de 11 jardines de infantes (de 44) que fueron construidos bajo la modalidad de Participación Público Privada (PPP). Se trata de la mayor inversión en ladrillos -o en hormigón visto y aluminio, para ser más exactos- de la educación inicial.

Ana Claudia Sabalsagaray, la directora del jardín N° 202, en Las Piedras, contiene el llanto detrás del tapabocas. A su lado, el presidente del Codicen, Robert Silva, aclara que esta “no es una inauguración, es solo la puesta en funcionamiento” de una obra que había impulsado la anterior administración y que, “la comunidad educativa celebrará como se merece” cuando el COVID-19 dé una tregua.

En la primera semana de agosto, cuando los estudiantes vuelvan a las aulas tras el receso, los 324 niños de este jardín ya no verán el viejo edificio de dos plantas con una escalera ciega que más de una vez asustó a padres y maestros. En su lugar, a pocas cuadras de la vieja construcción, percibirán un enrome comedor (o sala multiuso, como le dicen los arquitectos) que conecta a cinco salones y un espacio de psicomotricidad.

Es el segundo lunes de las vacaciones de invierno y en la esquina de Libertad y Garibaldi, allí donde se aprecia el enorme molino de energía eólica de Las Piedras, más de una decena de señoras visten la túnica blanca. Son las maestras de los dos turnos del jardín que, pese a estar de receso, se hicieron presentes junto a los padres de la comisión fomento en la toma de posesión del local educativo.

Jardín de infantes construido bajo la modalidad PPP. Foto: Francisco Flores
Jardín de infantes construido bajo la modalidad PPP. Foto: Francisco Flores

El portero -que es parte de la empresa constructora, la misma que tendrá que mantener y limpiar el local por al menos 20 años- escanea con sus palabras a cada uno de los que ingresan. Porque este régimen PPP, una modalidad que Uruguay ya practicó en cárceles y vialidad, está dando sus primeros pasos en la educación y los límites entre lo público y lo privado se están asentando.

Hasta al mediodía de ayer, este centro educativo de 762 m2, que por ahora luce un blanco inmaculado, pizarrones sin rayones y banquitos de colores primarios, era propiedad de una constructora privada. Ahora las llaves las tiene la educación pública. Mientras duran los turnos de clase, Primaria se hace responsable. Tras el timbre final, la posta la toma el privado, hasta el día siguiente. Y así…

El 10 de marzo de 1892, la maestra Enriqueta Compte y Riqué fundó el primer jardín de América Latina. Fue en Uruguay.

Más de un siglo después, estas obras PPP son, para Robert Silva, “una política nacional de ampliación de la cobertura de niños de tres años y el afianzamiento de cuatro y cinco”.

Buena parte de las obras nuevas en educación estaban concentradas en cuatro llamados bajo la modalidad PPP. El primero, este de 44 jardines que albergarán a más de 11.000 niños, quedará finiquitado en los próximos meses. Lo mismo ocurrirá, en teoría, con el segundo pliego (ya están los cimientos de los gimnasios de los polos deportivos y las escuelas). El tercer llamado “puede que tenga una mínima modificación, pero se va a hacer”, aseguraron en la presentación de ayer. Pero el cuarto, “hay grandes chances que no salga”.

Jardín construido bajo el régimen PPP en Las Piedras. Foto: Francisco Flores
Cada salón tiene salida independiente al jardín exterior. Foto: Francisco Flores.

“Hay que atender la realidad del país, aunque todavía no está del todo definido qué se hará con PPP 4”, dijo el presidente del Codicen. “Tenemos compromisos asumidos por la anterior administración que nos condicionan en nuestro accionar: para 2024 es un acumulado de $ 3.500 millones solo en planta física y mantenimiento”.

Según la proyección de crédito 2020 de la ANEP, el 91% del presupuesto irá a parar al pago de salarios. Del restante 9%, más de la mitad lo insumirán los gastos de funcionamiento y menos del 4% serán inversiones.

En este sentido, Silva dijo que bajo su gestión se cambiará la política: “se ampliará lo que sea necesario, pero el foco estará en el mantenimiento de lo que ya existe”.

La ANEP, como ente autónomo, tiene la posibilidad de enviar al Parlamento su propio mensaje presupuestal. Estos días, los consejos de la enseñanza están ultimando las cifras y el armado del articulado.

Jardín de infantes construido bajo la modalidad PPP. Foto: Francisco Flores
Jardín de infantes construido bajo la modalidad PPP. Foto: Francisco Flores

Los sindicatos todavía no han tomado conocimiento del texto. Recién el 3 de agosto será la primera reunión bipartita. Pero ayer Silva dio una pista: “el presupuesto anual hoy es de $ 76.000 millones por año, en buena medida se tratará de optimizar los recursos con los que ya se cuenta”.

Hoy, en el marco de las mismas PPP, el INAU recibirá el primer CAIF construido bajo esta modalidad. Y allí también se abrirá una discusión presupuestal sobre el gasto en infancia: uno de los ítems en el que había acuerdo interpartidario.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados