INTENDENCIA DE SALTO

Ediles denuncian trabajo infantil en vertedero de Salto

La comuna admitió la situación: “La lucha es constante”, sostuvo.

Malos aires: desde diciembre vecinos se quejan por el humo. Foto: Luis Pérez
Malos aires: desde diciembre vecinos se quejan por el humo. Foto: Luis Pérez

En medio de la controversias entre los vecinos de los alrededores del vertedero municipal de Salto que reclaman a la Intendencia desde fines de diciembre del año pasado que controle el fuego y la humareda constante que surge de la quema de basura, ahora se sumó una denuncia realizada por ediles de la oposición, que acusaron a la administración comunal de permitir que niños cumplan tareas de hurgadores en el predio. Los ediles del Partido Colorado, María de los Ángeles Márquez y Glodomar Fraga, constataron esta situación irregular luego de entrevistarse con los damnificados y visitar el predio. Observaron que los niños trabajaban como hurgadores junto a personas mayores.

El director de Recolección de la Intendencia, Fernando González, reconoció la situación en una nota publicada en Diario Cambio, pero sostuvo que es "incontrolable". "La lucha es constante: se hace la denuncia policial, los retiran y al poco tiempo están de vuelta", explicó González.

La queja.

Desde hace varias semanas, vecinos, en su mayoría productores hortícolas con plantaciones en las cercanías del vertedero a cielo abierto, impidieron el ingreso de camiones recolectores municipales por algunas horas en protesta por el fuego reinante y las espesas columnas de humo que emanan por la quema de residuos. Según cuentan, los problemas comenzaron el pasado 27 de diciembre y "no ha dejado de afectarlos ni un solo día".

Si bien la comuna extinguió las llamas, la situación permanece igual para los vecinos que reclaman que desaparezca completamente el humo. "Si la semana próxima no se cumple con lo prometido por jerarcas de la Intendencia volveremos a no permitir el ingreso de los recolectores para descargar, pero en este caso con más gente y no por unas horas", anticipó Héctor De Souza, uno de los principales damnificados por la cercanía con el vertedero. "Tenemos derecho a respirar aire no contaminado", subrayó.

Con el objetivo de que el vertedero deje de funcionar a cielo abierto, el director de Higiene de la Intendencia, Pablo Cesio, informó que junto con la Dinama y el Mides se encuentran elaborando un plan de gestión de residuos sólidos urbanos.

Realizarán, a su vez, un llamado a licitación para contratar una consultora que diagnostique la situación actual y las futuras acciones a implementar, pero adelantó que la solución puede llevar más de un año.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)