vea el video

Edgardo Novick: de feriante a empresario y ahora por la Intendencia

Edgardo Novick disfrutaba de acomodar cada naranja y cada frutilla en el puesto de frutas y verduras que tenía su padre. Era una feria barrial, pero él siempre pensó que con una buena presentación, podían lograr atraer a muchos más clientes. Además, caminaba entre los puestos, miraba, analizaba y pensaba cómo podían ser mejores.

Desde los 14 años trabajó así con su padre. Empezó Ciencias Económicas, pero abandonó porque tenía poco tiempo para estudiar. Se metió en el negocio de la vestimenta y desde entonces ha optado por innovar en la misma medida en la que busca "cuidar cada peso". Instaló la tienda La Cancha y con la indumentaria deportiva logró un gran éxito. Muy rápido se volvió un destacado empresario.

También tuvo grandes resultados en el rubro gastronómico con los restaurantes La Mostaza y Don Peperone (firma que vendió) y hoy, a los 58 años, tiene un hotel y es uno de los dueños del Nuevocentro Shopping. Afirma que no tiene secretaria ni oficina porque considera clave —y le gusta— estar "en la calle", recorriendo sus negocios y en contacto con sus empleados.

"Toda la vida recorrí Montevideo y siempre me gustó hablar y escuchar a la gente, desde que estuve en la feria hasta cuando vendí ropa o ahora con mis tiendas", contó Novick en entrevista con El País.

El empresario dijo sentirse "joven, con fuerza y con ganas de dedicarle todo mi tiempo a Montevideo, como forma de devolverle a la ciudad todo lo que me ha dado", y por eso se lanza como el tercer candidato a intendente de la capital por el Partido de la Concertación.

Gestión.

Novick entendió que los principales problemas de Montevideo tienen como punto en común una "mala gestión", desde la basura en las calles y las carencias del transporte hasta los constantes enfrentamientos de la IMM con Adeom.

Afirmó que como empresario puede aportar un gran impulso en ese sentido y dijo estar confiado en que gran parte de los asuntos que hoy más preocupan a los montevideanos se pueden solucionar con buenas decisiones y sin depender de tener más recursos.

"Lo primero que hay que hacer es un gran inventario de lo que hay en Montevideo. Ordenar los números, hacer un presupuesto bajo, tratar de que no se deba más dinero y no cobrar más impuestos", señaló, y agregó que si es electo intendente "al otro día dejo de administrar todos mis negocios".

En ese marco, dijo que en la elección departamental la gente ya no va a votar por ideología, como cree que sí ocurrió en octubre y noviembre, y afirmó que se optará por la persona que "mejor pueda administrar el departamento".

"Me tengo mucha fe porque administrar y gestionar es lo que hice toda mi vida. Cuidamos el peso a peso, y si la Intendencia hoy tiene ingresos por US$ 450 millones y egresos por más de US$ 600 millones, no se puede hablar de hacer tantas cosas y pensar en tener un gran Montevideo si no se arregla el presupuesto", planteó Novick.

Afirmó que hace un año que viene estudiando distintos aspectos de la ciudad y durante la entrevista manejó varias cifras e indicadores. En tanto, entendió que en el Frente Amplio la candidata a vencer es Lucía Topolansky y no Daniel Martínez.

Sobre la senadora se preguntó "qué capacidad tiene para administrar" y afirmó que "no ha mostrado ganas de querer ser intendenta. Y yo tengo ganas, fuerza y quiero dedicarle el 100% de mi vida a Montevideo", avisó el empresario que espera dar un gran salto a la política.

"Ser sensatos"

Novick se refirió a las propuestas de los candidatos oficialistas y de oposición en materia de transporte para la capital, quienes hablaron de instalar trenes, tranvías o un metro. Dijo que "hay que pensarlo", pero subrayó que se debe ser "sensatos". "No hay que vender espejitos de colores a los montevideanos; hay que planificar y pensar el futuro, pero primero arreglemos el tránsito y las calles que tenemos", afirmó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º